martes, septiembre 28, 2010



Una reflexión un poco oblicua sobre dos mujeres

Se habrán enterado que las diputadas Patricia Bulrich y Silvana Giudici, han presentado un pedido de informes al Jefe de Gabinete de Ministros, acerca de la vinculación que su dependencia tendría con los denomindos blogueros K: "Indique que tipo de apoyo brinda la jefatura de Gabinete a los blogs que forman parte del aparato comunicacional oficial" y en especial el amenazador Lucas Carrasco. Tambíen una declaración de repudio de la Cámara de Diputados de la Nación, por "la amenaza de muerte de Lucas Carrasco al periodista Alfredo Leuco".
La reacción generalizada ante esta propuesta de parte de los blogueros amigos, ha sido, la risa. No da ni para calentarse, dicen en el barrio. Ni siquiera alcanza para indignarse. Pero, y ahí la cuestión, ¿Es esta una forma de construcción política que se instala?

Cuando comenzó a hablarse del impacto de los medios en la política, se decía "la política espectáculo", es decir tomar el formato de la televisión y ponerle un supuesto contenido político. Luego, se dijo que era conveniente una alianza entre espacios políticos y los medios para controlar al Estado, como si se tratasen de instancias políticas análogas. En una línea parecida, la oposición de los últimos años comenzó a asumir como propia la agenda que marcaban los medios. Y hace un poco mas que recien: la improductiva reunión de Escribano con Kirchner, demuestra que con otros presidentes la cosa fue mas fecunda. Para finalmente llegar, ahora, a que las dos mujeres, nos propongan directamente asumir los intereses de los medios como agenda política, la empresa como construcción social y política a defender y a representar, sin medicaicones, sin capacidad estatal de articulación o visión global que ate y armonice los distintos intereses. No, mas pedestre, defendemso sus intereses y nos aseguramos unas líneas y fotos en los diarios. Día por medio. O un poco mas.
Y ahí se acabó la política. De la idea de construcción social, intereses, pasiones, destino, proyecto, no queda nada. Sólo las dos mujeres y las urgencias de un diario.

La foto se la robé al inge

2 comentarios:

Anónimo dijo...

el duo pardepe.

Anónimo dijo...

Pero eso sí, hay que poner cara de traste y expresar mucha preocupación. Por ahí si Patricia se toma unos vinos del bueno, claro, mira la realidad desde otra perspectiva.