martes, mayo 31, 2011



Ciencia, política e hijos

No, no es el nombre de una empresa. Es la denominación de una encrucijada, o tal vez menos, no se.
Hace unos días en Artepolítica, Alejandro planteó ciertos problemas y angustias de los becarios. El domingo en la revista del diario La Nación, publicaron un reportaje colectivo a cuatro investigadores del CONICET, vinculados a las ciencias sociales y humanísticas. Hablando de cosas generales, apareció el tema hijos. Allí hubo coincidencia en que la aparición de los susodichos, transforma notoriamente los tiempos de producción, mas gravemente a las mujeres que a los varones. Una de las entrevistadas llegó a señalar, que dentro de diez años se veía a si misma como "mas liberada, por mis hijos ya grandes" (por las dudas quemá la revista para que no se enteren). Bien, el problema no incumbe desde luego sólo a los investigadores. No se trata de la relación entre la profesión o el oficio y los hijos, sino de la maternidad y paternidad en los días de hoy. Pero en referencia los lugares que uno conoce podría decirse que: - Si querés hacer una buena carrera como investigador, no deberías tener hijos hasta después de los 35, con el doctorado terminado y unas cuantas publicaciones. De hecho si no tenes familia, mejor. - Si cometiste el error señalado en el punto anterior, deberías seguir el ejemplo de Rousseau, y colocar a los niños al cuidado de otro/a, la mayor parte del día (bueno sin el extremo del filósofo, que según cuentan los mandó a un orfanato). Si después te recriminan por madre/padre ausente, deciles de la ciencia y esas cosas. Mientras, los que se dedican a políticas sociales, los psicólogos, los antropólogos, etc. refieren a la importancia de que los padres pasen mucho tiempo con sus hijos. Por ejemplo que los niños pobres no coman en comedores comunitarios sino en su casa, en la misma mesa que los padres. Al tiempo que esos expertos no pueden hacerlo claro, porque tienen un congreso en México, una reunión de cátedra, terminar de escribir un paper o al fin consiguieron una cita con el Ministro a las 10 de la noche del viernes.

domingo, mayo 29, 2011

Domingo: ¿por qué?




Me levanto y pienso




¿Por qué ayer luego de ver Manchester - Barcelona, tuve que mirar Racing - Banfield?




¿Por qué el reportaje a Corach en La Nación, me motiva a comprar su libro?




¿Por qué los argumentos de Alfonsín, no convencen al socialismo?




¿Por qué siguen hablando de Sarlo?




¿Por qué Grondona confía en Alfonsín?




¿Por qué nuestros empresarios son tan limitados en el uso del idioma?




Después de pensarlo un poco, me di cuenta que la desazón y los interrogantes, en este domingo gris, estaban, todos, atados a la primera pregunta.

viernes, mayo 27, 2011



Todos hablan de Sarlo, acá de Tomás Abraham

Así, porque nos gusta hacernos los malos. La cosa viene a cuenta porque la semana pasada fui a la presentación del libro de una amiga y, cosas que uno hace por los amigos, me escuché a un panel bien bien 876, es decir ultra ani k, digamos. Y allí estaba el bueno de Tomas. Si lo escuchás tenés entretenimiento garantizado, el tipo puede decir cualquier cosa, que no te va a resultar indiferente.
¿Y qué dijo? Bueno resulta que está tan anti K como en los mejores tiempos. Comenzó por referirse elípticamente a Cristina y Néstor como psicópatas; para terminar diciendo que el chavismo estaba a la vuelta de la esquina con reforma de la Constitución para eternizarse. En el medio el nudo de la cuestión, que es, me parece, el tema del rechazo (¿alguien dijo odio?) de un grupo de intelectuales hacia el kirchnerismo. Y lo sintetizó con la palabra farsante. Eso es lo que para ellos representa hoy Cristina, porque toman banderas que no son de ellos: los derechos humanos, la justicia social, el discurso latinoamericanista, el ataque a las corporaciones. Sarlo ha dicho varias veces cosas semejantes. Lo decían lo socialistas de Perón en 1946.
No pueden tolerar que el peronismo usufructue banderas que "legítimamente" por ¿derecho natural? les pertenece a ellos. Después desde luego podrán decir y encontrar que el gobierno falla en esto y le falta un cinco por allá, etc. Pero la cuestión central es esa que se traduce en dos tragedias: 1) ellos, los intelectuales politicamente correctos herederos de la Revolución Francesa, (los encargados de transmitir la verdad, como alguna vez señaló Luis Alberto Romero) no cortan ni pinchan en este asunto. Y 2) ante esa realidad, no ven ni a dos mil km la traducción política de los que ellos quieren, sino nada mas que un grupo de políticos que juegan a la oposición como si fuera la pelea por el sorteo de un auto. ¿Por qué prácticamente ninguno se acercó a Pino Solanas? ¿Por qué les apasiona el moderado Binner?

