jueves, junio 07, 2012

Bauman les habla a los caceroleros

"El problema es que las únicas comunidades que pueden construir los solitarios, y que los administradores del espacio público pueden ofrecer si son serios y responsables, son aquellas construidas a partir del miedo, las sospecha y el odio. En algún momento, la amistad y la solidaridad, que eran antes los principiales materiales de construcción comunitaria, se volvieron muy frágiles, muy ruinosas o muy débiles. Las penurias y los sufrimientos contemporáneos están fragmentados, dispersos y esparcidos y también lo está el disenso que ellos producen...El mundo contemporáneo es un container lleno hasta el borde del miedo y la desperación flotantes, que buscan deseperadamente una salida."

Zygmunt Bauman
En busca de la Política
página 23, 2001

Esta noche prometen nueva salida a las calles para protestar contra...¿exactamente contra qué? ¿No poder comprar dólares? ¿la inseguridad? ¿la inflación? El antikirchnerismo, la derecha para decirlo más crudamente, se ha quedado sin agenda. Protesta contra lo que Bauman señala mas arriba y que planteado de ese modo es muy dificil encontrarle una solución política. La aspiración a una comunidad ausente de conflictos e incertidumbres (y de miedos), es un sueño que solo los políticos irresponsables pueden prometer. 
Por eso los caceroleros tienen tantos problemas, además de su insatisfacción crónica con el gobierno de Cristina. En primer lugar aspiran muy poco. Un movimiento de protesta para generar un impacto político debe ser capaz al menos de silabear condicionamientos al poder establecido, desafiarlo y exigirle volantazo en su rumbo "Quiero comprar dólares" ¿puede ese deseo ser una herramienta de movilización social, aun para un sector acotado de la sociedad. En ese sentido, no pueden llegar muy lejos, porque piden muy poco. Exijan reprivatizaciones, el cierre del Congreso, elecciones anticipadas, la renuncia inmediata de Cristina; entonces sí, tal vez, digo tal vez, se los pueda tomar mas en serio. Encima utilizando la movilización callejera, una herramienta que no sienten como propia.  Porque para peor de males no tienen líderes y ese lujo dejalo para las minorías que solo buscan hacer ruido, no para quien quiera torcer rumbos. Los que tienen parece que están medio ocultos, pues serían algo impresentables. Los potenciales, digo Mauricio Macri ha quien votaron para Jefe de Gobierno, Eduardo Duhalde, al que votaron en las primarias o Hermes Binner votado en octubre por buena parte de ellos, no tienen intenciones de ponerse al frente y tomar su bandera. Binner porque no es el público al que quisiera conducir; Duhalde porque parece ya más cercano a un apacible retiro y Macri....No es así como quiere construir. ¿Acaso no tiene mayoría en todas las comunas y no podría desde allí lanzar un movimiento político convocante desde los barrios indignados? No lo hace. Disfruta más de una plaza convocada por un concurso de canto, antes que un acto político. Así creció y no quiere o no sabe como cruzar el río hasta orillas políticas tradicionales. 
Y los caceroleros 2012 seguirán batiendo latas. Un poco mas o un poco menos, pero no tienen horizonte. Además, la amistad social no los une. Si pudieran cagar al de al lado vendiéndole dólares 10 centavos mas que la financiera de la esquina, lo harían. No se quieren ni entre ellos. Por eso tampoco confiarían en un nuevo líder que resulte un par. Y para redondear la cuestión no tienen discurso razonablemente homogéneo ni, como dije, quien lo haga por ellos. En octubre votaron a presidente a desgano, carentes de representación presidencial.
Lo que el gobierno hará será buscar calmarlos, sabiendo que jamás les caerá simpático. Ayer Cristina dijo que pacificará su ahorros; no parece que haya próximos aumento de tarifas; acaso, incluso, suelten un poco el dólar. No mucho más. Solo si alguna de las premisas mencionadas se revierte (surge un líder político por ejemplo) habrá cambio de estrategia.
Certeza, seguridad, protección, esas son las claves de las búsquedas actuales para Bauman. Si quieren encontrar un poco, los enojados, deberán cambiar el modo de comprender a las tres.

5 comentarios:

Diego Reynoso dijo...

Excelente, dot!

Este es el problema cuando estos sectores no tienen representación o alguna organización política que los exprese o logre articular y combinar sus intereses. Como leí por ahi, no se si en twitter o en facebook: "si estos salen a cacerolear, es porque la oposición está en el horno". Es decir, significa que no tienen como articular políticamente... y eso en una época era la antesala del uso de la fuerza, ahora quien sabe... pero no lo quiero saber. Lo que se necesita, urgente, es un buen partido de centro derecha que se haga cargo de expresar, ordenar, canalizar y representar "eso". Pero, como insinuás, no se si sería expresable ese oculto interés que pretenden expresar y no saben como. Quizás la impotencia venga porque han perdido la "hegemonía" (como dirección intelectual y moral) que solían tener para convencer a los demás que lo bueno, el bien, lo correcto es o eran o coincidían con sus intereses.

