martes, junio 26, 2012

Norberto Ivancich. Palabras

"El peronismo es ágrafa", dijo más de una vez. Desde luego no era la excepción a esa regla no escrita. Si uno piensa en la cantidad de revistas de las que formó parte, las clases que dio y los procesos políticos en los que participó, no deja de asombrarse por lo poco que nos dejó en papel.  Escucharlo en sus clases fue un placer que pudimos disfrutar muchos. (Desde luego quienes pudimos estar un poco mas cerca también disfrutamos de su amistad y su inexplicable impaciencia y mal carácter por asuntos menores). 
Transcribo, desde la web de un amigo en común, Javier, algunas frases que si quedaron.

La salida Democrática

Es preciso definir en las actuales circunstancias si la Comisión Multipartidaria es sólo una alianza táctica para aislar a la dictadura o es además un ámbito amplio de coincidencias para que las fuerzas políticas del campo nacional profundicen la discusión de aquellos elementos esenciales para la construcción de la Nación y así actuar en consecuencia....

"Trascender esta situación es la prioridad, porque diferencia al justicialismo y a la multipartidaria del desgobierno militar. Y esto se logra comenzando a elaborar, ya, políticas de participación y movilización. La unidad nacional no debe ser sólo una unión de cabezas o el trazado de una política gubernamental, sino un proceso que debe comenzar a recorrer a todo el cuerpo social de la Nación: porque todavía seguimos creyendo que el futuro no se resume solamente en las elecciones a las que queremos llegar, sino fundamentalmente a la concreción de un verdadero Proyecto Nacional que pueda comenzar a ejecutar el gobierno que hagamos surgir de ese acto electoral.
La necesidad de explicitar una estrategia, en suma, es tarea de la hora en el justicialismo, por lo que ésta involucra en movilización y organización interna. Respecto a la Multipartidaria, implica el surgimiento de dos ámbitos necesarios: la Comisión del Proyecto Nacional y la de Movilización, ya que ésta significaría la extensión del acuerdo, y también el de la diversidad, a todos los ámbitos sociales y políticos, convirtiéndola en una alternativa frente a la desesperanza."

Editorial de la Revista Vísperas, Año 2, Nº 7, diciembre de 1981

Sobre la Universidad

"Algunos adelantan unos pasos y se quedan satisfechos cuando consideran que todo pasa por tener la ley universitaria, apareciendo ésta como un instrumento para la creación de una política de masas, como si ella resolviera la necesaria vinculación a establecer entre las perspectivas profesionales de los estudiantes y su compromiso con lo social.
Esta situación en el sector estudiantil, el más claramente organizado dentro de la Universidad, encuentra a los otros claustros en un proceso de mayor desagregación y fragmentación. Pero aun así, es en ellos donde se pueden encontrar posturas que admiten la complejidad de la realidad y la necesidad de reunirse a partir de un proyecto (reivindicativo, académico, político-institucional e ideológico) y no sólo desde una ley."

Artículo publicado en la Revista Unidos, Año 6, Nº 22, diciembre de 1990


La Alianza

"Así, el proyecto de ley de reforma laboral aparece como un mecanismo que pretende subordinar el sindicalismo a la esfera política partidaria (vieja reivindicación radical) pero, a diferencia del proyecto de reordenamiento sindical de Alfonsín, se dirige a las condiciones laborales de la clase y no a las formas de organización de los dirigentes, por lo tanto es más expresión de continuidad que de reformas provenientes de demandas políticas.Ahora, ni las capacidades de convocatoria ni las del ejercicio del poder aparecieron jerarquizadas en el mandato recibido, pero eso no significa que ellas dejen de alimentar la reconstitución de propuestas políticas alternativas. Sólo el tiempo las hará posibles, si se mantienen las posturas sustentadas en la mera imagen o en la permanencia del statu quo y se abandona la pretensión de representar a todos los expulsados del paraíso menemista incluyéndolos a través de políticas específicas."

20/03/2000, Clarín


Sobre la crisis del 2001
"Podemos vincular la crisis de integración a la ausencia de futuro, como un factor que acentúa la dificultad para incorporar a los sectores a la vida en común. La desintegración social, la expropiación de la propiedad, la violencia larvada, la falta de protección en salud y seguridad de parte del Estado, van mellando la idea de estar compartiendo un mismo espacio. Se exacerba la pugna sectorial sin acatamiento de reglas de convivencia, desde los sectores más concentrados del poder económico, hasta los más brutalmente afectados por la regresión social."


Norberto Ivancich 1948 - 2005

También en Cuadernos de la Argentina Reciente N°2

sábado, junio 23, 2012

Canción urgente a Paraguay

Lo aclaro: no se sobre la realidad política de Paraguay, mas que el promedio de un politólogo que le interesa el tema latinoamericano. Me pierdo pues, en los detalles de coyuntura, en algunos nombres, en ciertos hechos. Pero.
El Senado por abrumadora mayoría acaba de destituir a Fernando Lugo como presidente en una votación que terminó con 39 votos a favor, 4 en contra y dos ausencias. El elemento más claro que la votación nos deja, es el aislamiento de Lugo del sistema político.
Recordemos, Lugo alcanzó la presidencia por varias razones y ejercicios. Obispo católico, tuvo una relación cercana con sectores campesinos y se inscribió en lo que suele conocerse como las corrientes del catolicismo vinculada a la teología de la liberación, aunque el marco es más amplio y abarca a las posiciones de una Iglesia popular o en la opción preferencial por los pobres. La trayectoria es importante en América latina y conocemos otras experiencias. Bien, eso ligado a su biografía personal; el términos políticos su imagen fue creciendo a partir que desde la filiación al pequeño Partido Demócrata Cristiano logra posicionarse como candidato a la presidencia y allí establece la doble alianza para que ello sea posible y destronar el Partido Colorado luego de 60 años en el poder: su acuerdo con los movimientos sociales , básicamente campesinos, y con el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), principal opositor a los colorados, con un perfil de centro, con pociones de derecha. 
El resultado fue la victoria de Lugo en 2008. Pero al sillón presidencial llegó con la debilidad de una alianza muy heterogénea y con poco juego propio, más allá de su buena imagen frente a la ciudadanía. Surge el tema de los hijos no reconocidos (imposible en su condición de obispo) y comienzan a limarlo allí donde él tenía su única fortaleza relativa. El asesinato de 17 campesinos en el norte de Paraguay, terminó de distanciarlo, ahora del resto de su base de apoyo. Y ayer fue destituido, aunque en una situación incierta, dada la reacción de los países de la región. 
Si Lugo hubiese tenido detrás de sí un partido político (como Lula con el PT, Kirchner y el FPV)), o un movimiento social estructurado políticamente (como Evo y el MAS) no hubiese alcanzado con desgastar su imagen y el esfuerzo debía dedicarse también en desmoronar su estructura política. Por ese motivo los otros líderes antes mencionados construyeron sendos movimientos políticos y alianzas: ¿O acaso el PMDB no se parece en parte al PLRA? ¿O no es le peronismo en varias provincias que apoyan al kirchenrismo un movimiento conservador? Ese juego de relaciones y alianzas es el que les permite seguir gobernando en países donde la inestabilidad ha sido la regla durante 60 años. ¿Es necesario recordar el conservadurismo del PMDB con el que Lula tuvo/pudo gobernar? El ánimo destituyente ronda por varias cabezas en cualquier país en el que uno piense; pero cuando las oportunidades políticas son pocas, o los costos de realizarlo son muy altos, el ánimo de emprender la tarea decae. En el caso de Paraguay, hoy por hoy, alcanzó con un esfuerzo moderado, pero que incluye el asesinato de 17 campesinos.
El golpe “institucional” dado en Paraguay nos vuelve a recordar acerca de las alianzas institucionales que los movimientos sociales deben realizar si desean participar en espacios de poder estatal. Desplazar al sempitero Partido Colorado fue un logro monumental; pero continuar en el gobierno, era parte de otra historia.  
También nos recuerda la necesidad de los partidos, para seguir gobernando, de generar y sostener alianzas múltiples y no estimular las salidas individuales.
Porque lo que sucedió en Paraguay ha sido la emergencia de una derecha que opta por los pasillos “legalistas” para legitimar acciones políticas antidemocráticas. Y eso no es para descuidar

