viernes, mayo 21, 2010



A veces llegan cartas


Cristina Fernández, ha desistido de concurrir a la gala de reinauguración del Teatro Colón. Expresó mediante una carta dirigida Mauricio Macri, anfitrión, que la
"cataratas de agravios"que este a distribuido hacia el gobierno nacional y hacia ella y Néstor Kirchner en particular. No se si la Cristina debe o no ir, cuando yo sea presidente te digo, en cualquier caso, no suelo ir a las fiestas de gente que me insulta. Pero por de pronto esto expone, una vez mas, el modo en que Macri concibe a la política: una escenificación.

Es cierto la política tiene algo de eso, ya que un término clave es el de representación (hacer presente lo que está ausente) lo cual implica que la política tiene algo, o mucho, de una actuación, porque los políticos profesionales hablan en nombre de muchos que no están allí (en el Congreso, en la Rosada, en la Jefatura de Gobierno, etc.). Pero esta representación no es una simulación. Los actores cuando hacen una película no quieren convencer a nadie sobre las acciones y las palabras sean verdaderas, sino que todos los que participan, también como oyentes, saben que es una postura, un "guionado" para hacer creíble esa ficción.

Macri, de la mano de los asesores de imagen, ha abrazado con pasión esta fase: salta bache como si viviera en Lugano, poda árboles como si trabajara en la repartición de espacios públicos, maneja el subte como si fuese chofer, canta como si fuera cantante...la simulación es sin duda parte vital de su modo de entender al política, él es, el se siente, de todos menos Jefe de Gobierno y pro lo tanto responsable de lo que sucede bajo su órbita. Él no puede ser responsable de eso, proue eso es la política verdadera y allí le han montado un escenario móvil que le permite desplazarse de papel de rol, si ocupar verdaderamente ninguno. Todo es ficción. Deja la podadora, el subte, el micrófono o el bache y vuelve a ser Mauricio, el auténtico, el que asume la representación de los ciudadanos a través de la ficción de imitarlo, no de portar sus demandas.

Por eso no puede comprender el rechazo de Cristina. Los agravios, las acusaciones respecto a que el gobierno le "inventó toda la causa de las escuchas" no deberían ofenderla por que en realidad, es parte de la ficción, está "guionado" no está haciendo sino, lo que él entiende que es gobernar. Se preguntará: ¿Cómo puede ofenderse si es sólo parte de una postura que llevo adelante?, soy opositor y tengo que decir estas cosas, aunque sepa que no son ciertas, es componen la ficción de la política. Y no es el único. Rodríguez Larreta afirmó hoy que "hay que dar un signo de unidad al menos por un día", sigue la representación de algo que no existe, no importa eso, lo que importa es la escenificación, la simulación.


La política como espectáculo, se sigue ramificando.


4 comentarios:

desparejo dijo...

El tipo, bah, en realidad el ecuatoriano porque a él no se le cae una idea ni por exceso de gravedad, sabe cómo va a tratar Clarin la cosa y actúa con el guión en ese sentido. El tipo insulta, dice que va a tener que aguantar a los pesados de Cristina y Nestor y después espera a la reacción y hace lo suyo, la víctima. Clarín empieza a informar a partir de la reacción de Cristina. La nota es sobre el enojo de Cristina y la reacción de Macri diciendo no sé qué boludez sobre estar a la altura de la historia y sarasa. La primera parte no está o está en un pdf que tenés que bajarte y demás complicaciones. Mauricio es como esos pibes del colegio que te hacían una putada y después se hacían las víctimas cuando aparecía la maestra y uno lo que deseaba intimamnete era recagarlo a trompadas.
Qué debería hacer Cristina en estos casos? Qué sé yo. Comérsela me parece un consejo para dar pero no para hacer. Habría que dejar bien claro que fue lo que pasó o en todo caso decir que vas a pesar de lo que el tipo dijo y llo decís bien clarito.
Qué tipo garca!

Avallay dijo...

Es cierto que al no ir les da pasto a estos, pero el otro satura haciendo política así

RDM dijo...

En algún punto, está bien ponerle coto a las hipocresías. i el chabón me putea, no voy. Y si él cree que está jugando un juego de rol y se ofende porque no tiene la foto de la gala completa, ya va a encontrar otro chiche para romper. Total le sobran.

No hay mucho más para discutir. Y la operación de prensa tiene que formar parte de lo que sabemos que va a ocurrir. Digo: tampoco podemos ofendernos nosotros porque Clarín cuente la mitad de la historia. ¿Qué esperamos? ¿Que contabilice también las ofensas del otro lado? Muchachos...

El erro de Cristina, si se me permite, me parece que fue la forma que eligió para rechazar el convite. En vez de una carta, que puede ser interpretada y reproducida parcialmente, tendría que haber agarrado un micrófono y exponer claramente la duplicidad del cretino: El Sr. Jefe de Gobierno de la CABA me insulta diciendo que su procesamiento es una operación mía. Y también dijo públicamente que le va a costar soportar mi compañía. Por lo tanto, le haré el favor de evitarle la molestia.

Así, cortito, y dejando en claro quién es el que crispa. Y que se meta el Colón por donde le quepa. Al menos, hasta que se lo preste a algún otro empresario amigo para que festeje su cumpleaños.

Abrazo.
RDM

Avallay dijo...

Comparto RDM. Tomar el micrófono y decir "le caigo antipática, bueno que no se preocupe que no voy." asi de cortito comopara que nopuedan editarte.
Se ve que cierta actividad civil le hizo bien...Saludos