miércoles, julio 25, 2007


Nunca nos atrevimos ni a preguntar
Pero es el objetivo latente de las preocupaciones (demasiada palabra) de este blog: ¿Para qué sirve un intelectual? Lo peor es que ni siquiera puede decirse qué es, aunque abunden respuestas como esta, y algunas un poco mas complejas y ya clásicas como el amigo francés Pedro. Pero a la hora de quién entra y quién no entra en la categoría, la discusión es mas bien de poroteo (no existe por suerte un medidor de intelectuales, por ahora) y surge inmediatamente si los periodistas están o no adentro. Supongamos que entran. ¿su rol? Bueno parece que son muchos: informar, fiscalizar, a uno se el ocurrió que son los abogados de la "gente", en fin en cualquier caso la política está muy cerca. Algunos antecedentes como estos o estos se metieron en política mas de la cuenta, pero parece que la práctica entusiasma. Hoy el amigo Moral-es, según se define, Solo, se ofrece como armador de frentes opositores, por tercera o cuarta vez en lo que va del año, y además lo hace gratis. Se le cayó Lavagna, no le convence Carrio ni López Murphy y si no sale lo de Macri ¿En un mes lo vemos postulando a Romero Feris y a un hijo de Manrique?

5 comentarios:

escriba dijo...

Sí, o a un sobrino nieto de Frondizi o a una prima de un amigoi de Guido.

Avallay dijo...

Me gusta mas lo de Guido, digo por al personalidad

Norman dijo...

Adivine Ud. Dotor:
Los intelectuales somos gente comprometida con:
1)La realidad?
2)La causa?
3)La crítica
4)Nuestro ego (ombligo)
5)Todo lo que no afecte nuestra quinta.
6)Etc.
7)Etc.
8)Etc.

Avallay dijo...

Vale convertir mi ego y mi quinta en la causa?

Norman dijo...

Agréguele un par de etcéteras, por las dudas.