jueves, junio 21, 2012

Augusto José Saul Moyano

El o los conflictos que nos tocan vivir estos días, parecen confirmar la hipótesis de Juan Carlos torre: el peronismo en un sistema político en sí mismo. La inexistencia de una oposición política al gobierno cede terreno a las representaciones económico - sociales: antes a las cámaras agropecuarios, ahora, al sindicalismo. Desde luego ambos pueden tener capacidad de presión sobre los gobiernos, au existiendo partidos de oposición fuertes; pero nadie esperaría de ellos que debiliten (o desplacen) a un gobierno o bien se conviertan en una salida política a mediano o a corto plazo. La flexibilidad del sistema político argentino, se muestra así en su perfil que no parece cambiar al menos por un tiempo. 
Son más que evidente, entonces, las características políticas el enfrentamiento entre Moyano y su gente y Cristina Fernández y la suya. Nadie podría sostener que la posibilidad de un paro general, la alimenta el deseo de bajar el mínimo imponible en salarios para el pago de ganancias. Será pues, como casi siempre, un paro político. Así calificaban y se enfurecían en el gobierno de Alfonsín a cada uno de los 13 paros que le realizó la CGT de Saúl Ubaldini. Así se movió la otra tradición sindical, la vandorista, hasta el golpe del 76. El movimiento obrero organizado en torno del peronismo sabe que es un frente político con fuerzas importantes, con capacidad de movilización y por lo tanto actor a respetar por parte del poder político. A veces, es cierto, ignora sus límites. Todos esos líderes sindicales, donde también podemos incluir a Lorenzo Miguel, a Rodolfo Daer (algún escalón más abajo) Victor De Genaro y muchos otros más, no agendaron en su momento que la construcción de ese poder sindical, obrero, social, no se ha traducido en poder político. Salvo que uno cuente al verticalismo de Lorenzo Miguel detrás de Isabel entre agosto de 1975 y marzo de 1976, (pero no creo que se piense como una experiencia a repetir) el poder sindical fue eso, el poder del movimiento social más importante del capitalismo, el obrero, pero que no está destinado a ese poder político que aun siguen ejerciendo los partidos y sus dirigentes. Alfonsín creyó que regalándoles el Ministerio de Trabajo al sector mas dialoguista (aquellos a los que había acusado del pacto sindical - militar) el problema se solucionaba y no hizo sino apurar los tiempos de la derrota.
Entiendo las circunstancias, preocupantes, en las que se encuentra el conflicto hoy. También las presidenciales de 2015. Pero por la misma tradición se me ocurre que el sindicalismo puede reparar en sus propios límites históricos y estructurales y el gobierno leer el mismo libro, para notar hasta dónde ese poder puede llegar, como para morigerar el temor a su crecimiento. El contexto económico otra vez no ayuda; o tal vez hay que pensar que la economía desfavorable propicia que el río comience a revolverse. En cualquier caso la escalada del conflicto dejará otra vez heridos innecesarios y un sacudón dentro del peronismo gobernante que no le ayudará a fortalecer el proyecto. En la propuesta de Torre, es un conflicto al interior de ese sistema que sería el peronismo; del mismo modo la búsqueda de aliados por fuera, extremadamente circunstanciales, enfoca en la misma, negativa, dirección.

lunes, junio 18, 2012

E. Faletto: Así podría escribir un politólogo de relaciones económicas

Vamos con este brillante texto de Faletto, uno de sus últimos, sobre La Especificidad el estado en América Latina. El texto completo acá. Escrito hace 22 años, da una manito, para comprender el prcesod e relación entre Estado, economía mundial y actores sociale sen al región, y desde leugo, en esta pampa

"El Estado expresa en todos los casos el conjunto de relaciones económicas, sociales y, especialmente, de poder que se dan en una sociedad."

"Debido a los procesos del desarrollo del capitalismo mundial, éste se ve sometido a reordenamientos
que, muy a menudo, repercuten en forma de crisis en los países latinoamericanos. El hecho obedece a que —como muchos analistas han señalado— la transformación económica de un país dependiente carece por lo general de una dinámica interna, de modo que los reordenamientos de las economías centrales significan para los países periféricos y dependientes reacomodos drásticos en su modalidad de inserción. En casi todas las circunstancias le ha cabido al Estado un papel importante en la superación de este tipo de crisis y en la reinserción del país en la economía internacional."

