domingo, marzo 20, 2011



Aberraciones

Indignadísima editorial de hoy en La Nación, porque en un video armado por gente de José Luis Gioja, se compara a Kirchner con San Martín, haciendo un "uso ideológico de la historia", algo que nunca se le pasó por la cabeza, por ejemplo, a Bartolomé Mitre. A esta comparación, La Nación la llama Aberración, no señalando a cual de sus dos significados se refiere, según la Real Académia Española:

1. f. Grave error del entendimiento.
2. f. Acto o conducta depravados, perversos, o que se apartan de lo aceptado como lícito.

Supongamos que es el segundo. En fin, califica a quienes lo hacen de delincuentes, justo con la palabra que se utiliza para adjetivar los crímenes, como aberrantes. (Cuando en 1984, se modificó el Código de Justicia Militar, se hacía mención a los crímenes atroces y aberrantes, como aquellos cuya inocencia no podía blandirse en nombre de la obediencia debida). De modo que quienes hicieron el video, están mereciendo la cárcel.
Si tomamos la primer acepción, lo califica de brutos, simplemente. La nota no lo aclara. Y si es este caso, se trata del mas común de los argumentos equivocados: negar que la historia es un relato. Los hehcos son sólo uno, es decir lo que efectivamente sucedió. La lectura de esos hechos, son múltiples. Como en el Jardín de los Senderos que se bifurcan de Borges, en el estudio y la escritura de la historia, hay tantas versiones posibles como lecturas de ella se hagan: en una San Martín es un héroe; en otra un infiltrado de los masones ingleses; en otra un flojo que se fue cuando la cosa se complicó políticamente; en otra también, un bárbaro que le regaló el sable a Rosas.
La Nación, como tantos otros, se horrorizan hoy con "el culto a la personalidad" hacia Néstor. Pero olvidan que si el pinguino fue uno mas del montón, esas construcciones de su figura caerán en el olvido. Pero si fue otra cosa....nos vemos en octubre.

No hay comentarios.: