viernes, diciembre 26, 2014

Debe. Haber. Algo.



Hace un año, hacía un calor considerable. Varios o muchos sufrían cortes de luz. Las policías provinciales estaban, digamos, un poco inquietas. Hace onde meses, terminaba una devaluación que en 8 meses depreció el peso un 60%. Cuando febrero asomaba la nariz, uno podía pensar que el resto del año podía ser una proyección de enero, pero claro agravada por la acumulación de los meses y las expectativas políticas y económicas a la baja. 
No sucedió. Lo diarios especializados en economía, y los duramente opositores, auguraban la renuncia de Kicillof incapaz de contener la inflación (sumada a las ya "seguras" renuncias de Capitanich, no olvidemos); la inflación anualizada por las consultoras trepaba al 60%; el dolar, en ese clima, andaría ya para septiembre cerca de los $20. Los productores agropecuarios demoraron la venta de granos y oleaginosas, esperando ese corrimiento que nunca llegó. Políticamente hablando, hasta ese mismo mes primaveral, Scioli, Macri y Massa, ya se sentían inexorablemente presidentes cada uno de ellos, acaso de países diferentes.
El gobierno mantuvo sus apuestas precisas: sostener la economía todo lo que se pudiera (allí habrá que ver lo que sucedió en el empleo sin duda, pero destrabó el escenario semi catástrofe de enero) y mantener la iniciativa política. 
La cuestión política se vio "condimentada" por algunos factores claves, que en definitiva terminaron siendo correctamente aprovechados por el gobierno nacional, es decir por el FPV que conduce Cristina Fernández.
Por una parte el triunfo en PBA de Massa en 2013, se fue lentamente vaporizando, ante una realidad mucho mas compleja: el armado de alianzas con vistas a 2015. De ese síndrome tampoco pudo escapar el FAUNEN, ni el PRO. Todos deben definir junto a quienes deben encarar la contienda presidencial, si desean sentarse en Balcarce 50. Carrio, a su modo un poco incomprensible, lo fue expresando durante todo el año: si queremos ganar, hay que sumar a Macri; los radicales aun discuten esta posibilidad con los tiempos algo lentos del partido. El caso es que esta discusión interna, los fue obligando a todos a utilizar el fuego en el frente interno, dejando algunas chispas, algún fogonazo dirigido al gobierno nacional, y a Scioli, de paso. En ese marco, el gobierno volvió a insistir por una parte con la inversión ferroviaria, no desatender la cuestión social (recordemos que a principio de año se lanzó el programa PROGRESAR) y mantener la iniciativa de la mano de la dimensión institucional sancionando en el congreso el nuevo Código Civil y el Código Procesal Penal (y creando el fuero del consumidor), mientras pidió en la ONU una regulación institucional mundial, para detener el avance de los fondos buitres. Volvemos sobre algo que hemos dicho otras veces: el kirchnerismo es un gobierno altamente institucionalista; solo que no es partidario de las mismas instituciones que defienden otros Con eso y de la mano de la mano de los precios contenidos en el segundo semestre (cuidados diríamos) el gobierno ingresó a diciembre bajando las expectativas que parecían de calendario escolar par aes emes: saqueos, disturbios, protestas. Casi nada de ello ocurrió. Y por si fuera poco, el dato regional fundamental: elecciones en Bolivia, Brasil y Uruguay, negaron el fin de ciclo para esos tres países, y por tanto renuevan aires para la región en esa vía, lo cual comprende a la Argentina. La pregunta repetida de si el electorado argentino de pronto se correrá a al centro derecha, es una pregunta que puede estar mal planteada y cuya respuesta, por otra, parte debe formularse teniendo en cuenta todo lo sucedido este año, y que brevemente mencionamos. 

Los meses que vienen serán políticamente ásperos, sin duda. Para la oposición la posibilidad o no, de lograr acuerdos que le abran un horizonte ya lejano de los festejos electorales del 2013. Para el FPV, lejano también un escenario de derrumbe, le queda la posibilidad de plantear los grados de ruptura y continuidad como bien ha dicho Mariano, respecto del futuro del FPV. En cualquier caso, Cristina entregará un país en condiciones notablemente mejores que casi todos sus predecesores, balanceando el debe y el haber. Algo de eso querrá quedarse en lo nuevo que empiece, como para seguir continuando. 

sábado, noviembre 29, 2014

Convocando a las reservas: la sociedad civil y la política

El Escriba, me envió un tw el otro día con una buena metáfora: "La CGT de la sociedad civil". Con esto hacía referencia al editorial del diario La Nación del sábado pasado: El esencial rol político de la sociedad civil. 
Allí se informaba de la obtención de la personería jurídica de la Confederación de la Sociedad Civil, un agrupamiento de tercer orden que nuclea a tres conglomerados en particular  el Grupo de Fundaciones y Empresas, al Foro del Sector Social y a la Red Argentina de Bancos de Alimentos. Algunas observaciones
1. El título ya es ambicioso: parece representar a la totalidad de organizaciones de la sociedad civil que existen en la Argentina, lo cual no está lejos, sino lejísimo de alcanzar; ese entramado en nuestro país es casi interminable, en número, presencia territorial, áreas temáticas y desde luego, perfiles ideológico y metodológicos (formas de acción/intervención). De todos modos podría pensarse que puede existir un espacio que reúna a estas organizaciones tan diversas; sin embargo lo que suele ocurrir es que las organizaciones mas grandes, con mas presencia mediática y con mayores recursos (una vinculada a temas de salud fue mencionada en los que tienen cuentas en Suiza) imponen su agenda ideológica en espacio cuyo ejercicio de las prácticas democráticas, no siempre es lo suficientemente "ágil". La sociedad civil es por sobre todo, tal cual lo definiera Hegel, un espacio de tensión, no un bloque homogéneo contra el Estado. (y esto es mucho más una observación empírica, que una apuesta ideológica).
2. La nota sugiere que esta Confederación sería un equivalente a la CGT o a la UIA. Curioso que ahora el diario pondere la organización corporativa, cuando fue siempre muy liberal en esta apreciación y tendió a ver en el sindicalismo a un actor faccioso.  Por otro lado, y continuando con la argumentación, mientras que la defensa del trabajo y del capital orientan a las dos primeras, no queda claro cual es es eje vertebrador de la sociedad civil, en sentido amplio.  
3. La escala. Se mencionan los trabajos de distintas organizaciones, lo cual es siempre bueno y positivo para la democracia fomentar la solidaridad y el acercamiento al otro. Peor no olvidar nunca la cuestión de las escala: las OSC por si solas son solo una sombra de la escala que tiene el Estado para atender la cuestión social. El presupuesto de la AUH de un mes, supera al conjunto de fondos que movilizan las organizaciones. 
4. El esencial rol político. En esto hay un giro notable de otros editoriales pasadas, donde al sociedad civil es presentada como el espacio del altruismo, la solidaridad, siempre alejados de la política.  
5. Y nos lleva al último punto por mencionar: "señoras OSC, ustedes no están afuera de la campaña electoral del 2015". (campaña que según dicen, empezó con "la derrota electoral del gobierno en 2013") Su rol será el de llevar propuesta de políticas en todas las áreas a los candidatos, para que estos tomen en serio esos programas. En la reunión que cita se desarrolló en el Senado, participaron representantes de la oposición (ninguno senador, por cierto).
Un actor más, que buscarán sumar a la nuevamente errática campaña electoral opositora. 

miércoles, octubre 29, 2014

Maduro, Bachelet, Evo, Tabaré, Dilma ¿Y Argentina?

