miércoles, septiembre 08, 2010

Teléfono para varios

El debate sobre le matrimonio igualitario, produjo un movimiento importante dentro de la Iglesia Católica que incluyó el disenso acerca de la estrategia seguida por buena parte de los obispos, e incluso sobre lo sustantivo de la cuestión. Sobre el primer aspecto, (te debo la discusión sobre el segundo) hoy aparece en Clarín una nota a tres miembros de la Iglesia que opinan sobre el tema. Dice uno de los entrevistado:

"Pbro. Jorge Oesterheld: La Iglesia tiene el derecho a manifestar lo que piensa y lo que siente como toda la gente. Además, tiene el derecho a que esas expresiones sean respetadas. Que debe mejorar la comunicación es obvio. Pero los problemas para hacerse entender no son sólo de la Iglesia. También lo tienen, por caso, los políticos. Ahora, mejorar la comunicación no es mejorar el lenguaje, sino el lugar desde el que se habla. Porque nadie está dispuesto a que se le hable "desde arriba". Sino de igual a igual, en una sociedad plural y democrática. Es que hay una hipersensibilidad, probablemente muy justificada por una larga historia de autoritarismos."

¿Qué tal los obispos preguntándole al resto de la sociedad lo que piensan sobre lo que sea?

No hay comentarios.: