martes, febrero 01, 2011



¿Le alcanza?

Acabo de escuchar el reportaje a Mauricio Macri en el programa de Leuco. La verdad que si iba Lucas Carrasco la cosa se ponía un poco mas interesante, porque aburrió mucho. Pero el discurso del ingeniero es claro. Sus votantes duros saben lo que dicen, de qué habla y que es lo que piensa de la política, el Estado y la economía. SOn esas frases pobres, sis sustentos sólidos, basadas en supuestos pero que sobran para sostener esa ideología del sentido común que nos regaló dos rpesidencias de Menem (y una de De La Rúa, si me apuras). "Sin policia no existe la sociedad" "No puede ser que los policias vivan en las mismas villas donde viven (se trabó un poco) los delincuentes" "el reclamo es por la ausencia del Estado" "si no hay libertad no hay inversiones". Generalidades absolutas pero que remiten al modelo neoliberal, con facilidad y serán la base de su probable candidatura presidencial. Sin embargo, en la cancha, Macri tiene una gestión de regular para abajo para ofrecer; dificultad, por ahora, para constituir una alianza mas amplia y un carisma que no sabemos si logrará seducir al electorado lejano. De todos modos la carrera recién comienza y no hay que descartar, que con tan pocas cartas, pueda jugar la partida. Porque y esta es la pregunta ¿hasta dónde llega la derrota del neoliberalismo en el imaginario argentino?

4 comentarios:

Dr Limbus dijo...

me he preguntado muchas veces si Mauritzio es (o se hace el) fronterizo; por momentos parece que no le llegara agua al tanque
si este tipo llega a presidente, mamita la que nos espera...
¡un medico ahí!

Sujeto dijo...

Hola Avallay
Interesante (e inquietante)tu pregunta del final. Me animaría a darte una respuesta: en el imaginario de lo que con cierta sorna podríamos llamar "la gente", el neoliberalismo sería algo así como el orden natural, es decir, no sería un modo entre otros de concebir las relaciones económicas, sino el "como Dios manda" del individualismo: tener "tu" cuenta de retiro (aunque te evaporen la guita en la timba financiera) les da una sensación de "propiedad" que no tienen con el Estado, del cual desconfían, porque con "tu" plata subvencionan a "los negros". No sé si me estoy pudiendo explicar con claridad, vos estás mucho más calificado que yo en este campo, pero a ese imaginario lo veo tejido por un tramado de significaciones e identificaciones que superan largamente lo económico.
Te mando un Abrazo

RDM dijo...

De acuerdo con Sujeto. Siempre se puede profundizar, pero el neoliberalismo ganó el lugar del "sentido común" social y hasta ahora nada lo desalojó de ahí. Ni siquiera lo hicieron la crisis de 2001, la reconstrucción kirchnerista o la crisis financiera global.
Esa es la herencia de Neustadt, reproducida hasta el cansancio por un coro estridente de propaladores mediáticos que lo putean a la vez que lo perfeccionan. Entonces, siempre queda la sensación de que los gobiernos "populistas" actúan en la emergencia permanente, para resolver los "pequeños desequilibrios" del sentido común neoliberal. Y después hay que empujarlos porque, caprichosos, no quieren irse para dejar su lugar a los Mauricios de cada momento.
Fíjese, Don Roque, si será ardua la pelea, que ese sentido común ha demostrado ser impermeable a la mera realidad.
Abrazo.
RDM

Avallay dijo...

Dr. Limbus: es, sin dudas

Sujeto: y si, me parece que ese sentido común está péligrosamente arraigado en la clase media. Además supongo que ser individualista es mas atractivo que ser solidario.

RDM: hasta que punto! Ayer una empleada se quejaba que hubiera tantos feriados en marzo...