jueves, diciembre 06, 2007


Nos ponemos medianamente serios: democracia y ciclos

Por ser fin de año y a días de un nuevo recambio presidencial, vale la pena (o no) sumarnos a debates de cierre y evaluación como del amigo.
Bien, podemos pensar que, sin ninguna obligación, los procesos políticos cumplen ciclos. (revista por otra parte muy buena). Por ejemplo podemos seguir el criterio electoral y desde el '83 para acá cada cuatro años una elección marcaba el rumbo para los próximos 4: 1983 triunfo del radicalismo, 1987, fin del proyecto alfonsinista y pista de despegue para el triunfo peronista del '89 (claro si Cafiero ganaba la interna y Menem rompía, la cosa pudo haber sido distinta pero no fue). seguimos 1991 apoyo en las urnas a la nueva coalición menemista; 1995, fractura de la oposición y consolidación del menemismo. Y ahí se nos complica, porque la derrota de Menem en 1997, marca la posible victoria de la Alianza en el 1999. Ya con el cambio Constitucional del mandato presidencial a 4 años, nos arruinaron la teoría de los ciclos de 4 años. Segunda posibilidad, pasamos a las décadas: los '80 el dominio de la teoría de la transición, es decir dejar el "péndulo" cívico militar, después discutimos todo el resto. Los 90 las reformas estructurales del Estado, o completar lo que ya se había iniciado, y la democracia ya está consolidada (sólo como procedimiento, que no es poco). Y ahora bien, crisis del 2001, desde no pasa nada a refundación nacional. Finalmente pasan algunas cosas y otras no. Pero está claro que no hay peligro de ruptura del orden constitucional y la agenda de las reformas (por ejemplo privatizar todo el sistema jubilatorio, las obras sociales, la imprenta del Congreso, objetivo desesperado de de Santibañez) quedó fuera de foco, puede volver, pero hay que rearmar la coalición y ser exitosa. Bien falta dos años para que la década se termine y nadie le puso nombre y nadie la conceptualizó. El gobierno, como antes cada uno calificó a su mandato, básicamente la denomina de recuperación, ¿qué se nos perdió y lo estamos recuperando', o el mas dantesco de "salida del infierno". Para encajar en ciencia política le falta un poco. Entonces ¿qué han dicho nuestros intelectuales? mmmmm poco o nada, no hubo, parece, inteciones e marcar la agenda o de aportar, sino en todo caso de apoyar o criticar o hacer las dos cosas al mismo tiempo para no quedar pegados. Pero la primera década del siglo se va sin nombre, ¿porqué? ¿No sabemos a donde vamos? ¿sobrevivir es la consigna y no hacer olas? Los organismos multilaterales se llamaron a silencio, el perfil acá bajó ,muchísimo. Pues bien queda el concurso abierto. Plazo final 30 de diciembre de 2009

4 comentarios:

Norman dijo...

Basta de parábolas!!!!

Avallay dijo...

Bueno pero que quiere, lenguaje carnicero nomas!!! Digamos una epsecia de "década donde cazaron la manija los muchachos del 70, con reconversiones, mezclaron un poco la ensalada y resultó lo que tenemso a la vista, que no sabemso que es?

Anónimo dijo...

Dotor se nota es tu no-ficcional escrito, una levedad sobre el 2001...Parece que para vos ese estallido fue de los ahorristas. Noo fue social, politico, cultural y tambien economico. Es decir el 2001 no fue tan livianito como vos lo decis. Quizas vos relativizas las metaforas pintoresca sobre la crisis el infierno. Fue de Presi...hubiera sido menos sutilesco y diria ESTAMOS HASTA LOS HUEVOS, quizas ahi vos me criticaria por ese exabruto, pero veo que quizas cualquier palabra o termino lo imputarias lo mismo.
Un saludo.

Avallay dijo...

No estimado anónimo, para mi fue una crisis, usando términos científicos, de puta madre, de hecho acabó con el sistema político como lo conocíamos, jamás quise decir livianito. Lo que digo es que el nivel de ruptura y el de continuidad fue interesante para seguir analizando. (y los ahorristas son los que me cayeron menos simpáticos de todos)Gracias por la visita
PD: la palabra escrita jamás reemplazará a la oralidad; hablando no nos hubiésemos confundido