lunes, diciembre 27, 2010



¿Quiere aprender de un dotor? Lea a De Pablo

Si usted, joven argentino, no tienen la edad suficiente para recordar los programas económicos de Juan Carlos de Pablo en épocas de la dictadura, no se preocupe, porque hoy está a su alcance. Bueno mas exactamente el domingo, en el suplemento económico de la Nación, una breve nota titulada El que no llora por la tierra tampoco la mama, nos ilustra sobre la lógica de acción colectiva de los ocupantes de Villa Soldati, léase, los negros.
La nota, porque negarlo, hace un entretenido ejercicio de entrevista al premio Nobel, ya fallecido, William Arthur Lewis. Sin embargo inicia citando a J.L. Romero, al afirmar que el traslado de los habitantes del campo a la ciudad en la Inglaterra del siglo XVI, se debió a la ley de granos (según de Pablo de 1946), a los Principios de David Ricardo, y a que el electorado se concentraba en las ciudades. A la final también había punteros en Londres, con lo elegantes que son.
Bueno parece que esta lógica es la que inunda la Argentina. Invito a leer algunos párrafos imperdibles:

En 1970, Harris y Todaro observaron que a pesar de que el sector agropecuario genera empleos productivos, y que en las ciudades se registran altas tasas de desocupación, la migración interna no sólo es un flujo continuo, sino creciente.

-¿Debido a qué?

-La clave está en la diferencia entre lo que la persona gana quedándose donde está y la expectativa que tiene de conseguir muchos más bienes en la ciudad, vía trabajo más la manipulación política de la distribución del ingreso..." Claro por ejemplo los suculentos sueldos que se pagan por al cosecha de cebolla o ajo, mientras te rompes al espalda. Y sigue

-Eduardo Amadeo afirma que el crecimiento de las villas tiene un gran componente endógeno.

-Punto muy importante. Si una familia numerosa vive hacinada y sus hijas quedan embarazadas, no pueden vivir con sus padres. En la medida en que no haya expansión de las villas, los valores de la propiedad y el alquiler aumentarán. Margarita Barrientos apuntó que 80% de quienes ocuparon el parque Indoamericano tienen casa o alquilan. ¿Qué buscan? Otra casa o pagar menos alquiler.

-Lo que pasa es que no hay crédito hipotecario.

-Pensar que el típico okupa puede pagar una cuota de crédito bancario, para vivir como él cree merecer, en los lugares donde desea vivir, es no pensar. Diversas iglesias, no sólo la católica, tienen décadas de experiencia en ayudar a familias de pocos recursos a construir sus casas. Solucionan problemas reales, utilizando muy bien esfuerzos y recursos. ¿Por qué no se consulta a los que saben?

No tiene idea de cuanta gente de hacina dentro de una vivienda en sectores populares. "para vivir como él cree merecer", porque como se sabe, el mercado es el que tebe decir como mereces vivir y no tus pretenciones altaneras. Ya lo dijo Juan Carr: las organizaciones sociales pueden construir algunas viviendas. Solo el Estado resuelve el problema. Y para concluir esta verdadera clase:

-"El que no llora no mama" se ha convertido en una herramienta de muchos argentinos.

-Cuando las máximas autoridades alientan a los estudiantes a tomar los colegios, cuando cualquiera corta cualquier ruta durante el tiempo que desea, la señal que reciben los argentinos es que, salvo que en los disturbios mueran de un balazo, los transgresores no sufrirán ningún castigo y probablemente reciban algo. Lo menos que tienen que hacer las autoridades es dejar de alentar este tipo de comportamientos.

Dejar de alentar, y de paso repartir balazos, ¿no Juan Pablo? Ah...como se extraña Martinez de Hoz


4 comentarios:

Mariano F dijo...

Este es un ratón de puerto. Como todo economista tonto habla desde la torre de marfil que se construyó para decir las barbaridades que leí en su post.
Saludos y felicidades Dotor
Mariano

Sujeto dijo...

Querido Dotor
De este tipo en cuestión, me molesta más el modo canchero que las pavadas que dice.
Mire lo que será el modo...

Avallay dijo...

Mariano: "econimista tonto" excelente.
Sujeto: usted recordará sus programas televisivos, donde quería convencerte que la desindustrializaciòn y hacer mierda el paìs estaba buenìsimo, justamente con esos modos

Mercedes dijo...

Tremennndo!