Falta un año para las elecciones presidenciales. Diez meses para las PASO. Las encuestas dicen que dicen que Daniel Scioli, Sergio Massa o Mauricio Macri, uno de ellos tres, será quien reciba la banda presidencial el 10 de diciembre de 2015, de manos de Cristina Fernández de Kirchner. ¿Será así?

El resto del post en ARTEPOLITICA

lunes, octubre 20, 2014

El valor del dolar y el valor de ARSAT



La semana pasada, muchos nos paramos frente al televisor a ver cómo salia el fuego y el humo alrededor del cohete. El hecho tuvo un cierto entusiasmo en muchas personas, a tal punto que los canales de noticias menos "amables" con el gobierno, no se perdieron el lanzamiento y también los transmitieron en vivo. Al día siguiente Clarín le dedicó la foto principal de su tapa; no así La Nación, o los diarios económicos que le otorgaron pequeñas fotos y alguna nota en su interior. 
En las columnas televisivas, en los diarios, y en los sitios web, quienes se referían al tema era gente vinculada a cuestiones de ciencias exactas, asuntos espaciales, de comunicación etc. No vi, no leí (quizás lo hubo) a ningún economista hablar del tema. Desde luego el impacto del satélite en la economía de coyuntura es casi igual a nulo; la apuesta, si Argentina sostiene estos niveles de inversión en el campo aeroespacial durante años, es a largo plazo (¿se acuerdan de los pedidos de política a largo plazo?). Me parece que esta cuestión tiene su pequeña historia. 

En 1976, cuando los militares usurparon el poder e instalaron la dictadura militar del Proceso, y con él una nueva política económica dispuesta a desarmar los restos de un proyecto de planificación e industrialización, supieron que una parte importante de ese proyecto estaba en la comunicación. No logro encontrar el año en el que comenzó a aparecer en televisión Juan Carlos de Pablo, quien se presentaba asimismo como un difusor de la economía para todas las personas, no para los especialistas, bajo el lema de "economía sin corbata". Mucho tiempo estuvo cerca de Bernardo Neustadt (el que le hablaba a doña Rosa). Y así, en el formato televisivo, los "expertos" en economía, comenzaron a dar clases televisivas, donde los ejes temáticos se vinculaban cada día mas a los ejes del modelo económico que se implantaba en la Argentina; de pronto el valor del dólar comenzó a ser más importante que el empleo; la rentabilidad de las empresas, mucho mas que el acceso a los servicios públicos. Y así ese modelo de periodista económico, llega hasta nuestros días, y los "expertos en economía" reducen las riquezas de esta ciencia social, a dos o tres variables de la economía financiera; de la economía real, es raro que puedan decir dos ideas importantes, salvo quizás algo sobre los precios (pero no de su formación, sino los mismos datos que cualquiera obtiene en la góndola). La economía se reduce así, a una mirada corta sobre lo financiero y desaparecen los análisis de la economía y la producción, la tecnología, las fuerzas laborales, las estrategias de desarrollo. 

Definitivamente el satélite les quedó fuera de órbita a nuestros expertos. 

miércoles, octubre 01, 2014

Cuando el Estado le quiere cambiar la manera de pensar a la gente

Fundamentos
...
Es precisamente allí, en el campo de la cultura, donde en definitiva habrá de ubicarse la confrontación entre democracia y autoritarismo, de cuya resolución positiva depende la actual etapa de transición. 
...
La Argentina puede convertirse en una experiencia piloto inédita a nivel mundial. 

El Estado democrático debe contribuir decisivamente a consolidar y acelerar ese aprendizaje, ayudando a que las rutinas democráticas se conviertan en hábitos queridos y ejercitados por la ciudadanía

Objetivos del programa:

- Incentivar los hábitos democráticos en una sociedad que estuvo sometida a un largo proceso de promoción y prácticas de conductas autoritarias.

- Apoyar el desarrollo y fortalecimiento del espíritu crítico, el discernimiento independiente, la defensa consecuente de los derechos humanos, la superación de los prejuicios y la intolerancia de todo tipo.

- Consolidar la dignidad de la persona, aumentar el interés por el conocimiento y estimular la maduración psicosocioal.

-Contribuir a la comprensión de las características propias del autoritarismo en la Argentina, su grado de arraigo en las distintas estructuras y prácticas sociales, y su manifestación en la vida cotidiana. 

- Recoger el enorme esfuerzo de investigación que sobre esta materia realizan las Universidades, centros y fundaciones, promoviendo su difusión y discusión masiva.

- Aportar, así, el enriquecimiento y utilidad social de la investigación existente a la identificación de áreas menos exploradas y a la multiplicación de nuevas investigaciones y acciones. 
....
- Difundir ampliamente el conocimiento y la práctica de metodologías participativas, racionales y solidarias. 


Bien usted supondrá que el texto copiado arriba, pertenece a la Secretaría de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional. Error. Se trata del Programa Nacional par ala Democratización de la Cultura (PRONDEC), llevado adelante por el gobierno del Dr. Raúl Alfonsín entre los año 1986 -y 1989, uno de cuyo referentes era Marcos Aguinis. ¿Usted que opina? 



jueves, septiembre 11, 2014

El Estado, otra vez

Hay una tensión algo curiosa en la Argentina y es que los debates sobre el sistema político, suelen ocupar mucho mas espacio que los que implican al Estado como institución y como orden. 
Y es curioso, porque el sistema político argentino ostenta hoy, el meritorio récord de 30 años de desarrollo democrático, con crisis importantes, pero que se resolvieron dentro del esquema que preveía la ley en cada caso.  Si alguna o alguno cree que esto no es relevante, lo invito a visitar cualquier período de la historia argentina previa a 1983. Con partidos que no responden a los manuales, las elecciones en el país son una rutina que desde luego depara algunas sorpresas pero sólo por sus resultados; se habla de reformas electorales "imprescindibles" para luchar contra el fraude, mientras este ha ocurrido de manera absolutamente periférica, no haciendo al nudo del sistema político. 
Mientras, el debate sobre el Estado no tiene la riqueza que demanda. Abandonar la lógica neoliberal sostenida en la competencia como fuerza motora del desarrollo, no ha sido fácil y las vertientes de un neodesarrollismo, no logran abrirse paso con fuerza. Lo que me queda claro es que algunas cosas escuchadas y leídas, no irían por ese camino. Parece que los problemas del Estado siguen vinculados al "exceso" de política y de sus actores "los políticos". Llueven discursos morales sobre las personas de los políticos y si fueran mejores todo lo bien que funcionaría el Estado. Y funcionaría mucho mejor si escucharan la voz de nosotros, los "expertos", que desde luego opinamos autónomamente y no comprometidos con mezquinos intereses. Ese discurso moralista encaja perfectamente con los candidatos que dan por agotado al kirchnerismo; agotamiento que no se limitaría a la presencia de un apellido, sino a una orientación del Estado. Ya está: terminó la época de los conflictos y ahora nos vamos a dedicar a administrar el Estado bien y a dejarnos de cosas de "politiqueros". Porque, dicen, el Estado funciona mejor en manos de los que no están políticamente involucrados. Ese camino nos aleja de las posibilidades de generar los cambios que faltan, porque la política deja de conducir para otorgar la primacía a la administración. Quizás la sociedad ya no tolera esos niveles de tensión política que implican dar vuelta algunas estructuras. Por eso, tal vez, preferimos pensar que todo recae en Boudou, y todo eso que tiene tanto olor a 1999. 
Finalmente, me parece, que una cuota grande, le cabe a la academia, al mundo de las universidades, donde no supimos, no quisimos o no pudimos, generar marcos teóricos y políticos que ayudaran a pensar un neodesarrollo que acompaña las voluntades de cambio. Allí también con frecuencia, hablamos más de actores políticos de cambio, que de estructuras estatales a cambiar.   

