lunes, noviembre 21, 2016

Trump y dos anécdotas weberianas


No he logrado encontrar el libro donde las leí, pero juro que en algún lugar oculto a mi búsqueda, existen. Las busqué en textos de Arthur Schlesinger (asesor de JFK) y de Richard Neustadt (destacado politólogo de USA). Estoy inclinado a pensar que las leí de este último, pero vaya uno a saber dónde. 

La primera remite hacia 1961. Kennedy es presidente de los EE.UU. En ese año inaugura unas obras de remodelación de la Casa Blanca. Sus palabras son lapidarias: "Al fin puedo concluir algo que había planificado". 

30 años después un republicano, George Bush (padre), ocupa la Presidencia. Su lema de campaña (ademas de "lean mis labios bajar impuestos"), había sido "Primero lo primero". Cuando llegó a la presidencia de USA descubrió algo impensado: "primero lo primero; pero siempre había algo que estaba primero". 

Donlad Trump, ha ganado las elecciones presidenciales con un discurso restaurador y proteccionista en términos económicos y peligrosamente racista, xenófobo, homofóbico, y varios horrores más. ¿Podrá Trump imponer una agenda agresiva en términos sociales y avanzar contra las minorías apenas asuma o, alertado por Max Weber, ¿chocará contra el poder instituido de las burocracias estatales que con su impronta normativista y procedimental, implantarán un letargo sobre las decisiones políticas y el payasesco presidente electo, deba someterse a los ritmos burocráticos? ¿Será finalmente la odiada burocracia la que salve a las minorías de ua era plagada de sombras? Primero lo primero.

No hay comentarios.: