miércoles, noviembre 18, 2009

Así no hay derecha que camine

Mauricio Macri pierde por segunda vez en pocas semanas, a su jefe de la no nata Policía Metropolitana. Que Palacios y Chamorro se hayan tenido que ir vinculados a escuchas ilegales y espionaje, da muestra de lo improvisada que es al gestión del ex presidente de Boca.
Las dos renuncias, que son calcadas por el contexto, da cuenta de un grupo de empresarios que se encontraron con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pensando que era una nueva sucursal de la empresa. Que se haya desentendido de asuntos de inteligencia en su propio gobierno da muestra de su escasa capacidad para llevar adelante un gobierno. Uno sospecha que le dijo a estos ñatos: "ah querés espiar gente de la oposición y al guasón? y dale; eso si no me armes un kilombo eh? Cualquier cosa decime" y dió por cerrada su intervención. Esta posibildiad es mas cierta que imagnar un plan pergeñado por Macri para lograr un control absoluto de la situación. Eso sería ser demasiado generoso con sus capacidades.
No sabemos que será del futuro de Macri, pero no parece el bronce. Así la derecha desperdicia una vez mas (¿por suerte o por desgracia?) la oportunidad de construir una partido político moderno capaz de aventurarse a mayores desafíos. Da gracias, si no tienen otros papelones de este tipo de acá a fin de año.

2 comentarios:

Patronio1 dijo...

Ya comenté algo parecido en el blog del ingeniero. Para mi que Mauricio no tenía ni idea lo expuesta que es la gestión estatal, lo juzgada que está permanentemente. Tal vez, se convenza de que es mejor y mas seguro chorear en el ámbito privado y nos deje a todos en paz.

Avallay dijo...

Eso, eso.