lunes, febrero 25, 2008


Macri hace honor a su cargo de Diputado (retro)

Para quienes bociferaron que Mauricio había despreciado su banca en la cámara de Diputados de la Nación, no asistiendo a las sesiones o durmiéndose en ellas, hoy nos enteramos que le dio a su cargo de representante del pueblo de la Nación, el lugar que merece. Resulta que Mauricio había dicho algunas cosas sobre Anibal Fernández y éste ofendido lo querelló por calumnias e injurias. Hoy el Juez Rafecas, ha fallado diciendo que Macri se encontraba protegido por sus fueros parlamentarios, como puede leerse acá. De manera que, no es cierto que no hizo uso de la banca: siguiendo una larga tradición suya y de varios otros, le sirvió para esquivar el bulto de una condena (en este caso sería pedirles disculpas al bigotón suponemos o no se una probation).

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estar aforado permite mandar cualquier verdura y decir "pelito pa' la vieja"?

Avallay dijo...

No es mi intención defender a Anibal Fernadez (el agraviado en este caso), pero si básicamente sirve para eso.
Salutti

Lucas Carrasco dijo...

se empieza asì, luego se sigue con que Cristina vaya las 4 de latarde. ¿Què tiene de malo que Macri no haya ido al congreso porque no se discuten ideas, si es cierto? ¿Porquè tiene que ir, para honrar què mandato? mmm, Macri acaba d emandar -con la venia de Fernández- a cagar a palos a gente asentada en las plazas y el problema son sus horarios?
Saludos, me gusta mucho el blog, pero ahì no estoy de acuerdo.

Avallay dijo...

Lucas: lo que quise poner es que Macri desecha la labor del congreso pero usó los fueros para no ser condenado. Eso no tiene mucha defensa.
La labor del congreso no se remite a los proyecto del PEN, hay muchas iniciativas que son muy importantes y que terminan siendo sancionadas, mas allá de que coincida que no se discute mucho
Gracias por la visita y la opinión
Salutti.

Lucas Carrasco dijo...

En ese punto tenés razón, sí. Yo pensaba que estabas haciendo un enfoque más, ponele, republicano en el sentido vulgar -carrionístico- del término y me parecía extraño, en tu blog.
De cualquier modo, la crítica de las formas suele operar como el modo de imponer agendas irrelevantes para los sectores populares.
Saludos, Avallay.