domingo, septiembre 26, 2010



Stolbizer: anoche soñé con Antonio Mucci

La diputada Margarita Stolbizer acaba de presentar un proyecto de ley vinculado al que impulsa Hector Recalde, sobre le reparto del 10% de las ganancias en las empresas. El dato no e smenor porque el panradicalismo se ha mostrado hasta ahora remiso a proyectos que afecten el "clima de negocios". No es poco.
Pero el pryecto vuelve sobre un tema caro al mismo partido. Stolbizer expresó lo siguiente: "El Consejo de cada empresa, -constituido por los delegados elegidos de manera directa por los trabajadores-, es soberano para celebrar los respectivos acuerdos entre ambas partes, debiendo además resolver todos los aspectos relacionados con la relación de trabajo, y asumiendo de manera particular la situación propia del ámbito de actuación" La fuente acá.

Esto es, básicamente, que la discusión se de por empresa y no por rama, promoviendo así la segmentación sindical, una política que el radicalismo ha defendido siempre, con el propósito de lograr la desperonización del sindicalismo. El recordado proyecto de reordenamiento sindical de 1984, conocido como "ley Mucci", contemplaba estos aspectos, como así también la elección directa. Ese intento, derrotado por dos votos en el Senado, fue la primera piedra en el zapato de Alfonsín, que buscaba luego del 52% de los votos, trasladar esa fuerza a conseguir un sindicalismo de nueva orientación no peronista.

En algunas ramas de la economía, la segmentación por empresa puede ser ua fortaleza, como lo demuestran los subterraneos. Pero los casos parecen bastante contados, miles de organizaciones sindicales de base, negociando con la empresa, no parece un destino demasiado promisorio para los trabajadores.


En cuanto al panradicalismo, este va perfilando sus posibles orientaciones en una relación con el sindicalismo, si llegara a ser gobienro: del modlol De La Rúa (negociar con los "gordos" + banelco), al estilo Alfonsín de transformación desde arriba.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lo que yo digo. ¿Qué mejor que negociar en armonía y libertad? Sobre todo sin las presiones de esos matones morochos y malolientes que se apropian del salario del honrado trabajador!

Anónimo dijo...

Esos matones morochos. Malolientes a Terrazas Malbec, con yobacas de carrera, autos importados (blindados), campos en las zonas más productivas, grosas cuantas bancarias y algunas muertes en el placar.

Boberías de progreperonismo que cree que justificar a esos delincuentes es ponerse del lado de los laburantes (morochos).

Yo prefiero que me represente un compañero al que pueda controlar y cortarle las patas y las manos si se queda con los vueltos o transa con la patronal, algo de lo que saben lungo estos muchachos (Moyano, Lozano, Cavalieri, Rodríguez...) Todos peruchos.

No seas resignado

lava

Avallay dijo...

Lava: si claro, porque la descentralización impide la corrupción...