domingo, agosto 07, 2011

¿Qué dicta la docta?

Todo indica que José Manuel De La Sota, obtiene un más que cómodo triunfo en Córdoba para ser nuevamente el gobernador, cumpliéndose lo que indicaban las encuestas previas. Ayer tuve une breve intervención en el programa de Julia Mengolini, por Radio Nacional y me preguntaban sobre las posibilidades presidenciales del ahora ganador. Bajas dije, si uno toma en cuenta que en el 2003 De La Sota fue la segunda opción de Duhalde, luego de Reutemann y las encuestas nunca le dieron mas de 6 o 7 puntos. La aparente victoria de hoy (contundente y sin discusiones de confirmarse los primeros números) no cambia la situación. De hecho deberíamos empezar a tener en cuenta que las victorias de los gobernadores en sus provincias, implican posicionamientos en el espacio político, pero eso no puede traducirse en una candidatura presidencial latente. Le brinda otra dimensión a su figura, pero para convertirse en presidenciable juegan otros muchos factores. Desde el retorno democrático sólo dos presidentes habían sido gobernadores (Menem y Kirchner) y no fue por su gestión en sus provincias que lograron la victoria en las runas nacionales. Hay que empezar a pensar, a observar en realidad, que la construcción se da de otros modos. De La Sota puede arrasar en Córdoba, pero eso no cambiará las cosas.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Dotorrr de la nueva época... parece confirmarse la teoría de los triunfos de los oficialismos... Julio Aurelio tiró una encuesta para el domingo ( que va a redondear esta semana ) da 41 Cristina, empate técnico entre Duhalde y Alfonsín en alrededor del 15...
Dany Turco.

RDM dijo...

Pasa, también, que hay mucha desesperación por encontrar esperanzas blancas y peronistas antiK con poder territorial relevante. En ese marco, "no K" es igual a "anti K" y 2015 puede venderse como que llega pasado mañana. Igual que con Urtubey o con cualquiera. El objetivo es limar, más allá de las chances reales o no que DLS tenga de pelear algo en 4 años. Me parece, en todo caso, que con un discurso "cordobesista" le va a alcanzar para poco.

Che, Don Roque, hasta me lo sacó a Breccia. Eso es mucha renovación a nuestra edad...

Abrazo.
RDM

Sergio De Piero dijo...

Ayer en TV decían: "el discurso de De La Sota, fue claramente mirando al 2015", construyen sobre cada suposiciones...

Renovarse es vivir!

Patronio1 dijo...

Ah! era usted el que hablaba en la radio? Lo escuché sin saber.

Sergio De Piero dijo...

lo que pasa que cuando posteo tengo otro tono...

Anónimo dijo...

Dr., no comparto su, llamemosla tesis, sobre los gobernadores. Primero, porq sobre 5 presidentes electos desde el '83 para acá (Alfonso, Menem, De la Rua, Kirchner y Cristina Kirchner), 3 fueron los "gobernadores". Acá permitame una licencia, porq De La Rua es la máxima autoridad política de un distrito asimilable a una gobernación. O más central aún, como la CABA.

Además, ud. dice "no fue por su gestión en sus provincias que lograron la victoria en las runas nacionales". Y si bien no habrá sido su "buena gestión" (segun como se la evalue) lo q los catapultó, el elemento central es contar con la apoyatura del aparato estatal territorial para desplegarse, si la conyuntura es favorable. Además, ser gobernador (mas allá de la gestión concreta) da un relieve, una dimensión, q atribuye capacidad probada de gestión, q otros cargos no dan. No es lo mismo un diputado, un senador. Quizas un ministro, pero si sos ministro sos recambio dentro de un espacio político liderado por otro (el presi), y si llegas es como delfín. En la argentina no pasó, y con las pocas ganas de largar la manija de los políticos de acá, no creo q pase nunca.

Y eso q no nos referimos a los presidentes "no electos". Rodriguez Saa y Duhalde eran o fueron previamente gobernadores. Su caudal político propio en la gobernación, en una selección de mesa chica y en una crisis, es mayor capital q cualquier otro. Va, en el caso de Rodriguez Saa fue más audacia q otra cosa. (seamos buenos, digamos audacia).

Es más, yo le propongo la tesis contraria a la suya. La "anomalía" es formar presidenciables ganadores por fuera de las gobernaciones. El caso de Alfonsín, por la "anomalía" (esperemos q sea de acá en mas anomalia) del gobierno de facto anterior, donde no habia gobernadores electos. (y los milicos en retiradas sin ninguna chance de poner si quiera candidato).

Cristina es una "anomalía política". A la banda se la prestaron, siendo buenos. Se la va a ganar por derecho propio recien ahora.

G.S.

Sergio De Piero dijo...

GS: bien, interesante. Es cierto lo de la necesidad del poder territorial, para construir la candidatura. Pero usted me señala dos anomalías sobre 5; para mi es mucho. De todos modos lo podemos decir de otra manera: no me cierra en absoluto la transferencia, la replicabilidad del modelo X (donde X es una provincia). No sólo no puede replicarse el modelo de gestión, sino tampoco la construcción política para llegar a la presidencia y gobernar; mas bien iba por ese lado lo que quería decir.
Gracias!
Salutti

Anónimo dijo...

Ok Dotor. En algo podemos acordar: el aura de presidenciable no se gana por "replicar un modelo de gestión". Eso no garpa. Miren al Alberto.

Sobre el tema de cantidades de "anomalias", permitame una descarga: lo del 83 necesariamente es anómalo en términos de acumulación (q será eso?) política. No había gobernaciones. Situación q esperemos no se repita.