domingo, agosto 24, 2014

No figura en las encuestas

Dos imágenes. La primera, hace dos semanas estaba en un pueblo de la provincia de Buenos Aires. Leo en el diario local que se juntaron unos 50 jóvenes en torno del grupo de Julián Domínguez. Pero luego leo que Domínguez no había estado en esos pagos, sino que era una especia de Junta Promotora; me llama la atención la convocatoria, en particular en un municipio con gobierno radical. A eso le sumaría los encuentros del Grupo San Martín que el diputado promueve en distintos puntos del país.
La segunda, el acto del viernes de Jorge Taiana en la cancha de Ferro. Mucha gente, una gran convocatoria, par aun dirigente sin mucha presencia territorial cuya imagen pública proviene de su gestión al frente de la Cancillería.
El punto común de ambas imágenes es que los dos dirigentes "no figuran en las encuestas" te dicen los consultores. Lo cual si uno las lee, es cierto. ¿quiere decir ello no tienen posibilidades electorales? Me parece que la cuestión serán las formas de adhesiones de votos que se imponga.
Desde hace años venimos repitiendo el peso de los medios de comunicación, la imagen, el marketing en las campañas. Algunos han hecho de eso una religión. Especialmente candidatos. Como me decía una amiga, "se aseguran estar en todas las revistas de las peluquerías". ¿Será esta la estrategia triunfante, la que encaran Scioli, Macri o Massa? ¿La construcción territorial dejó de ser una opción relevante? La TV sigue siendo el espacio central para "figurar en las encuestas" y de allí generar un efecto multiplicador? ¿Pude un candidato confiar casi exclusivamente en el favor de los medios y olvidar esa presencia territorial? ¿Alcanza en trabajo con los referentes de base para dar el salto al mundo encuesteril? ¿o es inevitable anunciar el casamiento en lo de Tinelli?
 

domingo, agosto 03, 2014

Buitres, Estados

Es notable como, a pesar de la acumulación de declaraciones, argumentos, críticas y sentencias, los economistas no pueden aventurar el modo no en que terminará, sino como continuarán la disputa planteada en torno de los fondos buitres y su acecho. Creyeron que la sentencia de Griesa y el 31 de Julio obrarían mágicamente para pulverizar al kirchnerismo y cualquier otra pretensión de acción política en esta situación. no fue así. El gobierno argentino mantuvo su postura basada en la voluntad de pago, pero no bajo extorsión. Si alguno cree que la palabra es exagerada, basta leer la columna de hoy de Andrés Oppenheimer en el Nuevo Herald (aquí) luego de dejar en claro que detesta al gobierno, lo cual le da un valor distinto a sus dichos sobre Griesa. Algunos locales no pueden ver ni eso. 
La cuestión es económica, peor se ha basado centralmente en una cuestión política: Argentina argumenta económicamente que no puede aceptar el fallo (no podría pagar al resto, dejaría de brindar servicios a su propia población) pero le acompaña un tono político que es la que la lleva a sostener que no acatará el fallo en estas circunstancia de extorsión. En esto el país ha recogido adhesiones de distintas partes del mundo y de diversos espacios ideológicos. Sin embargo frente a los buitres, en términos reales y jurídicos, el Estado Argentino está solo ¿No debería aquí tener alguna injerencia el Fondo Monetario Internacional? ¿De todos los organismos multilaterales de crédito que tuvieron tanta injerencia en las políticas durante los 90, no existe uno con capacidad de regulación en este aspecto? La respuesta es obvia, no. Los fondos buitres se mueven por fuera de todo sistema de regulaciones, gracias en particular a la existencia de los paraísos fiscales. Por eso la conflictividad que enfrenta Argentina muestra que en el fondo, a pesar de la formación de innumerables agencias multinacionales empezando por la ONU, estamos mas o menos como en el siglo XIX, con los Estado periféricos, enfrentando con lo que pueden las fuerzas del mercado, hoy ya totalmente despegadas de los poderes estatales. Los "globalizadores" los que apostaron a las fuerzas de la globalización para el desarrollo, se chocan contra estos hechos, en donde la fuerza de esa globalización lo que ha permitido es la existencia de fuerzas totalmente fuera de regulación, pero que saben usar los poderes estatales en su beneficio (el sistema jurídico de los EE.UU) ¿Seguimos planteando reformas de nuestros sistemas políticos o de nuestros estados, ignorando la existencia de estas fuerzas? Parece ser un peligro recurrente sobre el que se repiten las propuestas. La posibilidad e una regulación financiera mundial mas que lejana parece imposible actualmente; la necesidad de replantear estos problemas a nivel regional, con aquellos países que pueden ser víctimas de situaciones semejantes, parece imprescindible; porque los estados de a uno, pueden repetir, también las experiencias del siglo XIX.

viernes, julio 25, 2014

Algunas (nuevas) precisiones sobre el “voto avenida”