"Ahora bien, no sólo es necesario destacar que cierta forma de funcionamiento del capitalismo transnacionalizado —y en cierto modo, de dependencia— pone en peligro o disminuye la autonomía
y el poder del Estado, sino que algunos grupos internos, principalmente los que propician estrategias de exportación a ultranza, refuerzan esta tendencia al oponerse a lo que consideran intervención estatal perniciosa. Los aspectos que para estos grupos revisten mayor gravedad son, en primer término, los que
se refieren al comercio internacional, puesto que a su juicio la intervención se traduce en restricciones que tienden a aislar la economía nacional del resto del mundo; en segundo término, la fijación interna de precios y salarios, porque consideran que originan rigideces en los mercados de factores y productos y una desorganización general de los precios relativos. El resultado sería una elevada inflación, la que a su vez se mantiene por la aplicación de políticas fiscales, monetarias y salariales incoherentes; y, en último término, la producción directa por empresas estatales, por considerarla nociva. Señalan que ésta es ineficiente y subvencionada, con precios artificialmente bajos que necesariamente redundan en déficit presupuestario. En general, opinan que la intervención estatal es ineficiente y dañina para el “verdadero
desarrollo”. La estrategia que proponen dichos grupos pone énfasis en la necesidad de que el Estado se retire del mercado, se eliminen las restricciones al comercio internacional, así como las denominadas “rigideces” internas, se haga uso de los instrumentos de política —generales e indirectos— para contener la inflación y se promueva la orientación hacia la exportación. La aplicación de esa estrategia implica también, por cierto, una “política estatal”, de modo que el problema concreto es quién determina
las acciones y omisiones del Estado y cómo lo hace. No se trata, entonces, de que en el plano analítico se dé por sentada la prescindencia del Estado, sino de determinar quién lo orienta y en función de qué políticas."

Da ganas de citar todo el texto. Si se quiere discutir el desarrollo, habría que poner a prueba alguno de estas dimensiones como indicadores de hacia dónde vamos. En particular acerca d ecuántos de estos condicionamietnos se han logrado atemperar y cuáles no, y acerca de que nos puede deparar el modelo, para los próximos años (eso incluye el presente año, digo el corto plazo). 

viernes, junio 15, 2012

El jardín de periodistas que se bifurcan

No puedo resistir la tentación de volver a Borges. Algún día me llegará una demanda al respecto, pero esta mañana al leer algunos diarios, me vino a la memoria este párrafo: 

"...Esa trama de tiempos que se aproximan, se bifurcan, se cortan o que secularmente se ignoran, abarca todas la posibilidades. No existimos en la mayoría de esos tiempos; en algunos existe usted y no yo; en otros, yo, no usted; en otros, los dos. En éste, que un favorable azar me depara, usted ha llegado a mi casa; en otro, usted, al atravezar el jardín, me ha encontrado muerto; en otro, yo digo estas mismas palabras, pero soy un error, un fantasma.
 —En todos —articulé no sin un temblor— yo agradezco y venero su recreación del jardín de Ts'ui Pên.
 —No en todos -murmuró con una sonrisa-. El tiempo se bifurca perpetuamente hacia innumerables futuros. En uno de ellos soy su enemigo."

Jorge Luis Borges, El Jardín de senderos que se bifurcan, Ficciones, 1944


Me entero, por más de un medio, que el ministro Julio De Vido, ya no es el poderoso hombre que maneja todo desde las sombras y en particular "la caja", implacable, sino  más bien un hombre casi tímido que escucha los discursos presidenciales desde un rincón; me informan también, que Hugo Moyano, ya no es abominable, antes bien se convirtió en la única barrera frente a la dictadura; supe al mismo tiempo que Scioli algunos días es un sometido y otros el que desafía al kirchnerismo porque se sabe vencedor; no niego que a veces me entero que férreos opositores son de pronto vistos con otros ojos. Sin contar que nos gobierna el stalinismo en su peor versión dictatorial, pero el gobierno está con una debildiad asombrosa y sólo; que es pro norteamericano y aislado internacionalmente a la vez. Afirman, con horror, que nadie quiere invertir en YPF y al día siguiente te enterás que el gobierno de Slim compró parte del paquete accionario, en lo que pronto leeremos como una claudicación.
No me escandaliza que los periodistas y los medios hagan política. Todos lo hacemos (también en los blog hay bifurcaciones) la pregunta en todo caso es a qué nos ayuda un periodismo que no puede sostener una línea argumental porque su premisa, su obsesión es incidir siempre en la agenda política cotidiana. Cabe claro, la pregunta del otro lado del mostrador ¿Con qué fin leemos los diarios? ¿Para informarnos de lo que pasa? Es una posibilidad, pero para que ello ocurra hay que leer al menos 5 o 6 diarios, es decir saber más o menos todo lo que pasa. Pero, yendo a las columnas de opinión, donde la bifurcación suele alcanzar los mayores niveles, es evidente que se leen, para fortalecer las opiniones que uno ya tiene formadas al respecto, antes que para contrastar visiones. Los diarios, me decía hace años un periodista de Clarín, escriben para sus lectores promedio, no lo van a andar escandalizando con análisis que lo incomoden.  Triunfa, si se quiere, la versión más leninista del "órgano del partido" destinado a fortalecer el pensamiento de sus seguidores. Pero uno no deja de esperar, que se pueda tomar alguna distancia de los hechos, y dejar de estar encerrado en coyunturas que duran sólo algunas horas. Si se trata de llenar páginas existen miles de realidades de las que no tenemos la menor información (¿cuál fue la última noticia que leyó de La Pampa?, ¿Cuántas líneas consume la Legislatura Porteña?). Esa carrera loca continúa en los comentarios de los foristas, empantanados en un jardín con demasiados senderos.

jueves, junio 07, 2012

Bauman les habla a los caceroleros

"El problema es que las únicas comunidades que pueden construir los solitarios, y que los administradores del espacio público pueden ofrecer si son serios y responsables, son aquellas construidas a partir del miedo, las sospecha y el odio. En algún momento, la amistad y la solidaridad, que eran antes los principiales materiales de construcción comunitaria, se volvieron muy frágiles, muy ruinosas o muy débiles. Las penurias y los sufrimientos contemporáneos están fragmentados, dispersos y esparcidos y también lo está el disenso que ellos producen...El mundo contemporáneo es un container lleno hasta el borde del miedo y la desperación flotantes, que buscan deseperadamente una salida."

Zygmunt Bauman
En busca de la Política
página 23, 2001

Esta noche prometen nueva salida a las calles para protestar contra...¿exactamente contra qué? ¿No poder comprar dólares? ¿la inseguridad? ¿la inflación? El antikirchnerismo, la derecha para decirlo más crudamente, se ha quedado sin agenda. Protesta contra lo que Bauman señala mas arriba y que planteado de ese modo es muy dificil encontrarle una solución política. La aspiración a una comunidad ausente de conflictos e incertidumbres (y de miedos), es un sueño que solo los políticos irresponsables pueden prometer. 
Por eso los caceroleros tienen tantos problemas, además de su insatisfacción crónica con el gobierno de Cristina. En primer lugar aspiran muy poco. Un movimiento de protesta para generar un impacto político debe ser capaz al menos de silabear condicionamientos al poder establecido, desafiarlo y exigirle volantazo en su rumbo "Quiero comprar dólares" ¿puede ese deseo ser una herramienta de movilización social, aun para un sector acotado de la sociedad. En ese sentido, no pueden llegar muy lejos, porque piden muy poco. Exijan reprivatizaciones, el cierre del Congreso, elecciones anticipadas, la renuncia inmediata de Cristina; entonces sí, tal vez, digo tal vez, se los pueda tomar mas en serio. Encima utilizando la movilización callejera, una herramienta que no sienten como propia.  Porque para peor de males no tienen líderes y ese lujo dejalo para las minorías que solo buscan hacer ruido, no para quien quiera torcer rumbos. Los que tienen parece que están medio ocultos, pues serían algo impresentables. Los potenciales, digo Mauricio Macri ha quien votaron para Jefe de Gobierno, Eduardo Duhalde, al que votaron en las primarias o Hermes Binner votado en octubre por buena parte de ellos, no tienen intenciones de ponerse al frente y tomar su bandera. Binner porque no es el público al que quisiera conducir; Duhalde porque parece ya más cercano a un apacible retiro y Macri....No es así como quiere construir. ¿Acaso no tiene mayoría en todas las comunas y no podría desde allí lanzar un movimiento político convocante desde los barrios indignados? No lo hace. Disfruta más de una plaza convocada por un concurso de canto, antes que un acto político. Así creció y no quiere o no sabe como cruzar el río hasta orillas políticas tradicionales. 
Y los caceroleros 2012 seguirán batiendo latas. Un poco mas o un poco menos, pero no tienen horizonte. Además, la amistad social no los une. Si pudieran cagar al de al lado vendiéndole dólares 10 centavos mas que la financiera de la esquina, lo harían. No se quieren ni entre ellos. Por eso tampoco confiarían en un nuevo líder que resulte un par. Y para redondear la cuestión no tienen discurso razonablemente homogéneo ni, como dije, quien lo haga por ellos. En octubre votaron a presidente a desgano, carentes de representación presidencial.
Lo que el gobierno hará será buscar calmarlos, sabiendo que jamás les caerá simpático. Ayer Cristina dijo que pacificará su ahorros; no parece que haya próximos aumento de tarifas; acaso, incluso, suelten un poco el dólar. No mucho más. Solo si alguna de las premisas mencionadas se revierte (surge un líder político por ejemplo) habrá cambio de estrategia.
Certeza, seguridad, protección, esas son las claves de las búsquedas actuales para Bauman. Si quieren encontrar un poco, los enojados, deberán cambiar el modo de comprender a las tres.