lunes, mayo 31, 2010

Exclusivo: el mensaje extraviado del episcopado


Desconozco las causas por las cuales el documento no llegó a la luz, pero me aseguran que existe. La parte que me llegó dice así:



Mensaje de la Comisión Permanente del Episcopado Argentino sobre los festejos del Bicentenario

Con grata sorpresa y alegría, todos los argentinos presenciamos la semana pasada una auténtica fiesta popular, en torno del nacimiento de nuestra patria. Además de la producción artística, que remos destacar sobre todo el clima de paz y concordia que reunió en todos los festejos, lejos de aquellas acciones y prácticas de crispación, en la que los argentinos estábamos sumergidos. De hecho nosotros mismos como pastores, debemos reconocer que no supimos ver en el pueblo, esta alegría que estaba latente y muchas veces sólo nos detuvimos en aspectos que considerábamos negativos. Decíamos en un documento anterior, que la patria merece un algo inédito. y que era hora de pasar de habitantes a ciudadanos. Debemos pues, felicitarnos como argentinos y argentinas por haberlo logrado, en armonía y en paz.

Que al virgen del Luján nos mantenga en este camino

Comisión Permanente del Episcopado, Buenos Aires, sin fecha.

5 comentarios:

manuel el coronel dijo...

Se fijo bien en Clarín Avallay, seguro que lo publicaron!

RDM dijo...

Fíjese bien, Don Roque. Está ahí, justito al lado de la nota de Ventura del site de La Nación del viernes pasado.

Lo que no me banco es ese tonito irónico que Ud. usa para referirse a la jerarquía de nuestra Santa Madre. Por eso es que estamos todos siempre crispados. Por estos bloggers a sueldo, como Ud., que no termina de entender que lo guardaron para preservarlo de las malas interpretaciones y el maltrato de las hordas desenfrenadas del vicio y el odio.

Imagínese, con tanto negro pobre que había en la calle la semana pasada. Si no lo hacen un bollo para jugar al fútbol en patas, seguro que lo venden a los coleccionistas de papel pintado para gastarse la guita en el bingo y la falopa. Menos mal que estuvo el Senador Sanz advirtiendo a todos de la situación.

Un abrazo. Pero aflójeme un cachito, viejo...

RDM

Anónimo dijo...

Dotorrrr... Yo confieso ante Dios Todopoderoso, y ante Ustedes, hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y OMISIÓN.

Dany Turco

Avallay dijo...

Eso turco omisión!!!!

Anónimo dijo...

Espero que la santa jerarquía entre otros con similares tendencias apocalípticas puedan entender esa manifestación de alegría y sentido de pertenencia.