Los amigos de la Paco Urondo, me han invitado a decir algunas cosas en un reportaje radial que ahora publicaron en la web con notable éxito (?).
Repasemos las dos ideas centrales: a) la importancia del “voto avenida” para el kirchnerismo. b) El rol de la presidenta Cristina Fernández en la interna del FPV. Este segundo punto queda para un siguiente post
El “voto avenida”. Además del deseo oculto de todo politólogo de lograr inventar un concepto que sea copiado y tomado por colegas e interesados, la imagen de “voto avenida” nos ayuda a comprender en términos geográficos, dónde perdió la mayor cantidad de votos el kirchnerismo comparando 2013 con 2011. En su momento hubo aquí un post sobre este punto, incluso una nota en El Estadista. Mirando el siempre excelente trabajo de Andrés Tow, Andy para los amigos,  también trabajos hechos por el Ministerio del Interior e incluso por el diario La Nación, la georeferenciación de los votos (por mesas ganadas y perdidas), nos indicó de la elección de 2013, dos datos claves: 1. El efecto Massa se impuso de manera notable en la 1° sección electoral; es decir ganó por muchísimo en Tigre y por mucho en los municipios vecinos. 2. Insaurralde, fue menos votado en las mesas que se ubican en torno de las grandes avenidas del conurbano Oeste y Sur (recordando que perdió por mucho en el Norte): La mancha de color que identifica al frente Renovador se hace más intensa sobre las avenidas Mitre (Avellaneda) Irigoyen (Lanús y Lomas de Zamora) de Mayo (Matanza), San Martin (Quilmes) etc. y al adentrarnos en los barrios, es el color del Frente para la Victoria el que se vuelve más intenso. Conclusión no muy compleja, la clase media, es la que “abandono” mayoritariamente al FPV, para votar al FR. Antes, fueron en las grandes avenidas que se juntaron, no importa cuántos, a cacerolear. En aquel momento hablamos del enojo por el tipo de restricción a la compra de divisas, las dificultades para viajar al exterior (muy, muy relativas por cierto), el mínimo imponible al impuesto a las ganancias, y otras medidas. Más allá de esos temas que resultaron ser coyunturales (sobre todo porque hoy asistimos a otra realidad cercana a los reclamos que hicieron esos sectores socioeconómicos) el punto central es la estrangulación que sufre recurrentemente la Argentina y todo país subdesarrollado que pretenda salirse de esa realidad: el gobierno otorga con la impronta de la distribución del ingreso, “beneficios” a la clase media que logra acceder en pocos años a bienes que le habían sido negados: consigue empleos en el mercado formal, compra o cambia su auto, vuelve a viajar, arregla la casa (algunos incluso la compran), mandan a los chicos al colegio privado para no tener sobresaltos con las huelgas, contratan empleadas de casas particulares, reciben subsidios para los servicios públicos urbanos, se actualizan tecnológicamente, se compran perros raros. El tema es que en algún momento las cuentas comienzan a complicarse. En Argentina ha venido básicamente de la mano de la restricción externa, y se hace necesario, si, digamos así, ajustar algunos precios. Y esa clase media, que no ha perdido el empleo, no le han rematado la casa, no ha dejado de irse de vacaciones, no dejó de cambiar le celular, ve un horizonte algo mas acotado respecto de otras expectativas (mas viajes, cambiar el auto, comprar una casa). La cuestión es que el gobierno no quiere hacer el ajuste sobre los sectores sociales más vulnerables, podando AUH, dejando de aumentar las jubilaciones, recortando programas, etc.(aun cuando si pagaron el costo de la devaluación). En una nota aparecida hace poco en Le Monde Diplomatique, (solo versión impresa) el vicepresidente de Bolivia, García Linera, señalaba el mismo síntoma para su país: las clases medias no parecían dispuestas a ceder participación en las expectativas, porque los mas retrasados en la escala económica, necesitan mayor intervención del Estado. ¿Cuántas veces hemos escuchado, cerca de las avenidas: “esos negros que viven de planes”, “la plata de mis impuestos se va en mantener a estos vagos” “Se  embarazan por un plan”? fuera de que pueden ser expresiones de un momento particular, es la certeza que recorre el pensamiento de buena parte de nuestra clase media. Es muy probable que esa percepción (de que ellos están financiando con su recorte de expectativa a los “vagos”) haya sido el motor que generó los cacerolazos y el voto contrario al kirchnerismo.
En eso está el gobierno. La situación actual parece de una inflación controlada, que implica también un recorte de subsidios al consumo en las “avenidas” pero también en los barrios. El  accionar de los fondos buitres, cuyo poder ha quedado en evidencia con el trabajo de un juez de los EE.UU. a sus intereses, complica (la palabra es un poco más dura) lo que parecía ser un proceso controlado. En cualquier caso, como el gobierno no puede, no debe, satisfacer los deseos de ese sector de la clase media, a costa de aquellos que necesitan de la intervención del Estado para sostenerse, iremos sabiendo con los días que sucederá en las avenidas, cuyo destino sigue en manos del gobierno, ante una oposición dedicada, básicamente, a juntar firmas en las avenidas.          


martes, julio 15, 2014

Gambeteando el mundial, algunas reflexiones de política nacional

Les dejo el video de mi participación en el programa Aquí y Ahora, a quienes  vuelvo a agradecer la invitación.


miércoles, julio 02, 2014

Perón Muere

El hombre que desembarcó en Buenos Aires el 20 de junio de 1973 se llamaba Juan Domingo Perón, y había sido Presidente de la Nación. Lo fue por dos períodos, el segundo de ellos no logró terminarlo al ser derrocado; en ellos encabezó las mayores transformaciones políticas y sociales en la argentina de todo el siglo XX. No tenía linaje, sino que él mismo fundó uno tan vasto y complejo de comprender que ha desvelado, y aún lo hace, a mentes de todas partes del mundo.

El resto en Artepolítica http://artepolitica.com/articulos/peron-muere/#respond

miércoles, junio 18, 2014

Que Forster negocie con los fondos buitres

Hace apenas unos días fue creada la Secretaría Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional; en un país en donde parecemos adictos a las guerras semánticas, intelectuales opositores como Luis Alberto Romero, la comparó con el Ministerio de Planificación de la última dictadura que encabezó el general Díaz Besone; la revista Criterio tituló "No se molesten, la sociedad piensa por si misma" y abundaron las editoriales que se refirieron a la construcción de una agencia pública destinada al control del pensamiento, a censurar opositores, a la propensión al fascismo del gobierno, etc. Demasiados etcéteras. El horror exagerado por las palabras sobre una secretaría que tiene estos sencillos objetivos, implica también la crítica sistemática a la intervención estatal, allí donde algunos grupos tienen posición dominante: sean económicos, sociales o cultural intelectuales. Esos "mercados" ya funcionan "normalmente" y la intervención del Estado crea las distorsiones, que estos sectores, cada uno en su espacio, repudia. 
Pocos días después, muy pocos por cierto, la Corte Suprema de USA, rechaza la apelación del Estado argentino ante el fallo de primera instancia del juez de Nueva York, ante el reclamo original de los fondos buitres, que como muy bien recordó ayer Kicillof, nunca le prestaron dinero a la Argentina, sino que aprovecharon la crisis del 2001, para comprar bonos a bajo precio y luego reclamar el 100%. El Estado argentino, lleva 12 años reestructurando su deuda externa con los diferentes acreedores; con dificultades, pagando, ha logrado salir de cada uno de esos infiernos.  Recordemos que a esos infiernos nos arrastraron el proceso de endeudamiento que Argentina inició con la dictadura militar y que terminó de convertirse en insostenible con el megacanje que concluyó en el default. Sin embargo ese crecimiento de la deuda, no fue un proceso exclusivo del estado argentino, sino que involucró a privados, cuyo caso mas evidente fue la estatización de la deuda privada por Cavallo en 1982 como presidente del BCRA. Esto es, el endeudamiento no es una mera política del gobierno vinculada a la coyuntura, sino una cuestión sistémica que se explica en el marco de una país periférico, como señalara Enzo Faletto, hace varios años. 
Y ahora resulta que el acusado hace 10 días de estado autoritario, fascista y no se qué, es señalado como el único responsable de la situación financiera del país y recibe los dedos acusadores (muchos de los cuales cobraron comisiones para "administrar" la deuda" ayer nomas, o beneficiarse de ella), paras que lo resuelva inmediatamente. Ahora quieren un Estado megapresente, para que resuelva la situación financiera, en un país donde se fugar capitales es deporte. Curiosamente, no vas a escuchar a ninguna de las voces de los días pasadas horrorizadas por el autoritarismo y el control del pensamiento, reclamar hoy que los privados, las empresas beneficiarias de un sistema especulativo y los bancos, jueguen otro rol en esta cuestión. Pensar un Estado exclusivamente para sostener sus negocios, fueran del tipo que fueran. 
Las ventajas de pasar de Locke a Hobbes, en solo una semana. 

domingo, junio 01, 2014

París, París.

