domingo, diciembre 19, 2010




Cuando de política no hablan los dotores


Juan Carr fue uno de los referentes mas improtantes del "movimiento solidario" surgido en la segunda mitad de los '90. Solidaridad allí era la antítesis de la política, pensada para los negocios y viciada de defectos.
Hoy La Nación le hace un reportaje en el suplemento Enfoques, reportaje del que debe haberse arrepentido. Dice el veterinario:

"Hoy, más que solidaridad, se necesita participación política. La cultura solidaria en la Argentina está instalada en la proporción necesaria. Ahora hay problemas más graves, como la falta de participación política. Yo estoy tratando de colaborar con la construcción de una escuela bilingüe toba en el oeste de El Impenetrable, tratando de construir la Casa Garrahan Chaco en Resistencia. La solidaridad puede construir una casa, dos, pero alguien dijo que se construyeron 8000 viviendas en diez años en la Ciudad de Buenos Aires y que ahora hay 1000 familias que demandan viviendas. Eso lo resuelve la política."


Además dice que hay hambre, pero estamos mas cerca que nunca de resolverlo; que bajó la mortalidad infantil gracias a la política del gobierno, y reivindica a Nestor y a Cristina, aún tomando distancia. Habla del trabajo social que hace la izquierda, los peronistas, la iglesia, los judios y la derecha democrática (ojo no cualquiera).

No se quien lo fue meloneando a este muchacho, pero hizo un buen trabajo.

7 comentarios:

Sujeto dijo...

Tordo:
Este muchacho, Juan Carr, cuenta con todo mi respeto.
Abrazo

Ana dijo...

Hace rato que el tipo viene moviendose en aguas cercanas al gobierno o al menos a muchas de sus políticas sociales. está haciendo movidas interesantes y fue capaz de armar un discurso que se aleja del fanatismo oficialista pero se posiciona políticamente de manera clara. también cuenta con todo mi respeto y no creo que en los 90 haya sido eso que decís que fue
saludos

Avallay dijo...

Ana: no digo que el tipo fuera el brazo humano del liberalismo, pero si crei, lo podes buscar en reportajes, que la cuestión social se solucionaba con buena voluntad y desde la sociedad civil, porque la política era algo por lo menos, poco transparente. Lo mas interesante para mi, no es cuanto se acerque al gobierno, sino que piense la política de otra forma

Sujeto dijo...

Avallay:
Siguiendo la línea de lo que estás diciendo, creo que "política" tenía una lectura en los 90 y otra muy distinta ahora. Coincido con vos en que el acercamiento al gobierno es secundario, porque lo valioso es que coincida con la intencionalidad y el tipo de políticas que se quieren aplicar, más que otras cuestiones.
Abrazo

Ana dijo...

Por supuesto que el acercamiento al gobierno es secundario. lo que no es secundario es la reivindicación de la política pública como herramienta de cambio. Coincido con sujeto en que la política es percibida hoy de manera muy distinta a como era en los 90 y Carr no es un extraterrestre, percibia la política como el 90% de la gente: ese lugar del negocio sucio en el que lo maculado dejaba espacio de actuación a las ong, fundaciones y demás que sus buenos negocios han hecho también. convengamos que la CTA de De Gennaro (y este es otro tema) no tenia en esas epocas una mirada muy distinta acerca de la política... con perdon

Avallay dijo...

Ana: claro, la CTA y unos cuantos mas proponían otras cosas. En todo caso lamento que algunos hoy, no actualicen esa lectura...

damian dijo...

exelente blog como hago para mantener contacto con su blog?