martes, abril 02, 2013

Política Argentina: ¿Qué había antes de Malvinas?

Malvinas en si mismo un hecho histórico. Repetidas veces, casi como dogma, se dice que Malvinas significó el retorno a la Democracia, que la derrota militar, luego de la económica y la política, era la que le faltaba a los militares para retirarse. Como todas las afirmaciones categóricas, son parcialmente ciertas. ¿Qué puede decirse, entonces, del escenario previo? 
En principio que la presidencia de Galtieri había significado el triunfo de los halcones (él mismo, Suárez Mason, Menéndez), cuando obligaron a renunciar a Viola en diciembre de 1981, porque es parecía demasiado aperturista. "Las urnas están bien guardadas" aseguró Galtieri. Si embargo no perdió tiempo y en febrero de 1982, organizó el gran asado en la localidad pampeana de Victorica, La Pampa. Allí no faltaron los políticos de los partidos provinciales, como los Guzman de Jujuy o Leopoldo Bravo de San Juan, que aspiraban ser la sucesión del proceso; el radical Berongaray o Jorge Aguado de CARBAP, quienes según se dice, pusieron la carne al asador, literalmente. Galtieri se entusiasmó. había unas cuantas personas y quizás pensó que con esos dirigentes, podía pensar en un futuro próspero, largo. 

En la cabeza de los militares, cohabitaban dos posibilidades. Una era imitar la salida brasilera: permitir primero elecciones municipales; luego provinciales, luego un congreso, y mas tarde, mucho más tarde, el presidente; la otra alternativa, que también había rondado al cabeza de Viola, era generar dos partidos políticos, uno liberal urbano y otro conservador agrario, que compitiesen en elecciones. En ambos casos lo militares seguían incólumes como tutores de la democracia. Existía también otros proyectos, desde luego. Uno imaginaba que era posible negociar con segundas líneas de la UCR y del PJ para pensar la transición con los militares con el poder para condicionar al gobierno; de hecho lo intentaron nombrando a varios intendentes de filiación en aquellos partidos (unos 150), pero no prosperó; aún en la proscripción, las conducciones partidarias y las lealtades perduraban. 

El otro hecho que marca el pre Malvinas, es la marcha del 30 de marzo de 1982 bajo el lema "Paz, Pan y trabajo, solo 3 días antes del desembarco. La convocaron la CGT "Brasil", conducida por Ubaldini. La represión absoluta, al punto de impedir que las columnas llegaran a Plaza de Mayo. hubo centenares de detenidos. El mensaje era claro: la dictadura quería manifestar que no había posibilidades de planteos.

O sea que hasta ese momento lo que había era, un sindicalismo movilizado contra la dictadura, proyectos varios de los militares para pensar una futura salida con pocos partidos dispuestos a colaborar, la existencia de la multipartidaria era prueba de ello, y una interna militar caliente que los halcones estaban ganando de manera momentánea. A esto hay que sumarle la crisis económica que empezaba a crecer de la mano de la inflación y la pobreza. Así, Malvinas es un trágico "entretiempo"  que acelera la salida de los militares. Desde luego el fracaso en al guerra deja expuesto a los militares que tampoco son capaces en aquello que es su especificidad. De allí probablemente el aumento de su aislamiento de la sociedad civil; y con ello, luego de convocadas las elecciones para octubre de 1983, la dificultad para imponer condiciones al nuevo gobierno, más allá de la crisis que le dejaba (lo que no era poco). 

Le quedó, sin embargo, la capacidad para demorar las elecciones más de un año, luego de la derrota. Esto indicaría que de no mediar la guerra, su capacidad para condicionar la salida a la democracia, hubiese sido mucho mayor. En eso la guerra adelantó los tiempo, y cambió el escenario. 

1 comentario:

Dany Turco dijo...

Dotorrrrrr...Eduardo Aliverti ( en radio Continental x esos años, siempre sábado a la mañana )y Revista Humor habían hecho investigaciones documentadas que mostraban cientos de millones de dólares estafados por el ENTE MUNDIAL 78, y el tema de las naftas adulteradas, que involucraban a cientos de militares de la dictadura. Se agregaba una investigación de Sergio Villarruel ( radio Del Plata )sobre la complicidad del ministerio de economía y el Banco Central, pasando información antes de una virulenta devaluación: se compraron todos los dólares que pudieron y devaluaron 60 % de un saque, cerraron las financieras y cling caja. Las tres causas que debía llevar adelante el Estado las cajoneó Alfonso y les puso un moñito Méndez. Prescribieron lindo.