Empezaba el inolvidable, y no por buenas razones, año 1989. El gobierno de Raúl Alfonsín comienza a ver como se encienden una a una las luces rojas de las variables económicas, a la par que su apoyo político comienza a decrecer. Libera al dólar, cambia ministro de economía y busca en el FMI, una ayuda monetaria adicional. No lo consigue. Los dirigentes radicales siempre han dicho que Domingo Cavallo intercedió ante el Fondo para que éste les negara ese crédito en medio de lo que ya era una situación grave, que a partir de allí fue insostenible. El caso es que sin ese apoyo financiero, sin reservas en el BCRA, con el dolar disparado y la inflación subiendo, el radicalismo solo podía elegir en que fecha le entregaba el gobierno a Carlos Menem, cuando este anunció, poco después de las elecciones del 14 de mayo, que estaba listo para asumir (palabras innecesarias, por cierto en esa situación).
Vamos a repetir una vez más una máxima que aquí se tiene: "En ciencias sociales, no hay mejor laboratorio que la historia". Argentina tiene hoy debates, tensiones, problemas diversos en su economía. Como si la historia se emperrara con los meses, el enero de este año, fue realmente una montaña rusa, cada vez mas peligrosa e incierta. El gobierno salió, con los costos del caso; estos fueron entre otros, la devaluación, golpes en los precios, caída del poder adquisitivo. La hipótesis que defendemos también, es que luego de un mes con policías acuartelados, medio GBA sin luz y el dolar disparándose, el resultado pudo haber sido, muy, muy otro. Y no fue. Y vale recordar que no solo fue trágico el año 1989; también 1959 (Frondizi y Alsogaray); o 1975 (Isabel y Celestino Rodrigo) o 1982 (militares en el post Malvinas) o 2001 (Cavallo y De La Rúa.). Si nos gustan los ciclos de la historia, hemos tenido varios de estos puntos trágicos. 
Lo que materializa el acuerdo con el Club de París, es la capacidad del gobierno de aun en un contexto complejo, mantener la iniciativa política para negociar y llegar a un acuerdo razonable. La primera muestra de ellos es el silencio de todos los economistas del establishment que no saben qué decir. A Redrado se le ocurrió expresar que los del Club de París firmaron "por cansancio", porque estaban aburridos digamos. Un periodista de Clarín, afirmó que Kicillof, se limitó a decir a todo que si. La desesperación de la prensa por el "caso Boudou" es otra muestra de la debilidad frente al acuerdo. (más allá de las consecuencias políticas que el caso mas adelante pueda traer)
Sin embargo., podría decirse que:
1. El gobierno logró cerrar un acuerdo, cundo no está en su mejor momento económico, pero que deben haber otras señales que el debate cotidiano está pasando por alto (¿Vaca Muerta?)
2. Lograr que el FMI quedara al margen, indica que ciertas fortalezas del país en términos políticos y económicos no deben ser menores.
3. La invitación hecha por Rusia a la cumbre de los BRICS, es una señal más que importante en esa línea. 
En suma, luego del enero caliente, el gobierno ha ido en la marcha de recomponerse de aquellos golpes, y se aleja lentamente, pero no con gestos sino con hechos, de los históricos desastres que hemos tenido en estas pampas desde hace 60 años. No me parece poco. . 

lunes, mayo 19, 2014

Obispos argentinos: ¿divididos por la felicidad?



Empecemos por una aclaración fundamental: tenemos poca información de lo que sucede al interior de la Conferencia Episcopal Argentina, es decir el agrupamiento de todos los obispos que residen en Argentina (unos 80, aproximadamente). Como ya nos enseñaran en metodología, ese es un mal comienzo, que intentaremos suplir con fuentes de segunda mano, y algunas conjeturas históricas.
La elección de Jorge Bergoglio como Papa, es una de los hechos más relevantes para la historia de la Iglesia argentina y sin duda el mayor en el plano internacional, en una institución donde el peso de los europeos, ha sido clave desde hace unos...1700 años. Es lógico que este cambio, más allá de lo que Bergoglio piense y haga, es un punto central. Es lógico entonces, que el impacto en la Iglesia local sea fuerte. Empecemos por un dato calve: el arzobispo de La Plata, Héctor Aguer, fue el "primer gran derrotado" por la elección. El enfrentamiento entre ambos en Argentina era visible; que el porteño, pegara el "saltito" al sillón de Pedro, digamos que desequilibró un poquito la cuestión. Mientras que Bergoglio representó una visión entre conservadora y moderada, cuando el tiempo que estuvo aquí, Aguer resucitó las corrientes integristas con tintes antimodernos, en su visión de la Iglesia y de la sociedad. Esto implica, desde luego, un profundo antikirchnerismo. La elección de Bergolgio, ahora Francisco, lo pone de hecho al frente del episcopado argentino y desplaza el peso de la tensión, entre quienes se mostraban enfrentados. Al menos eso pareció.
Esta situación, puede explicar los conflictos desatados en torno al último documento de la CEA Felices los que trabajan por la Paz, pero le da también otras lecturas. Los rumores son que el ala vinculada a Aguer, habría participado de la redacción del documento y buscado darle un tono mucho más duro, incluso en el propio título. La intervención del mismo Papa, lo habría cambiado, el título, hacia este de carácter positivo. Esta versión la dio a conocer Carlos Pagni en La Nación, planteando además un nivel de dureza del documento hacia el gobierno, que en realidad nunca lo tuvo. Ante esto, el Retor de la UCA, Víctor "Tucho" Fernández, muy vinculado a Bergoglio y en un acto muy infrecuente, publicó una nota en Página 12, (en este país hermoso, Pagina 12 termina siendo aliada de un sector del episcopado) indicando que Clarín y La Nación, habían alterado el espíritu del documento en su difusión. La respuesta de La Nación salió ayer y fue durísima con los obispos: una columna firmada por Mariano de Vedia, que incluye una "nota del editor" (algo así como una indicación al lector, al que se lo estaría tratando de lento para entender). "Del editor: qué significa. Esta vez Cristina doblegó a los obispos, que debieron salir a enfriar la polémica. Lo interesante del caso es que el Papa fue su gran aliado". Resulta ahora que los obispos son medio flojitos y se dejaron doblegar por la presidenta. Ignoro como fue recibido esto en el episcopado, pero es sin duda una respuesta a la nota del arzobispo Fernández en Página 12 cuyo titulo era: "La violencia de no saber leer" 

Luego del Concilio Vaticano II, cuando tantos vientos de renovación soplaron en la Iglesia, desde principios de los 70 hasta finales de los 80, al episcopado atravesaban diferentes cortes entre integristas, conservadores, moderados y populares o iglesia del pueblo. Eso implicaba un nivel de tensión política interna. Luego desde mediados de los '90, esta tensión comenzó a decrecer ante una episcopado mucho mas homogéneo, sin alas hacia la izquierda y común sector integrista muy reducido. El peso del centro (conservador), en lo que hacía al orden interno y las relaciones hacia el resto de la sociedad. Muchos obispos daban cuenta de ese momento como el mejor, dada la escasa disputa que se presentaba en su interior. ¿Se acaba de romper esa armonía por cuestiones que vienen cruzadas entre el nombramiento del nuevo Papa y el temor de algunos sectores de un crecimiento de cierta derecha en la política? O por el contrario, ¿Con Bergoglio en Roma, los integristas pensarán que pueden aumentar su peso en la Iglesia local? ¿El establishment le avisa que el rechazo al kirchnerismo no se negocia?  ¿La Nación se molestó porque los llamaron mentirosos o porque Francisco no está encabezando la oposición a CFK? ¿Hay que esperar novedades?

Templo en Entre Ríos, en la zona de la colonia de alemanes del Volga

martes, abril 29, 2014

¿Qué tiene que ver la colimba?

