viernes, febrero 03, 2012

A veces llegan cartas de Moyano


La CGT dio a conocer esta tarde dos cartas de Moyano a la Presidenta de la Nación. En ella les pide retomar el diálogo, en torno a temas de interés sindical: quitar el techo salarial para las asignaciones familiares, bajar el mínimo no imponible en ganancias, perseguir el empleo informal, y defender las obras sociales. Con las cartas Moyano quiso demostrar dos cosas una explícita y otra implícita: los temas de la agenda sindical, y por otra parte dar cuenta que tiene que recurrir a una carta para que el gobierno atienda sus demandas, reforzando la sensación de que el kirchnerismo habría optado por alejarse del sindicalismo.

Probablemente el origen de esta cuestión sea el modo en que Cristina Fernández encaró la estrategia electoral del 2011, donde el sindicalismo tuvo un rol menor. Como en algún momento se comentó, la sensación de quedar "afuera" del armado de las listas, respondió más a las expectativas que los dirigentes sindicales tenían, que a la comparación con 2009 y 2007. A ello siguieron los cruces, algunos fuertes, que la presidenta tuvo vía discursos públicos con Moyano indirectamente y con el sindicato de pilotos de avión en particular, aliado o cercano a Moyano. Pero eso, me parece, no demuestra una guerra abierta de Cristina con el sindicalismo, sino el marcado de cancha que le permite el 54% ya que puede decirse que también fueron "afectados" los gobernadores, diputados, etc. El contundente triunfo de Cristina ya en agosto, le permitió establecer reglas de juego político en su gobierno y el espacio político que preside, sin necesidad, por ahora, de negociar mucho.

Por su parte no deja de llamar la atención el armado y desmonte de alianzas en las que Moyano parecía inscripto: el año pasado apoyó a Amado Boudou como pre candidato a Jefe de Gobierno porteño, en una alianza con Julio De Vido. De eso, que sucedió hace uno 8 meses, parece no quedar nada. Y claro hoy Carlos Tomada no puede ser un puente, cuando Moyano no lo apoyó como pre candidato en aquel mismo cargo. Hoy todos los caminos parecen rotos, cuando al situación económica y la orientación política del gobierno no parece muy distinta a la de hace un año atrás.

Moyano sabe que no encontrará otro gobierno más pro sindical que este en el contexto local. El gobierno sabe que el modelo sindical de la CTA, está en terapia intensiva con pronóstico reservado y que el que lleva adelante la CGT es el realmente existente. En el fondo resta saber las cartas que cada actor tiene escondidas en esta pelea, que por momento parece incomprensible. La posibilidad de un recalentamiento viene de la mano de un cambio de políticas que refiera a las obras sociales, pro ejemplo. Caso contrario, parece avivada por el insoportable calor del verano que transitamos.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

es un pliego de condiciones de quien quiere apretar ,pide cosas que no se pueden hacer-ahora-además si esto es como la Alianza para qué pide..eh ..

Mr. Mojo Risin dijo...

me parece que hugo se equivoca... creo q la CGT es un actor importante, pero no creo q sea "la columna vertebral" del movimiento hoy en día. Igualmente, sabe q le soltaron la mano, pero una retirada digna seria mejor que estas payasadas, pero si le pedimos eso a Moyano, es que nunca entendimos la politica no?..

Sergio De Piero dijo...

Bueno creo que en parte es el "dolor de ya no ser". Ahora de todos modos, el hecho de que al asado de ayer fueran pocos dirigentes, marca que su estrategia no e sla mejor y que probablemente sus dias al frente de la CGT estén contados.