viernes, agosto 05, 2011

Sobrevolando Chile

No es poco lo que está pasando en Chile, en un país cuya movilización de la sociedad civil, no suele ser evidente, aunque allí están las movilizaciones y represiones sobre los mapuches (algunos condenados por una llamada ley antiterrorista). Pero lo de ayer recuerda a las protestas de cada 11 de septiembre potenciadas. El Mercurio, habla de abrupta caída en el apoyo al gobierno de Piñera y a toda la clase política, según una encuesta. (Contrastando con el notable apoyo editorial del mismo diario)
Los protagonistas son lo jóvenes que ven que sus posibilidades de inserción en el mercado laboral, decae ante una educación que se ha empobrecido si se refiere a la pública y encarecido enormemente, en el ámbito privado. Dicho de otro modo "las oportunidades que brinda el progreso y la modernización del sistema", se han fijado en un costo que para la mayor parte de la clase media se vuelve inaccesible.
Ya los denominados "pingüinos" se habían hecho sentir con el mismo reclamo en el gobierno de Bachelet. Ahora, con el socialismo fuera del gobierno, la protesta ha crecido. La aparición de Marco Enriquez Ominami y sus 20% de votos, no parece vincularse a esta expresión porque su voto no representó estas luchas sino el impreciso rechazo a la clase política. No fue una válvula de escape del sistema, porque no portaba esas banderas y aunque hubiese querido, por el sistema binominal de Chile, el tercero, con 20%, no consigue ni una sola representación. Y acá va el pequeño comentario: la estabilidad chilena, también se sostuvo barriendo bajo la alfombra este tipo de problemas o la posibilidad de que un dictador fuese senador de la nación. Si encima no existen mecanismos institucionales para que los disconformes se expresen y sean escuchados, lo que sucede es que te toman la Alameda y 800 detenidos, en el país donde el orden, era la regla.

No hay comentarios.: