viernes, enero 08, 2016

La sociedad civil en el gobierno de Macri


Por suerte algo de lo que abunda en la sociedad argentina, son actores políticos y sociales, activos. A ese entramado complejo, heterogéneo y variante, le vamos a poner el nombre de sociedad civil. Digo le vamos a poner ese nombre y no pretendo justamente aquí intentar una definición. Las ciencias sociales llevan décadas (siglos) discutiendo los límites de lo que entra y lo que no en la sociedad civil. Así que voy a ser poco pretencioso y me quedo con esa idea general. ¿Por qué me parece importante señalar esa visión general? Porque justamente la sociedad civil representa eso como específico: la variedad, la multiplicidad de expresiones. Por caso las ONG, no son "la sociedad civil", son un espacio, presente, interesante, con incidencia en diversas áreas pero no la totalidad; otras articulaciones, a veces mas espontáneas, breves, movimientos, etc. no hay un representante que agote lo que sucede dentro de ella. 

Ha llegado un nuevo gobierno a la Casa Rosada. Como cualquier otro, posee algunas representaciones políticas, económicas y sociales mas o menos definidas. Eso se expresa en las alianzas que lo llevaron al gobierno, en el modo que integra su gabinete y particularmente, en las políticas que comienzan a definirse: quienes forman parte de esa alianza, serán quienes reciban la atención de esas políticas. En cuanto a la relación con la sociedad civil, puede percibirse lo mismo. La Alianza Cambiemos, no es un espacio movimientista ni populista, en el sentido que se utilizó para catalogar al kirchnerismo entre otros gobierno recientes de la región, en particular en el modo que plantea su relación con la sociedad. El PRO, nunca ha apelado a la movilización popular, (Macri asistió a concentración públicas siempre en carácter "personal"), el uso de los medios masivos de comunicación ha sido su herramienta principal para darse a conocer o para transmitir sus mensajes. Esta impronta ya nos da un indicio sobre le tipo de organizaciones sociales por las que optará para tender acuerdos con la sociedad civil. En esa línea puede observarse en al conformación de su gabinete, como así también en la CABA y en PBA: actuales o antiguos miembros de organizaciones como CIPPEC, Poder Ciudadano, Caritas Nacional, han pasado a formar parte del gobierno. Una fórmula que ha sido utilizada por todos los gobiernos democráticos (y por dictaduras también), solo que varía el perfil de las organizaciones que se suman al elenco político gobernante. Si Macri opta por estas trayectorias, en el 2003 ya el kirchnerismo convocó a líderes de agrupaciones piqueteras (llegó a hablarse de la existencia de un "gabinete piquetero") a organismos de derechos humanos, iglesias, y otros a integrarse al gobierno a ocupar espacios, con todo lo conflictivo que eso representó. Nota: a esa acción, no pocos la llamaron cooptación; me parece muy curioso que hoy no se diga que Macri quiere cooptar a las organizaciones que ha convocado.  

Pero además de sumar organizaciones, personas para ampliar su base de apoyo (luego de haber asumido con el 22% de los votos), el kirchnerismo fue sumando, de manera conflictiva como ocurre con toda demanda política, agendas de algunas organizaciones o colectivos sociales. Tal el caso del reclamo asambleario por las pasteras establecidas en Uruguay; la demanda de FARCO por una nueva ley de servicios audiovisuales, los distitnos espacios sociales que reclamaban nuevas leyes de salud mental, protección de niños y niñas, de trata de personas, etc. Sobre cada una de ellas, se pueden hacer diversas evaluaciones que tomen todos los indicadores del caso, pero el punto que quiero marcar es que el kichnerismo construyó parte de su agenda de gobierno "levantando" esas demandas de ciertos colectivos para convertirlas en políticas públicas.  

Así las cosas  ¿Cuales serán los espacios sociales que el macrismo incorpore en alguna medida a su alianza de gobierno? ¿ Y cuál será la agenda de propuestas que tome el macrismo de la sociedad civil para implementar algunas políticas? Un sector del gobierno se ha reunido con un pequeño grupo de ONG (algunas de ellas de donde han salido funcionarios para el mismo gobierno) sobre el tema de acceso a la información pública. Resta ver otras dependencia que orientación toman en la búsqueda de aliados, y que respuestas y propuestas se generan en la sociedad civil a las políticas del gobierno.   

3 comentarios:

Alejandra dijo...

Esperemos que no sea el muy dinamico y activo sector de las ONG catolicas, que son muy activas en espacios como la OEA, aliadas de las organizaciones antichavistas y que mezclan la agenda "republicana" con un furioso activismo contra los derechos sexuales y reproductivos. Un ejemplo regional surgido en Argentina y donde hay gente de PRO es Frente Joven. En la ultima reunion de la OEA estos grupos fueron mayoria: insultaron a Nilda Garre, entonces embajadora, y a Zaffaroni que era candidato a integrar la Corte. Quienes los enfrentamos eramos minoria entre la sociedad civil que tan bien describis: feministas, diversidad sexual y grupos de derechos humanos.

Sergio De Piero dijo...

La sociedad civil es un campo de "batallas". El Estado debe garantizar que todas las expresiones tengan oportunidades de manifestarse y que ningún espacio anule al resto, por eso entiendo bien lo que planteas. Veremos como lleva adelante el gobierno de Macri esta cuestión. Por ahora ha dicho poco y responder con dos represiones en manifestaciones sindicales, no parece un buen principio.
Saludos

Carlos Nuñez dijo...

Hace 14 años, despues de la crisis del 2001 formamos la asociacion civil de la Biblioteca Pocho Lepratti, trabajando desde la educación y la comunicación popular, aportando nuestro granito en la lucha contra la exclusión social, con cursos de capacitación en oficios, radio comunitaria, jardin de infantes comunitario y talleres de construcción de derechos para jóvenes y niños...Las organizaciones de la sociedad civil estamos hoy muy preocupadas en la defensa de los derechos conquistados que tan trabajosamente se habían alcanzado aunque sea solo parcialmente y sin que se haya logrado revertir la desigualdad, pese a haber vivido años de crecimiento económico...Sin dudas asistimos ahora a un nuevo desafío, de la mano de reediciones neoliberales