Por si no lo sabe, según cuentan, la expresión "colimba" proviene de las iniciales de "corra, limpia barre" (me recuerda que cuando yo la hice nos indicaban que todo lo que crece se corta, lo que está quieto se pinta y lo que camina se saluda). No ha sido un intendente aislado. Por la repercusión que tuvo son varios los que creen que parte de la cuestión social, en particular la vida de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, se soluciona con el orden militar. 
Más allá que yo y muchos mas lo vivimos como una privación ilegítima de la libertad, el servicio militar obligatorio, no tiene respuesta a los problemas de la cuestión social planteada hoy. Cuando fue impuesto (1901), implicaba un modo sencillo de hacerse de un ejercito nacional inexistente; era también un mecanismo de inculcar los valores de la patria en argentinos que probablemente ni sabían que lo eran y en esas circunstancias si, también podía servir como un modo de alfabetización y de vinculación con elementos de las sociedades modernas para diversos espacios (aunque su objetivo primordial, era el de contar con un ejército regular). En la actualidad ninguno de esos fines parecen ser un tema de agenda: ni la necesidad de un ejercito más nutrido, ni el reforzamiento de las lealtades a la patria, ni que se convierta en una escuela de educación formal. Un servicio militar no podrá ayudar en nada de los problemas que los "ni ni" sufren hoy en la Argentina. Por el contrario, lo excluidos sabrán, otra vez, que la cara principal del Estado es una cara violenta, emparentada con las armas. A jóvenes que no tienen contención familiar, que no han podido completar el ciclo educativo, que no tienen trabajo ¿qué les podrá aportar un año en alguna rama de las Fuerzas Armadas? Necesitan, por el contrario, de un Estado presente que los sostenga, que los aliente a finalizar sus estudios (como el plan PROGRESAR) a ayudarlos a insertarse en el mundo de lo productivo, a restablecer lazos con el conjunto de la sociedad. No son problemas de disciplina lo que sufren; es la falta de horizonte lo que se les presenta. Los índices hablan de un aumento de los suicidios en los jóvenes entre 15 y 25 años ¿solucionamos eso con un régimen, militar de duchas frías a las 6 de la mañana y obediencia sin planteos? ¿Es un año de rigor lo que mejorará la situación de esos pibes? ¿y las chicas? ¿Lo piensan también para las mujeres? No me burlo de quienes lo estén defendiendo. En todo caso hay mas responsabilidad en la academia por no generar propuestas creativas respecto de una realidad instalada como es la vida de los chicos en los espacios vulnerables o pobres. 
No podemos, de ninguna manera, retroceder en las respuestas a planteos nuevos derivados de la cuestión social. La colimba los tendrá "atados" mas que contenidos, durante un año y luego sus vidas seguirán en la misma situación que antes. Porque quienes hemos pasado por allí, además de armar mejor nuestras camas y doblar la ropa, no nos hemos llevado nuevas herramientas para nuestra vida. 

lunes, abril 28, 2014

Las relaciones estado – sociedad civil en el kirchnerismo. Algunos planteos

Como todo proceso político, el iniciado en el año 2003 con el gobierno de Néstor Kirchner implicó diversos cambios en la orientación de las políticas públicas. El hecho de que el gobierno fuese el sucesor de la fenomenal crisis del año 2001, luego de la breve presidencia de Eduardo Duhalde (enero 2002-mayo 2003), le impone al análisis de sus políticas la capacidad de respuesta que pudo, o no, generar en torno a las tensiones planteadas que desembocaron en la crisis. A partir de este aspecto, me interesa plantear, de manera introductoria, la cuestión de cuánto se vieron modificadas las relaciones Estado – sociedad en la última década.



El resto en la Página web de FLACSO - Argentina : aquí

jueves, abril 17, 2014

Me hablan del post kirchnerismo

Fin de ciclo. Transición. Nueva oportunidad. Espacios de algo que es muy parecido a la derecha, al conservadurismo, repite todos los días, como una sentencia que inexorablemente se cumplirá, estos presagios. El kirchnerismo se termina y con él todas estos "desaciertos" que hemos vivido los últimos (serán 12 en 2015) años. A la vuelta de la esquina está el país normal. Tranquilo, sin conflictos, sin sobresaltos, sin crispación. Una Argentina reintegrada al mundo, seria, normal. Con empresarios felices y deseosos de invertir en la Argentina. Con un sindicalismo sin intervenciones desproporcionadas en la vida política. Sin protestas, sin marchas. Sin presidentes diciéndole frases hirientes a los poderes económicos internacionales. Se acaba la generación de conflictos "innecesarios", de abrir puertas para problemas que mejor dejarlos como están. Volverán, al fin!, las reuniones de gabinete. Los ministros poderosos y los presidentes solo discursivos, sin meterse en los asuntos que deben tratar los responsables de cada cartera. Habrá, al fin, ¿cuanto lo esperamos? un ministro de economía, un plan monetario y un plan económico. Podremos, quien sabe, recuperar la independencia del BCRA. Poblar la Cancillería y las embajadas solo con diplomáticos de carrera. Las ONG amigas serán aquellas preocupadas por la transparencia y las buenas prácticas, y no las que estimulen una dudosa militancia. La cadena nacional solo será usada para transmitir la jura de un ministro o la apertura del Congreso que será breve y con discurso leído. Los jefes de las FF.AA serán profesionalistas o liberales. Se le sacará el pie de la cabeza a los que quieren ganar dinero. Se termine la patria de los planes.

Todo esto, y mucho más es lo que esperan, ansiosamente, desesperadamente que suceda. Tienen nombres. Tienen encuestas. Están convencidos que con eso basta. Que el resto se acomoda. Pero ¿Han leído dos libros de historia argentina? ¿Esperan que los sectores beneficiados con esa política salgan a la calle a bancarlos? ¿Están dispuestos a acusar al resto de haberse quedado en el 45 o en el 2005? ¿Se volverán a abrazar alegremente con Rojas?

martes, abril 08, 2014

Inseguridad: caminando en círculos (helicoidales)



La agenda de la seguridad (o de su carencia) irrumpe en el espacio público con la fuerza de la muerte o de la vida amenazada. Dentro de muchos años se hablará de la inseguridad como un miedo equivalente a las pestes de la edad media: profundo, difuso, incomprensible. 
El proyecto de reforma del código penal, desató nuevamente el tema (curioso esta vez no fue un crimen como en el caso Blumberg o la niña Candela) sino un proyecto que fue presentado por el diputado Sergio Massa, como una garantía de liberación para todos los presos. Bastó eso para que el tema se pusiera en la agenda nuevamente bajo el mas torpe y rudimentario de los argumentos: el Estado no hace nada, está ausente. No importa presentar que la Policía de la Provincia de Buenos Aires tiene más efectivos que el Ejercito Argentino, en estos días; que la Gendarmería cumple funciones policiales e el territorio, lo mismo que la Prefectura; que la población carcelaria aumentó en 10000 personas en los últimos seis años; que el 57% de los residentes de las cárceles no tiene condena. No importa. La opinión (¿cabría decir aquí también la sensación?) es que la política penal es sumamente persuasiva y que la propuesta lo sería aún más; y se esta en contra de las reformas, a pesar de que se critique con dureza el actual sistema penal, que ha endurecido penas ante cada "crisis de inseguridad". Hay allá a los lejos una salida mágica, donde la seguridad se restablece sin mayores esfuerzos. Los administradores del espacio público, prometen una seguridad que no pueden ofrecer, dice Bauman en alguna parte.
Mientras tanto, cada vez que el tema de la seguridad ingresa en la agenda, solo se nos ocurre como sociedad (política y civil) pedir más penas, mas armas, más policías. no importa si mayores penas son efectivas, si necesitamos mas armas o que tipo de policías tendremos. Queremos mas, porque el cuantitativismo ganó la batalla en la discusión de la inseguridad. Mientras tanto, nos enteramos que los homicidios en ocasión de robo, representan el 19% del total (ocasión que es la que se esgrime en todas estas discusiones) como puede leer en este muy buen blog. Y nos enteramos que muchos homicidios suceden en otras ocasiones, donde mas policías o armas, no traerán ninguna solución. Por eso lo peor no es que caminemos en círculos pasando una y otra vez por la estación Endurecer Penas y Comprar Armas, sino que el círculo tiene forma helicoidal: cambios de ese tipo nos llevan hacia abajo, nos descienden a instituciones sociales menos favorables a una sociedad mejor. ¿Que será de la vida de ese 57% que espera una condena y qué será en particular de los inocentes de ese grupo? ¿Qué pensará del resto de la sociedad, la familia del que murió en un ajuste de cuentas, en una venganza? ¿Tendrá acceso también a los linchamientos?
No vamos a decir nada nuevo: solo si el tema de la inseguridad se aborda desde múltiples campos, pensando centralmente en la inclusión y el desmantelamiento de redes delictivas, como ocurre en parte, ahora, con la trata de personas. Solo si se profundizan (o en algunos casos se inician) reformas en el sistema judicial, penitenciario y policial se puede esperar otro resultado de la acción punitiva del Estado. hoy una parte importante del sistema político, prefiere someterse a esa "opinión pública" que reclama soluciones urgentes, otorgándole ilusiones en lugar de políticas.

