viernes, febrero 14, 2014

Política y economía hoy: explicaciones encadenadas

¿El kirchnerismo ha pegado un giro hacia alguna parte que puede ser la derecha? Esa explicación es un poco lineal y pretende comprender la política como el seguimiento de un código de procedimientos. Lo que cambió primero fueron las circunstancias, la fortuna diría Maquiavelo. Pero curiosamente, me parece, es la continuidad de otras dimensiones, lo que explica la actual situación política teñida por la palabra crisis.

En primer lugar el gobierno siente los años; que pueden acumular éxitos, pero que también hacen su trabajo de erosión. Me refiero en particular a que las demandas que el kirchenirmso logró satisfacer (y fueron muchas) son capas geológicas ya acomodadas y en parte olvidadas como etapas de demandas. Y razonablemente la sociedad pide más, muy, muy en particular los servicios públicos. Por otra parte, no olvidar que eso años se llevaron el liderazgo de Néstor Kirchner, que parece evidente se complementaba con el de Cristina Fernández. A esa situación se le suma de manera decisiva el resultado electoral de octubre: el krichnerismo perdió votos respecto de la elección de 2011. Así como también es cierto que mantuvo el lugar de primera minoría y no surge un partido de oposición que logre hacerle sombra, esos votos se fueron. Pueden volver, pero en esa coyuntura los perdió. Y muchos a manos de Sergio Massa. Y éste impulsó una agenda que desplazó el control que sobre ella había tenido el kirchnerismo hasta ahora: la devaluación que se venía impidiendo, llegó de la mano de un momento debilidad en el gobierno como resultado directo de las elecciones (y de la salud de la presidenta, un punto que sin dudas no ayudó) y la posibilidad de que la agenda pública se desplazase hacia otras políticas. En esas circunstancias el gobierno se ve “obligado” a ceder terreno y produce la devaluación. ¿Pudo haber aplicado otras políticas hace un año para no tener que enfrentarse a esa situación? Yo no lo sé, y no he leído nada contundente al respecto. Frente a un precandidato presidencial como Massa, que propone menos Estado en la economía y a la inflación y la inseguridad como temas únicos de la agenda política y encima recibe un apoyo importante en las urnas, el modelo sufre un golpe más simbólico que real, que lo termina debilitando. (Aclaro: digo más simbólico que real porque el FpV, no perdió las elecciones). El contexto mundial y regional en términos económicos claramente no le juega a favor. Lo que en conjunto implica esta pérdida en el control de la agenda, que esta semana (Miguel Bein mediante) también mostró los límites de esa pérdida. Digámoslo así: el gobierno administra la devaluación. Un consumo activo y las reservas del BCRA, le permiten hacerlo.   
Pero decía que hay elementos que no se han modificado y también explican la situación compleja o de crisis si lo prefieren. Estas cosas les suceden a los países periféricos y parece, según nos enseñan los años y las décadas, muy difícil de evitar. Un texto de Enzo Faletto de 1989, (bajar de aquí) nos lo explica con claridad, del cual (recomiendo su lectura para quienes no lo han hecho) copia un solo párrafo:

“En cuanto a sus características específicas, la particularidad
del Estado en los países latinoamericanos se vincula en medida
importante con el modo en que el capitalismo, como formación
económica y social, se establece en cada país. Esto significa tener
en cuenta tanto la forma de su implantación como “modo de
producción”, como el tipo de relaciones sociales a que da lugar
en el conjunto de la sociedad. Pero la implantación del capitalismo,
fundamentalmente en el caso latinoamericano, no puede
desatender las relaciones que se establecen con el capitalismo
internacional, que debe considerarse hegemónico.”

Desde luego la arena política local no es un juego anulado, y la primera parte de este post quiere dar cuenta de ese juego. Pero no agotaría la cuestión a esas tensiones. (Y de paso, agregaría que andamos necesitando un Faletto del siglo XXI).

Antes que giro a la derecha, me parece más claro reconcoer la tensión de una agenda. Su resolución y el modo en que el gobierno pueda conducir políticamente esta situación, impactará en el camino que recorreremso camino al 2015 y su proyección.

2 comentarios:

profemarcos dijo...

¿El kirchnerismo ha pegado un giro hacia alguna parte? hacia una cierta mística que, según la antropología, aparece cuando los líderes no pueden distribuir bienes y tratan de conformar con cánticos y apariciones

"comprender la política como el seguimiento de un código de procedimientos." en realidad habría que comprenderla cómo un código de conducta, en la cual ha defraudado a muchos

A esa situación se le suma de manera decisiva el resultado electoral de octubre: el krichnerismo perdió votos respecto de la elección de 2011. y con las acciones post cirugía, de acercamiento chupacirios, seguía perdiendo entre en gran grupo de apoyo y que ahora lleva políticas que harán que otros grupos también se distancien

"Lo importante aquí es cómo el pueblo percibe a quien lo gobierna" Maquiavelo.

Sergio De Piero dijo...

Gracias. Pero no creo q sea solo el simbolismo, sino tambien realidades materiales efectivas q impactan en la vida cotidiana