lunes, agosto 12, 2013

Ciclos, etapas o procesos. El Jardín de los senderos...



El, o la, que pueda ya hoy mismo quedarse con algunas de esas tres palabras para describir los que sucedió (y sigue sucediendo, en tanto las opciones políticas no fueron un fenómeno espasmódico de un domingo, sino una decisión) lo felicito, lo admiro, salvo que mienta. 
El retroceso de votos para el FPV es categórico; la justificación es sin duda compleja, pero en un momento donde la economía no pasa un mal momento, la explicación pareciera ser más estrictamente política. E incluso, a fuerza de equivocarme, simple. Ese 25% del electorado, o un poco más, que decidió abandonar al kirchnerismo, a manos de Sergio Massa, del radicalismo, del PRO, de los socialistas, según las provincias (y allí está la mayor fortaleza del FPV) tal vez percibió que el kirchnerismo no le estaba ofreciendo nada nuevo. Esto es más que el 22% del 2003, me decía alguien pero en aquel momento Néstor Kirchner era pura promesa, puro futuro. Hoy no está esa percepción. En una época con la fuerte impronta de los candidatos, la imagen del que me ofrece algo nuevo, tiene mayor relevancia de la que a veces se admite. 

La oposición ha insistido, la expresada desde los grandes medios en particular, con la idea de fin de ciclo. No ha tenido esa insistencia, por caso, el massismo que prefirió hablar de fin de mandato. El 26% nacional que estaría obteniendo el FPV es, repito, un dato inesperado que trastoca las perspectivas inmediatas. Pero parece un escenario muy lejano al derrumbe, esto es CFK todavía tienen recursos de poder para ser una pieza relevante en la elección del candidato para el 2015. Hay gobernadores ganadores (Uribarri, Urtubey, Capitanich y desde luego Scioli). Cristina hasta ahora no había dado señales de un delfín; de modo que el escenario de una bendición negociada, sigue presente. La re reelección para mi, nunca fue una posibilidad. Y lo dije. 

Todos tienen sus problemas. Massa ha hecho una elección inesperada por al distancia sobre Insaurralde. Le queda ahora mantener esa distancia (se dice que su objetivo es acrecentarla 7 puntos mas) y a partir de allí convencer a otros actores que él es el mejor candidato a presidente. El problema es que tiene que convencer, además del electorado, a muchos otros actores políticos, gobernadores por caso que aspiran al mismo sillón. Y si fuera candidato a presidente contar con gobernadores que lo acompañen ¿por fuera del FPV?.

El radicalismo, junto con el socialismo en varios distritos, ha hecho una elección respetable, lejos aún de la resurrección. Le sigue faltando el liderazgo nacional que reemplace a Raúl Alfonsín. El PRO que vuelve a ganar la capital y ser segundo en Santa Fe con Del Sel, debería comenzar a resignarse en obtener la presidencia: en CABA UNEN lo superó en votos, y perdió 300.000 respecto de la primera vuelta de 2011. Mauricio Macri no logró y creo que ya no podrá, instalarse a nivel nacional para soñar con la presidencia. 

Gracias a Borges, que nos regaló esa metáfora imprescindible para comprender la política argentina. 

Foto propia. Alta Gracia, Córdoba. 

3 comentarios:

Dany Turco dijo...

Dotorrrr.... perdimos la mitad de los votos. En una legislativa, como será la de octubre, suele perderse un 30 % del voto a presidente.

El voto perdido, se dispersó por todos lados.

Y la clase media opositora suele irse hacia el candidato con más chances de ganar.

¿Cómo se recuperan votos de aquí a octubre? ¿Se sale a contestar cada lunes, luego de cada durísima noche de domingo Lanatista? ¿Se mantiene el perfil de campaña de candidatos y gobernadores acompañanando las muestras de gestión, con centro en Cristina? ¿Se refuerza directamente a cada 1° candidato, donde ellos mismos sean protagonistas en cada distrito? ¿Se piden las renuncias de Moreno y Boudou? ¿Se toma alguna medida drástica que le simpatice a la clase media de voto volátil? ¿Se presentan proyectos contundentes a dos años?

Nota: me resulta increíble, y hasta cruel, la derrota en mi Avellaneda querido, donde se muestra constantemente el Estado presente, a través del municipio, en la mejor gestión de la historia del Partido, de la mano de Ferraressi.

Dany Turco dijo...

Dotorrr.... rectifico una parte, a nivel municipal:( igual me resulta poco )

Avellaneda 98,54% mesas escrutadas

FRENTE PARA LA VICTORIA 32,18%
FRENTE RENOVADOR 19,47%
UNION POPULAR 13,54%
FRENTE PROGRESISTA CIVICO Y SOCIAL 10,83%
UNIDOS POR LA LIBERTAD Y EL TRABAJO 8,78%
FRENTE DE IZQUIERDA Y DE LOS TRABAJADORES 5,46%
FRENTE POPULAR DEMOCRATICO Y SOCIAL (PODEMOS) 1,90%

Sergio De Piero dijo...

El punto es ver, que es lo que distanció a esos votantes del gobierno en una situación socioeconómcia estable. Eso es lo mas complejo.