La foto de aquí

viernes, marzo 07, 2014

No explicar el escenario político por Massa, sino al revés

 
Como en los juegos de dados y senderos, de pronto de discutir un nuevo modelo de Estado, poner en cuestión, y alterar, la distribución del ingreso, rechazar el ALCA, reformar la ley de medios, y varios etcéteras, retrocedemos varios casilleros y ahora estamos juntando firmas porque queremos un código penal que prevea cadena perpetua por el robo de alfajores. ¿Sucedió sólo? ¿De dónde proviene la ola que patea la agenda y logra que diversos dirigentes políticos comiencen a pelearse por cuál propone la ley más represiva o da los mejores mensajes al mercado?

Si asumimos que esas preguntas ya son factibles de realizarse, es menos importante, o se explica de otro modo cuanto se parecen o se diferencian Sergio Massa y Daniel Scioli, pregunta que anda dando vueltas en muchos espacios del Kirchnerismo (curiosamente algunos para defender la candidatura a presidente del gobernador, otros para criticarla).

Ahora bien, ese cambio de agenda ¿es circunstancial? ¿Explica parte del resultado electoral del 2013? Tomaría algunos elementos de política local y otros de internacional, que pueden explicarlo

1. Como ya había escrito frente al resultado electoral, se generaron una serie de problemas en la economía doméstica con impacto en la vida cotidiana de muchos argentinos: el movimiento de precios constante desde el año pasado, problemas en las economías regionales, la restricción externa. Es cierto que pueden responder a distintos problemas, pero que mellan las políticas en aplicación bajo una lógica irreductible: si estamos con estas realidades, queremos otras políticas. La presidenta, en el discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, buscó, razonablemente, convencer que las políticas aplicadas desde 2003, dieron por resultados las mejores en condiciones de vida de millones de argentinos, desde el empleo, a los servicios de luz y gas, las jubilaciones, PROCREAR, universidades nuevas, etc. Todo esto, al menos también para este humilde servidor, es cierto; el problema es que parte de la población no lo cree.  Por los motivos que fueran, la situación permite la penetración de otras agendas para atender parte de los problemas; a veces a tal punto que puede deslazar la agenda desde la distribución del ingreso hacia una ley penal más dura.

2. Saliendo del plano local, el modo en que se va resolviendo la crisis en varios países de Europa. La salida no ha generado ningún movimiento político relevante en favor de la ciudadanía y la movilización. El orden del mercado, ha sido el vector en torno del cual se acomodan y orientan las políticas. La política europea, más allá de las manifestaciones de los indignados que no se tradujeron en alianzas políticas ni electorales ni con capacidad sostenida de impacto en las políticas públicas, sigue el camino del conservadurismo y la moderación. Lo “nuevo” en todo caso, es el rebrote de extrema derecha xenófoba que vuelve a azotar al viejo contiende. Europa es hoy, quizás, la contratara de sus mayos franceses o no, revoluciones de claveles y nuevos movimientos sociales.

3. Y finalmente le punto que plantea una hipótesis sobre la que, desde luego, habrá que demostrar su falsedad o veracidad: Sudamérica vive un cambio de etapa; fin de ciclo, cierre de época; llamémoslo como quieran, pero mi impresión es que algunas orientaciones de la política van a cambiar. Y no es porque o diga el horóscopo. Fallecieron Néstor Kirchner y Hugo Chávez; Cristina Fernández no tendrá en la posibilidad de sucederla un candidato “puro y propio”; puede decirse que se jubiló Lula y Dilma enfrenta algunas amenazas electorales, además de protestas reales; Mugica es lo más a la izquierda que puede permitirse Uruguay; Correa ha tenido un serio revés electoral (a manos de una derecha que abjura de las ideologías); Maduro enfrenta una situación grave con final abierto, solo la Bolivia de Evo Morales, parece gozar de certidumbre hacia el futuro. En ese conjunto de hechos, es que la discusión respecto de si Massa y Scioli son o no lo mismo pierde sentido. Lo que ha cambiado es el clima político de la región (por las razones que mencioné y por otras también desde luego). Pero, repito mi hipótesis, es que hay una tendencia difícil de revertir. Y en ese marco aflora Massa y su discurso en el cual cada día lograr correr el mojón un poco más hacia la derecha. Ese fue el clima que arrojó el resultado electoral de 2013 y los cambios de estrategia de campaña, no lograron revertir.

¿Esto significa que nos depara un post 2015 con imágenes y políticas de los noventa? Como no es lineal el cambio, no lo será, creo, el resultado. Pero primero debería decantarse y asumir el nuevo escenario en el que estamos     

viernes, febrero 14, 2014

Política y economía hoy: explicaciones encadenadas

¿El kirchnerismo ha pegado un giro hacia alguna parte que puede ser la derecha? Esa explicación es un poco lineal y pretende comprender la política como el seguimiento de un código de procedimientos. Lo que cambió primero fueron las circunstancias, la fortuna diría Maquiavelo. Pero curiosamente, me parece, es la continuidad de otras dimensiones, lo que explica la actual situación política teñida por la palabra crisis.