Mr. Mojo Risin dijo...

muy bueno doc como siempre.. para mi a macri no le "reditua" acercarse a esos "sectores" (vease experiencia "elisa carrio" y su 1,8%)... ahora el toro dia hablabamos que esa "gente" si representa un pasado que esperemos hayamos enterrado, el problema que tenemos con el señor de bigote y fans de queen, es que para nosotros, no representa "lopeor de los 90 neoliberal" sino es la cara visible de la derecha neoliberal del siglo XXI que esta tratando de acomodarse... atenti a eso.. por eso es tan importante la pelea en la ciudad...

saludos

y a ver si le ganan a los bosteros que estan insoportables, aunq nosotros nos preocupamos por lo nuestro, que el domingo en victoria tenemos una mini final con los amigos de sergito massa...

Sergio De Piero dijo...

Diego: coincido. Ahora, ya me está costando entender porqué la derecho no puede armar un partido nacional. Sus apariciones en el interior fueron esporádicas y vinculados a candidatos como Del Sel u Olmedo, pero luego de la elección desaparecen, justamente nunca apuntaron a construcciones a mediano plazo. ¿no pudene hacerlo? la misma UCR los limita? Los "caudillos provinciales"? No

Mr Mojo: pienso lo mismo. Pero me cueta creer que se peudan transformar en tora cosa.
Lo segundo dalo por hecho

Salutti

Dany Turco dijo...

Dotorrr... Le dejo una carta real ( me consta que es real, porque me la envió mi primo que es Sacerdote y trabaja codo a codo con el con el Padre Lorenzo ) sobre la película de moda entre los mismos que cacerolean.Evidentemente, estamos conviviendo dos sociedades muy distintas, con valores, visiones e ideales contrapuestos.
Dany Turco.

DEL P. LORENZO DE VEDIA (párroco de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, de la Villa 21, Barracas)
A PROPÓSITO DE LA PELÍCULA “ELEFANTE BLANCO”…

¡QUÉ PEQUEÑO ERA MI MUNDO!

Una tarde, mi padre paseaba por San Pedro (localidad de la provincia de Buenos Aires) y, mirando una villa instalada en una barranca, se acordaba de la frase de una obra de teatro: ¨que pequeño era mi mundo¨
Esta frase puede ser la conclusión de muchos que ven la película ¨Elefante Blanco¨. Se muestra un mundo tantas veces ¨ninguneado¨ por el resto de la sociedad. Podríamos decir que el tema de las villas hoy está en el “tapete”. Aparece en programas y series de TV, ahora en esta película y en muchos comentarios de la gente.
Esta película es parte de un proceso de cambio en el que, como sociedad, queremos sacar del ¨olvido¨ a los villeros. Hoy los ponemos en ¨primera plana¨; se habla de ellos, se les dedica notas, programas, películas, políticas públicas, proyectos de la O.N.G...
Ninguneados o en primera plana, conviene seguir abandonando una mirada lejana, distorsionada y equivocada sobre los habitantes de las villas.
Tanto los curas que vivimos en las villas como los vecinos somos seres humanos con luces y sombras, con las contradicciones propias de quien está en camino. Llegará el día en que no se necesite hablar de la villa como de un mundo lejano y desconocido. Sabemos que la villa no es ¨un lugar al que hay que ayudar¨. Hay mucho que aprender de estos barrios, que tienen mucho para aportar a la gente de otros lados.
Está bueno que se muestren realidades que existen en estos barrios, como el narcotráfico, la toma de tierras y los sórdidos pasillos de las villas. Pero debemos saber que la realidad de la villa es más amplia que esto que aparece. Es bueno que salgan a la luz muchas realidades que antes ¨no existían¨. Pienso que vamos en camino hacia una visión más integral sobre lo que se vive en estos verdaderos barrios obreros, donde hay mucha droga y violencia pero también hay solidaridad, fiesta y espíritu de progreso. Los curas que tenemos el privilegio de vivir en las villas somos testigos de familias enteras que buscan salir adelante, jóvenes que le pelean a la droga e intentan avanzar en su camino de recuperación. Miles de hombres y mujeres salen temprano todos los días para ganar el pan con el sudor de su frente.
Algún día, las películas y los programas de televisión, reflejarán de manera más completa todavía lo que pasa en las villas: el sentido de familia, la religiosidad popular traída de las raíces, los jóvenes creciendo, las madres que son madres de sus hijos y de otros también…
La Iglesia acompaña la vida del barrio. Los curas no estamos solos. Los principales actores de la Iglesia son los vecinos del barrio, hombres, madres y jóvenes que se constituyen en líderes positivos para los menores. Es verdad que contamos con trabajadores sociales y personal técnico, pero estos se ubican como parte de un proyecto pastoral que va más allá de ¨correr detrás de emergencias¨. Somos un pueblo en marcha. Gracias a Dios y a la Virgen, los vecinos de las villas son protagonistas en su lucha por la dignidad, la inclusión y la liberación.
Celebramos que la película ayuda a sacar del ¨olvido¨ a los que Dios no olvida. Reconocemos que la realidad en las villas es más de lo que refleja ¨Elefante Blanco¨. Soñamos con una integración urbana en la que no haya excluidos y todos ampliemos la mirada que tenemos del mundo.

PADRE TOTO

Sergio De Piero dijo...

Dos sociedades Turco