martes, noviembre 29, 2011

Guillermo O'Donnell

Aunque ya se sabía de su enfermedad, hoy lamentamos la muerte de Guillermo O'Donnell. En este blog, hemos discrepado en un antiguo post, sobre su opinión acerca del gobierno. Nada cambia desde luego, pero el lugar que el tipo se hizo en la ciencia política, tampoco. 
Guillermo O'Donnell era abogado de la UBA. Se graduó en 1954. En esa universidad, en ese año, un joven de clase media, vinculado al catolicismo, obviamente no podía ser otra cosa que antiperonista. Y lo era. De hecho en al década del '60, comienza una carrera como analista político, que lo acerca a las posiciones mas lejanas al peronismo con un discurso que ya colocaba el énfasis en la necesidad de la modernización. En una revista, creo que Primera Plana, se lo llega a mencionar como un posible compañero de fórmula de Aramburu. Pudo haber sido un absoluto invento, pero muy joven ya era alguien de peso, e ideológicamente ubicado. Pero luego se va a EE.UU. Y estudia ciencia política en Yale. Y allí aparece otro O'Donnell, que escribirá sus dos grandes trabajos: primero Autoritarismo y Modernización y años más tarde El Estado Burocrático Autoritario. Las explicaciones allí son cualquier cosa, menos lineales y tienen poco que ver con el periodista que incluso había trabajado en el gobierno de Guido. O'Donnell cruza los análisis económicos con los estrictamente político e históricos. El genial ensayo que concluye en la hipótesis del juego imposible, sobre el peronismo y su relación con el conjunto del sistema político. O los modos en que se producen las crisis de un régimen. Si posterior discusión con Fernando Enrique Cardoso acerca de la distinción entre Estado y sistema político. Ese O'Donnell, llega por ejemplo hasta Democracia: macro y micro. Luego si, el que menos me gusta; el que sostiene que las democracias chilena y uruguaya son los mejores ejemplos de la región; o el que ya no habla de la cuestión social, sino sólo de procedimientos. Pero vale el otro, el que debió haber dejado de lado muchos juicios y prejuicios sobre la política argentina para escribir análisis brillantes. 
Muere un exponente de la generación fundante de la ciencia política, al menos como la conocemos ahora. Eso también deja una marca importante. 

1 comentario:

Daniel dijo...

Como entró toda esta gente por el mismo pasillo angosto. Ese que se conforma cuando hablás de los "que solo pasan a hablar de procedimientos".
Viendo que alguien está forjando realmente algo de todo lo que soñaron alguna vez, en lugar de ponderarlo -y reservarse la crítica en lo que no les gusta, porque no- han elegido ese caminito angosto en el que se chocan entre ellos con la dirección extraviada.