jueves, julio 17, 2008


Un voto no positivo

Mañana o pasado, hablamos de nuestros errores, de la estrategia, la táctica y todo lo que ustedes quieran. Hoy prefiero concentrarme en este personaje que es Julio "la marioneta" Cobos. (¿cómo será el chiste de hoy de Nick en La Nación?).
Ha ocurrido algo común e inédito en la historia argentina: un vicepresidente desacuerda con su presidente y le vota en contra una ley enviada por el ejecutivo. Lo primero pasó muchas veces (Ortiz con Castillo, Frondizi con Gómez, Alfonsín con Martínez, Menem con Rukauf, De La Rúa con Álvarez, Kirchner con Scioli), dos renunciaron, un presidente tuvo la delicadeza de morirse para superar el conflicto y el resto convivió como pudo. Lo que nunca pasó fue lo de hoy jueves 17 de julio a las 4,24 de la madrugada cuando el propio vicepresidente Julio Cobos rechazó una propuesta del gobierno que integra. Uno de lo argumentos esgrimidos era que él era "un hombre de familia" es decir que si vivía en un orfanato, digamos, votaba a favor...

Pero como él mismo se encargó de aclarar al cierre de su largo discurso su voto era del tipo "no acompaño, mi voto es no positivo", es decir negativo suena feo, ya intenté pasar a un cuarto intermedio para no quedar como un ca... o algo así, y bueno no positivo, pero ojo la palabra positivo la dejo, porque todo bien sigue la onda.

Cobos votó por obediencia, no hay ninguna duda. Obediencia a ese poder que se instaló hace cuatro meses en nombre de la patria, la historia, las manos callosas y la Virgen María. Obediencia debida a ese poder penetrante como el humo de los campos que incendiaron y frente al cual no puede haber medias tintas; la coalición mediática de la gente honesta que devolvía la billetera en el acto de Palermo, que no tiene indeseables, que puede contener a Barrionuevo, Mirtha Legrand, Elisa Carrió, Chiche Duhalde, Reuteman, Menem, Rodriguez Saa, el rabino Bergman, el cura que habló en Palermo, el 90% de la prensa, De la Sota, Duhalde, el radicalismo "puro", los partidos provinciales, los cuatro del apocalipsis, la gente linda y blanca de este suelo. Fue un voto de obediencia, el formar parte del ejecutivo es circunstancial, estamos para donde nos llama la historia, bla, bla, bla.

El próximo 12 de octubre se cumplirán 80 años del día en que Marcelo T. de Alvear le entregó la banda presidencial a Hipólito Yrigoyen, dicho en cristiano, hace 80 que el partido centenario no termina un gobierno; y no porque no hayan ganado elecciones. Y si, cuando les toca gobernar o co - gobernar , lo hacen con estos criterios de ni siquiera responder a la plataforma que levaron adelante. Disculpen el golpe bajo, pero ojalá hubiesen tenido problemas de conciencia para manotearle el 13% a los jubilados y empleados públicos con De La Rúa o con el Punto final de Alfonsín, votado el día de nochebuena al mediodía. Ese sí fue una búsqueda de consensos y debates.


6 comentarios:

Dany dijo...

Dotorrr... ehhh.... yo digo... que bueh!! Nunca,... esteeeee, peroooo.... nunca ( piénselo en no negativo ) nunca, digo, traicioné a nadie...
( disculpen pero estoy emocionado )... Decía, en no negativo, que ya todo será, esteeeee....mmmmmm, no negativo, porque hay cosas no positivas, que pueden ser no negativas.

Dotorrr... si Ud. no me entiende, que me juzgue la historia.

Néstor Sbariggi dijo...

Dotor: Habrá visto por lo chorros de veneno que escribí hoy en mi blog que más que a Cleto le echo la culpa a otra gente. En mi opinión esto nunca debería haber pasado.

Pero bueno, estamos hablando del hombre y el voto de ayer le pone el moño a su andar casquivano tratando de salvar la ropa y mostrarse como hombre de recambio si se iba todo al cuerno y la movida destituyente triunfase.

Fue la quinta columna del campo en el Ejecutivo confesado por él mismo. Y no creo que quisiese este final. Trató de esquivarle el bulto hasta último momento.

Ahora será un presidenciable que votó "a conciencia" como marcan las normas del buen votar en boga.

Saludos

Anónimo dijo...

Ay Dotor, no se me ponga tan susceptible con el correligionario!!! Si bien es cierto que la actitud de Cleto es vergonzosa, habría que analizar también por qué los K resultaron tan incapaces para ordenar a la propia tropa. Los de boina blanca sabemos que Don Cleto siempre se comportó como traidor (y voy a ahorrarle el relato acerca de cómo se resolvieron algunas cuestiones en la UCR mendocina), y su actitud, aunque me dolió profundamente, no me sorprendiò. Pero insisto en que más allá de que la vice-actitud constituyó el golpe de gracia, es hora de replantearnos las estrategias de acumulaciòn política del espacio nac & pop, y los argumentos que ponemos en juego para viabilizarlas. Pero además de repensar la "pedagogía política", es imprescindible aceptar que los K han manejado este tema de la peor manera posible, hacia adentro y hacia afuera del movimiento concertador; de otro modo no se entiende cómo no supimos/pudimos agrupar voluntades, mientras en la vereda de enfrente se "arrejuntaban" Miguens, Buzzi, el MAS, Menem, el MST, el Adolfo,los vecinos sensibles de Palermo y los radicales tibios que vomita Tata Dios (eso incluye a Lilita). Comentario ad-hoc: le juro que desde la Obediencia debida no me daban tantas ganas de romper mi ficha de afiliaciòn...
Un abrazo,
Occy

Avallay dijo...

Dany: si entendí
Ingeniero:lei su post y coementé. Concuerdo, en política cuando se pierde la culpa es de uno
Occy: va lo mismo. Aclaré que el post era solo sobre el Cleto, lo increible y tal vez único en la historia que un vice le orine el asado al presidnete (de est emodo al menos). Comparto casi todo lo que dice. Promeot post por esas pampas
Salutti

adolfo dijo...

Estoy de acuerdo, lo del Cleto fue vergonzoso. Pero quizá le sirva al Gobierno para examinar las otras causas que llevaron a este desenlace, especialmente las propias. Si lo hace con la cabeza fría, podrá extraer muchas enseñanzas que le permitirán reagrupar sus fuerzas y contraatacar con éxito. Tiene que entender cabalmente las causas de la derrota, formular una estrategia de contraataque y llevarla a cabo. Todavía cuenta con muchas cartas y puede acumular varias otras que le pueden ser muy útiles para mejorar su pobrísimo desempeño en el campo de la comunicación y la formulación y gerenciamiento de las políticas que tendrá que llevar a cabo, especialmente en el campo de la redistribución, para recuperar el control del proceso político.

Avallay dijo...

Adolfo (que supongo no es el puntano) comparto. Es increible como esta derrota, también nos genera esperanzas
Gracias por pasar