martes, abril 17, 2007

¿Cuando fue la última vez que te reiste
de un chiste de Nik? Sobre preferencias humorísticas no hay estandares ¿no? Pero este muchacho presentado por La Nación, como la revelación del nuevo humor, no parece hacer otra cosa que, o bien adherirse incondicionalmente a la linea editorial del diario, o bien repetir hasta el cansancio su "foto que habla" y los chiste obvios de oficina, que hasta se me ocurren a mi. Los del interior del diario o los del final de la revista Noticias, no son mas que reproducir la ideología del diario, con mensajes moralistas aproximadamente del siglo XIX. Antes "jugaba" con los afiches de las películas, algo que hacía Landrú, y bastante mejor, en la década del '50!!!! Cuando uno ya se sabe antes de leerlo, no solo el remate del chiste sino toda la estructura, me parece que estamos en problemas no? Sin contar los chistes donde toma a las maestras como viejas locas, ridículas, ignorantes e insoportables, dando una gran contribución al tema educativo. Y por supuesto todos los chistes de políticos o tienen que ver con la corrupcion o con las ambiciones. A ver si nos esforzamos un poquito y antes de pensar en el lector de La Nación, pensamos un poco en el humor y nos reimos un rato...

3 comentarios:

mendieta dijo...

Gracias dotor. Pero me acabo de reir de Nik gracias a su post. ¿Eso cuenta?

Marcelo dijo...

Bueno, es lógico que los humoristas tengan afinidad con la línea editorial de los medios en los que publican.

La misma crítica que se le hace a Nik se le podría hacer a Rep, por su afinidad con Página 12.

Avallay dijo...

Mendieta: si cuenta, seria propiedad transitiva
Marcelo: desde luego, y también a Rudy y Paz y a Tabare en Clarín y... Tenes razón. Pero Nik SOLO hace chistes pro editorial de La Nación y algunos muy poco creativos; lo que digo es que hay mas esfuerzo en seguir la línea que hacer reir. Manes Marzano de Ambito Financiero es el mejor ejemplo: sigue la linea del diario y me he cagado de risa mas de una vez.

Salutti