viernes, noviembre 27, 2009



Lo subterráneo


Carlos Tomada demostró ayer que es uno de los ministros mas eficientes con que cuenta el gobierno. Luego de semans de negociación, alacanzó un principio de acuerdo co lo delegados de Metrovias. Encontró una fórmula intermedia donde les reconocerá a los delegados la capacidad para negociar salarios, aunque no les otorga la autonomía sindical. De todos modos esto comeinza a marcar seguramente un nuevo escenario sindical en la Argentina que veremos como se modifica en los próximos años. Este tipo de "fracturas" se pueden observar en otros gremios aunque no con la misma intensidad. Argentina es de los pocos países de la región que logró mantener el sindicato por rama. Y aquí comienzan las tensiones: mientras la libertad sindical es un derecho, los paises vecinos que han ido en esa línea tienen un movimiento obrero con escaso poder de presión. Veremos como influye el cambio de escenario.


Desde luego, después de anunciarnos en todas sus tapas el caos por los paros en el subte,
Clarín y Nación ni se enteraon del acuerdo que garantiza un año sin paros. No sea cosa de llevarnos el susto de que algo se soluciona.

2 comentarios:

ricardo scott dijo...

Ponéte las pilas y dejá de errarle a las teclas. Labure un poco mas o renuncie.

Avallay dijo...

aj aj aj digo ja ja ja...