martes, noviembre 01, 2011

Martín Pescador: ¿República o justicia social?

Quien no lo recuerde (o no siquiera lo conozca) el juego de la infancia consistía en optar en medio de cuatro brazos en forma de puente por encima de nuestras cabezas, entre dos posturas, que en principio debían asumirse como antagónicas: ¿helado de frutilla o chocolate? (en mi niñez y en mi barrio los gustos no pasaban de 15), ¿palitos o papa fritas? y dilemas así por el estilo. 
El domingo pasado en TN compartieron el programa de la noche, Liliana de Riz, Eduardo Fidanza, Mempo Giarginelli, José Natanzón (excelentes intervenciones) y un muy buen hombre decano en la Universidad de Texas, cuyo nombre no alcanzo a recordar. No lo vi en su totalidad, pero las discusiones fueron buenas. Pero volvemos sobre un tema recurrente. Liliana de Riz dijo, con honestidad, que la profundización del republicanismo no estaba en el horizonte de este gobierno. Que respetando al división de poderes el peronismo no creía que se hacía una sociedad mejor. Y luego agregó que los movimientos nacional populares confían en que será el líder el que conduzca al pueblo todo hacia un destino mejor.
La afirmación fue un poco extrema, aunque contiene elementos reales. Pero lo curiosos es que la afirmación vino luego de afirmar que el problema central de la oposición provenía, no del gobierno, sino de la ausencia de un liderazgo que le diera fuerza a ese cúmulo disperso. De modo que el liderazgo político de ningún modo es hecho a un lado, sino que se lo asume, supuestamente, con cierta prudencia. Pero la mejor hora del  radicalismo, fue con un liderazgo fuerte, y no sólo en los discursos. Me recordaba un amigo que en marzo de  1983 el gobierno alfonsinista llamó a festejar los "100 de democracia, por 100 años". Si a este lema lo   acompañaba el de "somos la vida" se puede hacer una idea de quienes estaban pensando en quedarse 100 años. Y es razonable, porque en ese momento al UCR, ejercía el poder, sin la vergüenza que en ocasiones muestra frente a la cuestión, o como aquella de Raúl Alfonsín, afirmando que él nunca pensó la reelección para su persona. ¡Si que la pensó!!! y era lo correcto, le habían ganado por primera vez al peronismo y el futuro parecía blanco y rojo, ¿cómo no iban a tener una estrategia de poder a largo plazo?
La república no puede renunciar al poder. Hasta el mas pintado de los constitucionalista habla de los límites difusos entre los tres poderes (una fómrula de un politólogo norteamericano define "instituciones que comparten podere"). El respeto a los poderes hace a una mejor democracia. Pero no esperes obtener de su división, una sociedad con mayor justicia social. ¿Martín Pescador? No, no es un dilema, es sólo un problema.

4 comentarios:

wal dijo...

Esta chica deDe Riz escribio un "academico" articulo, alla por el 87, defendiendo la ley de punto final y obediencia debida invocando la Razon de Estado.
Linda politicologa.

Wal

iris dijo...

De las palabras de la dama deduzco que para ella una "sociedad mejor" no incluye la justicia social. Así que ni siquiera se ha planteado la opción. Quiere republicanismo y formalidad. Lo demás no le interesa.

Sergio De Piero dijo...

Wall: epa!
Iris: la justicia social, pensada como una tardia consecuencia del republicanismo...

Desocupado mental en la era del blog dijo...

José Natanson es un copado total. Es el director de El Dipló. Recomiendo su libro "La nueva izquierda. Triunfos y derrotas de los gobiernos de Brasil, la Argentina, Bolivia, Chile, Uruguay, Ecuador". Es un libro de 2007 más o menos.
Leer a tipos como Abraham o Sarlo y privarse de los análisis de Natanson es un crimen.