En primer lugar el gobierno siente los años; que pueden acumular éxitos, pero que también hacen su trabajo de erosión. Me refiero en particular a que las demandas que el kirchenirmso logró satisfacer (y fueron muchas) son capas geológicas ya acomodadas y en parte olvidadas como etapas de demandas. Y razonablemente la sociedad pide más, muy, muy en particular los servicios públicos. Por otra parte, no olvidar que eso años se llevaron el liderazgo de Néstor Kirchner, que parece evidente se complementaba con el de Cristina Fernández. A esa situación se le suma de manera decisiva el resultado electoral de octubre: el krichnerismo perdió votos respecto de la elección de 2011. Así como también es cierto que mantuvo el lugar de primera minoría y no surge un partido de oposición que logre hacerle sombra, esos votos se fueron. Pueden volver, pero en esa coyuntura los perdió. Y muchos a manos de Sergio Massa. Y éste impulsó una agenda que desplazó el control que sobre ella había tenido el kirchnerismo hasta ahora: la devaluación que se venía impidiendo, llegó de la mano de un momento debilidad en el gobierno como resultado directo de las elecciones (y de la salud de la presidenta, un punto que sin dudas no ayudó) y la posibilidad de que la agenda pública se desplazase hacia otras políticas. En esas circunstancias el gobierno se ve “obligado” a ceder terreno y produce la devaluación. ¿Pudo haber aplicado otras políticas hace un año para no tener que enfrentarse a esa situación? Yo no lo sé, y no he leído nada contundente al respecto. Frente a un precandidato presidencial como Massa, que propone menos Estado en la economía y a la inflación y la inseguridad como temas únicos de la agenda política y encima recibe un apoyo importante en las urnas, el modelo sufre un golpe más simbólico que real, que lo termina debilitando. (Aclaro: digo más simbólico que real porque el FpV, no perdió las elecciones). El contexto mundial y regional en términos económicos claramente no le juega a favor. Lo que en conjunto implica esta pérdida en el control de la agenda, que esta semana (Miguel Bein mediante) también mostró los límites de esa pérdida. Digámoslo así: el gobierno administra la devaluación. Un consumo activo y las reservas del BCRA, le permiten hacerlo.   
Pero decía que hay elementos que no se han modificado y también explican la situación compleja o de crisis si lo prefieren. Estas cosas les suceden a los países periféricos y parece, según nos enseñan los años y las décadas, muy difícil de evitar. Un texto de Enzo Faletto de 1989, (bajar de aquí) nos lo explica con claridad, del cual (recomiendo su lectura para quienes no lo han hecho) copia un solo párrafo:

“En cuanto a sus características específicas, la particularidad
del Estado en los países latinoamericanos se vincula en medida
importante con el modo en que el capitalismo, como formación
económica y social, se establece en cada país. Esto significa tener
en cuenta tanto la forma de su implantación como “modo de
producción”, como el tipo de relaciones sociales a que da lugar
en el conjunto de la sociedad. Pero la implantación del capitalismo,
fundamentalmente en el caso latinoamericano, no puede
desatender las relaciones que se establecen con el capitalismo
internacional, que debe considerarse hegemónico.”

Desde luego la arena política local no es un juego anulado, y la primera parte de este post quiere dar cuenta de ese juego. Pero no agotaría la cuestión a esas tensiones. (Y de paso, agregaría que andamos necesitando un Faletto del siglo XXI).

Antes que giro a la derecha, me parece más claro reconcoer la tensión de una agenda. Su resolución y el modo en que el gobierno pueda conducir políticamente esta situación, impactará en el camino que recorreremso camino al 2015 y su proyección.

lunes, febrero 03, 2014

Jóvenes en cargos públicos

A raíz de una columna en La Nación (ver aquí) el Diario Tiempo Argentino me pidió otra columna sobre la participación de los jóvenes en la política y en la ocupación de cargos públicos. Así empieza:

A los Jóvenes de Ayer

Hacia fines de los '70, un grupo de cantantes de tango hizo declaraciones criticando al rock nacional por su música, por no continuar las tradiciones del tango, y algunas cosas más. Charly García, con su grupo Serú Girán, compuso un tema, cuyo título encabeza esta columna, tomando la cuestión en broma, achacándoles ciertas manías, y acompañando la letra con una música que es casi un resumen de lo mejor de las tradiciones locales. 


El resto de la columna aquí

domingo, enero 26, 2014

A ver, hacele un FODA al gobierno

Pongamos noventosos, pero solo en esta temática. Recordaran ustedes el mentado FODA: Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas; en conjunto este esquema metodológico de análisis de situaciones, buscaba brindar una panorama general sobre la situación interna y externa de una institución, grupo o lo que fuera.  Como ya nadie habla de este jueguito, aquí lo reflotamos. 
Empecemos de abajo. El gobierno enfrenta una amenaza clara, hecha pública y en ocasiones sobrevaluada, y es en términos generales que no pueda controlar las variables económicas en particular, el dolar y la inflación. La amenaza hoy está puesta sobre la mesa. Esta situación que si uno mira el conjunto de la economía no parece de la gravedad con la que se presenta en los medios (diría mas en los medios que en la oposición), es decir la restricción en el sector externo, no se traduce en crisis en el nivel de empleo y consumo (ver detalle en este muy buen post: http://yaesta.blogspot.com.ar/2014/01/querran-responder-con-el-bolsillo-pero.html?m=1). Sin embargo, la amenaza cobra otro vuelo no por la situación económica, sino por algunas debilidades políticas,fruto de las elecciones de octubre pasado. La pérdida de votos que tuvo el FPV, aun siendo la primera minoría a nivel nacional y de hecho el único espacio político con alcance nacional, cambió el clima político, en primer lugar al dejar en claro que CFK no irá por otro mandato (por otro lado yo creo que eso no iba a suceder) y además por el triunfo en la Provincia de Buenos Aires de Sergio Massa. Aun cuando este triunfo es acotado a un solo distrito, le dio una nueva imagen al discurso que reflota otro modelo económico; es una matriz peronista de las propuestas de Macri, cuya incapacidad para crecer políticamente parecen ya definitivas. Massa ha expuesto su rostro de ganador, y le ha dicho de manera muy clara a los empresarios, que él está dispuesto a garantizarles lo que piden, menos retenciones por caso, pero también menos Estado, si es lo que quieren. Esa promesa flotando en el aire (por ahora es solo eso) seduce los oídos de nuestros empresarios que solo quieren Estado para los subsidios y la seguridad. AL haber obtenido votos en toda la pirámide social, Massa, puede además entusiasmar a al clase media, diciendo que terminará con la inseguridad, la inflación y logrará que Independiente vuelva a primera. (broma cruel que no podía negarme a realizar). 
Este escenario está. Es mas o menos claro, y marca como lo político es un dato central de al situación actual, mas que lo económico diría. 
Pero hay oportunidades y fortalezas.  La primera: la devaluación de alrededor del 60% en 8 meses, también logrará que sectores de la economía ganen en competitividad, pro caso las economías regionales. Es cierto que depreciar el peso, no es una buena noticia para los asalariados, pero si el gobierno logra hacer una transición controlada al nuevo esquema, el reacomodamiento no tiene que implicar un impacto mayor. ¿Fortalezas? EL gobierno y por tanto el FPV, tienen aun poder político, algo de lo que carecía Alfonsín en 1989 e incluso Duhalde en 2002 (o si quieren Isabel en 1975). SI la crisis tiene un notable componente político, (las expectativas generadas por un cambio en 2015) que el gobierno mantenga la iniciativa y logre disciplinar actores será un punto clave para pensar lo que va a suceder en las próximas semanas. EL cielo no se llenó de garrochas como profetizaba alguien por allí. El FPV no ha tenido fisuras post electorales y son mas de dos los que quieren ser candidatos a presidentes representando al kirchnerismo. Ese poder, es el capital central para pensar que la actual etapa puede ser conducida desde diferentes modos. Que los economistas que demandaban el fin de la política de restricción a la compra de dólares, minimicen los cambios que rigen desde el lunes 27/01, habla de ese uso del poder político para conducir la situación. 
Solo resta ver cómo se comportarán los actores, frente a un gobierno que sede políticas para retener un modelo.