jueves, abril 02, 2009


Yo recuerdo, también, a otro Alfonsín

Tal vez mañana digamos algo sobre la movilización popular en torno de la despedida a Raúl Alfonsín. Quienes lo vivimos por televisión, nos queda un cuadro bastante impactante, que debe representar muchas cosas, pero eso otro día.
Si usted lo vivió por televisión, terminó de comprobar que el conjunto de los periodistas argentinos deben historia de primer año, que plasmaron en los "informes especiales", hechos a los apuros, y donde los errores históricos eran mas protagonistas que el propio Alfonsín. Pero bue, es lo que hay. Sin embargo no es eso lo que me llamó la atención, lo que se dijo, sino lo que se calló. Hubo otro Alfonsín que apenas fue mencionado en algún canal como el 7 (lleno de resentidos como se sabe) y alguna radio, no mas.
El otro Alfonsín que yo recuerdo dijo o hizo cosas como estas:


Declarar, delante del mismísimo Ronald Reagan, la inviolable autodeterminación de los pueblos, mientras los EE.UU. financiaban a los contras en Nicaragua.

Soportar durante los 6 años de gobierno el ataque incesante de Bernardo Neustard y Mariano Grondona en Tiempo Nuevo.

"el gobierno...tenía un diario amigo, La Razón, para contrarrestar las críticas que le hacían La Nación, Clarín y La Prensa" (R. Sidicaro, en La Política Mirada desde Arriba, página 473, Sudamericana 1993)

Abrir la importación de pollos para bajar el precio interno del animal, y morfarse la opereta anticorrupción por "los pollos de Mazorín" (aunque se hayan manoteado algo, fue claramente una opereta del sector).


Llamar a "un grupo de periodistas" "verdaderos cagatinatas".

Criticar, mas de una vez, elípticamente, a Clarín.


No privatizar los canales de televisión.

Pedirle desde un altar, al final de una misa , al Capellán Castrense (el cargo que luego fue elevado a obispado y que ocupaba Baseotto) que si tenía pruebas de corrupción en su gobierno las diera. (el cura se había despachado un par de barbaridades en el sermón sobre corrupción y democracia).

Crisparse cuando alguien criticaba a su gobierno.

Establecer un acuerdo para la fabricación de misiles (el Condor II) con finaciamiento de Alemania y Egipto. Creo que Irak también estaba en el asunto.

Cambiar las fechas de las elecciones para adecuarlas a las urgencias de su gobierno.
Incorporar a su gabinete a los gordos de la CGT, con el objeto de ganar las elecciones de 1987.

Ser silbado por los agrogarcas, en la inauguración de la feria de la Sociedad Rural en 1988, por aplicar retenciones a la exportación de granos. (Canal 7 pasó ayer el video)
.

Parece que era un poco mas que el Plan Austral y los carapintada ¿no?






6 comentarios:

Leo Carballo dijo...

Si, todo eso también fue el Dr. Raúl Alfonsín. Y la bronca que le tuvimos porque nos ganó las elecciones, y las esperanzas de las clases medias en tener una democracia, una república, aunque salgan corriendo cuando la república incluye a los otros. Pero el Dr. Alfonsín fue el mejor de los radicales, lo que se nota claramente frente a sus patéticos correligionarios de éstos tiempos, embebidos de derecha, que no de derechos. Un abrazo.

Ignacio dijo...

hoy salio una nota muy buena:

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-122570-2009-04-03.html muybuebna

Verboamérica dijo...

Muy interesante su visión, tan distinta a la operación lavaje.

MONA dijo...

Siii... ésos que mencinás son los actos que lo engrandecen... y los que demuestran que a él le hicieron los mismos desplantes, las mismas operaciones de prensa, y similares actos para desestabilizarlo.
A él también lo apretó el sector rural, con la diferencia que él arrugó. Él tuvo que sacar leyes a pesar suyo... Y aún cediendo, aún con la búsqueda de los "consensos" que pide la oligarquía, el viejo lo sacaron.
Resulta que ahora nos amenaza la misma ideología. Hoy no hay espacio para dictaduras militares, pero la imposición del mercado es peor aún. Y nos la quieren meter los de casi todos los partidos, y algunos que eran peronistas también!!!!
Tenemos que tener bien en claro cuál es el enemigo; en mi criterio es el NEOLIBERALISMO. Está visto que Cobos y otros, van a poner en boca del viejo lo que les conviene. Y el líder radical ya no los podrá contradecir, como hizo tantas veces, cuando los llamó a la unidad, cuando los instó a seguir ideales, y no a personajes políticos... cuando le dijo a Lilita que no lo interpretó, que unidad es diferente a alianzas con fines electoralistas...
Entonces ya no es cuestión de si Alfonsín bueno o malo. La cuestión es hallar puntos comunes con la oposición para formar una comunidad de ideas afines. Y así tendremos en cuenta el legado del viejo: luchar por las ideas, y no por las personas.
Te mando un abrazo.

Avallay dijo...

Leo: un amigo radical me decía "Alfonsín fue una excepción. volvimos a la normalidad"
Ignacio: gracias muy buena la nota
Verboamérica: gracias
Mona: si tal cual lo decis vos. La de cosas que pondrán ahora en boca de Alfonsín. Les diría lo que el propio viejo le decía al peronismo en el 83 "si votan por un muerto, me pregunto quien va a gobernar si ganan"
Gracias por pasar

Chiclana dijo...

faltan dotor: los paros generales con movilización, los levantamientos y el apoyo de los compañeros (hay una relación entre los turcos veladamente aceptada por ellos mismos).