miércoles, julio 02, 2008


Congreso, congreserar, congresistas



Todos están contentos porque el Congreso de la Nación "recuperó su lugar que siempre debió tener" (la frase la escuche, por lo menos 23 veces en los medios, dicha por políticos, periodistas, jurado de Tinelli y un tipo que estaba choreando en Aldo Bonzi y la policia se lo llevaba preso.). Hasta ahi todo lindo, va una manera de decir. Cabría recordarle a buena parte de los reclamantes que el sistema político argentino, como el de toda América salvo Canada, es presidencialista y lo tomamos del queridísimo país del Norte. Si les parece que aquí hay poco federalismo desen una vuelta por Chile donde no existen gobernadores, sino presidentes de región puestos por el presidente de la Nación!!!, (los ciudadanos sólo votan alcaldes y presidente nacional), lo mismo Uruguay; curiosamente los paises mas ponderados ciertos politólogos como las democracias que mejor funcionan en la región. Interesante.

Volvamos al Congreso. El domingo una diputada, Norma Morandini, decía por televisión: "aquí la cuestión no es retenciones si o retenciones no, lo que tenemos que discutir son los grandes temas nacionales...", puede ser estimada, pero el ejecutivo te envio un proyecto de ley donde te pregunta exactamente eso, no las metas de Argentina para el 2025. Hace unos años un politólogo de un país vecino fue invitado a dar una charla en el Congreso. Después de la charla el vicepresidente de la Nación, Chacho Alvarez, lo invitó a charlar en su despacho con otros disertantes; este buen hombre le llamaba la atención que Chacho en lugar de hablar del presente político que se vivía (año 2000) quería debatir sobre filosofía política... Hay cierta costumbre de no ejercer el rol del lugar que se ocupa...no que me viene son leyes, nosotros estamos para grandes cosas: el pacto social, el proyecto nacional, el tricentenario, etc. El Congreso tiene mas protagonismo del que se cree, en tanto ha sancionado leyes de gran importancia como la de derechos de los niñas y los niños el año pasado que cambió un siglo de políticas hacia ellos, o la anulación de algunas leyes de flexibilización laboral, solo por citar dos; así gobierna el Congreso en un regimen presidencialista; Desde 1983 hacia acá nunca fue cogobierno del Ejecutivo: las mayorias oficialistas le levantaron la mano sin discusión al ejecutivo (Alfonsín Punto Final y Obediencia Debida; Menem privatizaciones; la Alianza la flexibilización laboral, bueno la Banelco sostenía la mano). Si el Congreso quiere recuperar credibilidad, al debate le debe cuotas de pragmatismo a la hora de sancionar; No que en cada discusión se juega el futuro de la Argenitna o ahora o nunca o cualqueir visión apocalíptica, y no sólo de ya saben quien. Porque si no reafirma ante la sociedad esa idea de espacio de pérdida de tiempo hablando en criollo. no se, digo

6 comentarios:

Lucas Carrasco dijo...

a mí me causa gracia tanto elogio a una de las instituciones más desprestigiadas. Y depsués de que voten la 125, vendrán olas de insultos al Congreso, informes sobre los contratos, los gastos, el personal, y demás. Hay que esperar nomás.

Lic. Baleno dijo...

Muy cierto. Hay demasiados que se sienten padres de la patria en lugar de sus hijos.

Avallay dijo...

Exactamente ahora el Congreso resulta que es una caja de cristal. Y lo mas gracioso: todo piden institucionalidad a los gritos, y ya está claro que si la ley no sale como les gusta a lso 4 fantásticos vuelven al paro...
Gracias por pasar

Anónimo dijo...

Es mas, ahora Schiaretti es un republicano y hace 6 meses era el fraude en ojotas.

Dany dijo...

Dotorrrr...A mí me parece que los partidos opositores ya tiene todo elaborado. Hubo elecciones presidenciales hace 8 meses, se opusieron de entrada con convicciones muy firmes y le juro que Lilita, Rodríguez Saa y Macri ( con Gabrielita mirándolo al lado embelesada ) le dijeron a Grondona, Majul, Tenembaun, Morales Solá y la Chiqui ( y a mí que los miraba ) que en dos días trerminan con todo tipo de problema con el campo...
¿ O NO ?

Avallay dijo...

Seguimos sumando...
Salutti