domingo, septiembre 29, 2013

¿Y de todo esto que va a quedar?



Sabemos que pasaron mucho más que las PASO. De unas PASO que en general son mas bien una primera vuelta electoral y ahora vamos a una especie de ballotage con el resultado mas o menos previsible. El dato más relevante es desde luego la derrota que sufrirá el kirchnerismo en PBA. y el dato que no hay que olvidar es que aún seguirá siendo la primera fuerza nacional. Las esperanzas radicales de un milagroso efecto dominó que habría nacido en Corrientes, pueden alimentarles esas esperanzas algo fantasiosas, que a veces todos nosotros con la política. 
En esas ilusiones está la que hoy tiene el establishment, la derecha, el conservadurismo y algunos mas con Sergio Massa. al sensación que tienen es que es hoy una alternativa de poder, quizás más de lo que prometía De Narvaez en 2009. Pero la memoria suele ser segmentada en todo y si yo fuese alguno de ellos, no sería tan complaciente con las propias expectativas. Massa prepara prepara un polo de poder con vistas al 2015 de la mano de todo el peronismo no kirchnerista, con los argumentos del peligro del crecimiento estatal, el consenso, el horror del gasto público, la inseguridad y darle el manejo de la economía a los que saben. Por ahora intensiones, aunque parezca que todo está definido y el camino hacia el 2015, para ellos, sólo está plagado de flores. 

Y en realidad es sobre eso sobre eso que quería escribir. En realidad lo que estoy escuchando por allí, es que la certeza sobre un seguro triunfo de esa coalición para el 2015 es irremediable. Que el kirchnerismo ya cumplió su ciclo, que todo muy lindo, pero que ya está. Que hay que pensar en nuevos horizontes. Ahora, lo escucho ahora sin llegar todavía al resultado definitivo. Algunos me parece que nunca les toco estar aunque sea un ratito, en la mala, no te digo en el desierto menemista, porque al primer viento, ya bajan la estantería. Y no se trata de una cuestión de lealtad ciega al kirchnerismo, sino de como se plantean hacer política y para que. Visiones estratégicas de muy corto alcance, están ganando los ánimos de algunos. 

La otra cara de esta moneda, es de quienes, queriendo, no encuentran una salida. "¿Van a ganar estos y todo lo que se hizo? ¿No va a quedar nada? Nace la semilla de que los cambios operados en la década (si usted cree que no hubo cambios en favor de una mejor democracia en estos últimos años, se equivocó de blog) pueden perderse uno a uno, y que con una alianza conservadora, volverá la política de lo posible la importancia de dar señales a los mercados. Y en este caso también, vale no apostar al mecanismo de la historia. La política y sus actores seguirá siempre allí, y el conflicto y sus instancias definirán todas las posibilidades. Todas, las que no nos gustas y las que sí. 
Por eso ya que vivimos repitiendo que la ciencia política no se dedica a adivinar el futuro, no estaría mal ejercerlo de vez en cuando.

Sube y baja. Foto propia

martes, septiembre 10, 2013

Clima


La referencia es inversamente proporcional. En este momento en la Ciudad de Buenos Aires, la temperatura es de 34°. En un par de días bajará a menos de la mitad, como hace unos días atrás. Lo que genera nuestro asombro y fastidio por la incertidumbre y salimos de nuestras casas muy o poco abrigados.
En política, en cambio, los climas no cambian tan fácilmente. En 2010 el kirchnerismo  empezó a remontar una colina que lo llevó hasta el 54%. En el medio se dijo y se lo acusó de casi todos los males del universo, y el resultado fue esa aplastante victoria, inédita en 30 años a de democracia.
El Frente Renovador de Sergio Massa, obtuvo este 35% en la PASO en la Provincia de Buenos Aires, y las encuestas ya le arriesgan algunos puntos más para octubre. También a Insaurralde, pero claro, como en la carrera de la tortuga y Aquiles, el que está adelante, por poco que avance, no pierde esa posición.
Cuando el clima político se instala no hay sensación térmica que lo modifique. Massa podría ser sorprendido repartiendo droga en un jardín de infantes mientras llama a tomar las armas, que la intención de voto, se disminuirá unas décimas.
Había un par de temas dando vueltas, que el gobierno atendía pero no en la frecuencia que ese sector social quería, y Massa se lo pudo apropiar. No hay desde luego en sus propuestas, atisbos de soluciones al tema de la inflación o la inseguridad. Hay proclamas, indignaciones, pero eso le alcanza para quedar arriba. Mientras el gobierno acepta el desafío y comienza a introducir cambios pensando más, me parece, en 2015 que en octubre, desarrolla una campaña electoral fuerte pero no desesperada, se perderá por ese margen y se abrirá otra discusión para 2015.
Mientras la cuestión fundamental es el molde de la agenda. Como cualquier candidato Massa agitó frases electorales, pero sin dudas “terminar con el excesivo poder del Estado” puede tener consecuencias más allá que los aplausos. Es la cuestión de la agenda que verdaderamente puede estar detrás de este clima. Los empresarios comenzaron a expresarse públicamente con mayor vehemencia sobre la agenda que pretenden. Esperan que Massa, ante el evidente derrotero de Macri, sea el que represente esa agenda. ¿Es esa la intención de Massa? ¿Lo asumirá por pragmatismo electoral? El clima político, distendido por los resultados electorales y medidas de gobierno ¿no se moverá algunos grados? Este es un blog de preguntas.

Foto propia. Un pedazo de tierra en algún lugar de la llanura

domingo, septiembre 01, 2013

Jornadas: "30 años de construcción democrática"


Hace 30 años empezaba un ciclo, afortunadamente abierto y sin cierre. Retornó a la Argentina el sistema democrático de gobierno (o la Argentina retornó al sistema democrática, ¿cuál de los dos "se había retirado"?). 
Si bien el ciclo no se ha cerrado, si se han producido diferentes procesos en su interior: actores y  hechos se han sucedido, algunos de los cuales quizás apenas los recordemos, pero implicaron en su momento una movilización política y debate de magnitud (pienso por ejemplo en la polémica en torno de la Crotoxina). Desde los juicios a las juntas de lo 80, a los indultos y de nuevo a los juicios; de Alfonsín a Cristina; de Ubaldini a Moyano; de la Renovación Peronista a Néstor; de la democracia a las reformas de mercado. Interminable la lista. 
Por eso, desde los Seminarios la Argentina Reciente y Universidad y Política, ambos de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, estamos organizando las I Jornadas de la Argentina Reciente, con el título d este post. Esperamos la participación de todos, sea exponiendo un paper, sea participando de las mesas y los debates. Será el 14 de noviembre en la Facultad de Ciencias Sociales, Sede Constitución. 

La información: http://argentinareciente.blogspot.com

Por correo electrónico: argentinareciente@gmail.com