martes, mayo 26, 2009

Tema de campaña III: vivir de prestado


La campaña electoral avanza pero el debate no despega. Y puede sonar un poco a que me pagaron para el post, pero lamentablemente no. Es esto: en una campaña de renovación legislativa la mayor cantidad de propuestas las debe hacer la oposición. El oficialismo, (y digo, ahora, hace 10 años, hace 22 también) ya está gobernando y esas son no ya sus propuestas, sino las políticas que aplica y seguirá aplicando si obtiene el voto mayoritario; las elecciones le sirven para validar lo que ya está haciendo.

La oposición, en realidad las oposiciones porque no son una, ni son asimilables una a la otra, están justamente en el desafío opuesto: convencer a los votantes que las políticas actuales son equivocadas y que se deben cambiar por otras. Esas otras son, justamente, las propuestas de campaña. y ahí es donde aparecen esta especia de nuevos pobres:la república, terminar con éste modelo (?), acabar con el clientelismo, vivir mas seguros (que los vecinos puedan tomar mate en la puerta, versión Macri se acuerdan?), créditos a la pyme, estimular las economías regionales, terminar con la soberbia (y porque no con la envidia y la gula ya que le damos por los pecados capitales).


Domingo Cavallo, ha sido de los pocos que ha dicho las cosas con nombre y apellido: volvamos a los '90. Una tibia Carrió ha dicho que debemos recurrir al FMI nuevamente y De Narvaez que el déficit fiscal se baja con ajuste. Pero han sido medidos porque saben que eso solo le suma los votos asegurados de la derecha, para el resto de la sociedad es como hablarle de Colombia después del 5 a 0. Y no estamos chicaneando, lo que estamos diciendo es que las oposiciones están en un brete: o blanquean su intención abierta de favorecer políticas de desregulación y mayor incidencia del mercado (en parte lo hicieron votando en contra de la 125, la estatización del Aerolíneas y la disolución del sistema de las AFJP).


Mientras, prefieren vivir de prestado. Los temas que Clarín y Nación consideren que merecen la portada, como las estatizaciones de Chavez, en uno y otro eso serán los debates que las oposiciones intenten seguir, a falta de ideas originales, demostrando así un profundo conocimiento de las demandas ciudadanas: la defensa irrestricta de los intereses de los capitales de empresas argentinas en el exterior.

3 comentarios:

Leo Carballo dijo...

Es cierto, las oposiciones de un modo u otro quieren volver al menemismo, porque los beneficiarios de las políticas de los noventa son los financistas del colorado vigilante, de la gorda naranja, del salame de Felipe, y de los demás crápulas unidos en cooperativa de garcas. Pero sabe qué, tordo querido? hay una enorme franja de la población, llamada medio pelo que en su profundo deseo de defecar más alto que lo que le resulta posible, tiene un imaginario político que la lleva a adoptar el ideario liberal que preconiza la derecha opositora, con tal de no parecerse ni por asomo a aquello que detestan: los pobres y los cabezas. Y son muchos. Y votan todos.
Un abrazo.

Lola dijo...

Muy cierto lo que dice Leo. A lo que agrego otra franja que tiene muy obturada la capacidad de reflexionar (obturación que, creo yo, es producto del consumismo exacerbado y su discurso publicitario + la falta de educación política propia de los tiempos). También por eso prende el discurso basado en los "pecados capitales" (me hizo reír, dotor).

Avallay dijo...

"salame de Felipe" eso!
Si el hago reir estoy hecho Lola
Gracias por pasar