Estaba por decirle "conmigo no Tomas", pero el latiguillo no todavía no había saltado a la fama.

jueves, mayo 26, 2011

El Puntero: diálogo escuchado en un colectivo

Parados al lado mío conversan dos adolescentes de unos 16 años, no se si son de una tribu, tienen alguna incrustación metálicas en la cara, flaquitos y tono de "eehh vite" pero no barderos; prestos a jugar al fútbol, mientras yo me voy a trabajar. En fin.
Alcanzo a escuchar imperfectamente este diálogo:
-"El que está muy bueno es El puntero"
-"¿Qué cosa?"
- "El puntero, un programa en el trece"
-"Y de que trata"
-"Y de un chabón que hace bardo con la marcha" (eso entendí) "no se, muy bien no te puedo explicar de que trata, ni lo que pasa, pero hay uno que está muy bueno que hace de villerito"
-"ah"
Ni una vez se dijo la palabra política. El pibe vio las dos emisiones y no pude saber que "eso" tenía que ver con la política. Ojo con eso del retorno de la política y bla bla bla.

martes, mayo 24, 2011

lunes, mayo 23, 2011

¿Ahora, ahora, la Coordinadora? bueno, no


miércoles, mayo 18, 2011

Así te mira una villa el radicalismo

Correo electrónico de la Juventud Radical (no se si alcanza la denominación de comunicado)

Crónicas de la Villa: las deudas pendientes de nuestro país:

Muchos de los que estuvimos en la mañana del sábado acompañando a Ricardo Alfonsín no conocíamos el interior de la Villa 1 11 14, todos no caíamos del asombro.

Esa pequeña porción de territorio, es muy grande en muchos sentidos. Allí no existe el Estado, y son altísimos los índices de pobreza, marginalidad y la desocupación. Allí los jóvenes son vistos en grandes cantidades en la calle, todos con sus rostros tristes evidenciando una alta dosis de pasta base en su metabolismo. De vez en cuando salen a pedir unas monedas.

Iniciamos el recorrido por el seno mismo de la Villa, acompañados por los candidatos de la Ciudad de Buenos Aires, Silvana Giudici (Jefa de Gobierno), Hernán Rossi (Diputado Nacional) , Víctor Salazar (Legislador Porteño) y Alejandro Caracciolo (Comunero), entre otros. El guía: un personaje admirable "Mingo", conoce los nombres de todos, y todos lo conocen. Los vecinos nos cuentan que es habitual ver a Mingo y Caracciolo recorrer la villa escuchando los problemas de la gente.

Al ingresar a uno de los pasillos, dos jóvenes entran corriendo detrás de nuestro candidato a presidente, en el paso gritan su apellido "Alfonsín, Alfonsín", al llegar a él dicen "tenemos hambre" y piden la colaboración de los presentes para comprar comida, ¿quién podía tener certezas de que el dinero no iba a parar en los bolsillos de algún comerciante de pasta base? ¿quién podía asegurar que ése dinero no iba a ser invertido en algo de comida?, todos dudamos de todo en ése momento, lo cierto es que su aspecto evidenciaba la falta de peso en ésos jóvenes de no más de 18 años. La mirada de Ricardo Alfonsín lo dijo todo, es padre de familia y seguramente desde ése lugar miraba, había mucha impotencia en sus ojos y en los de todos nosotros.

La visita continuó por los pasillos de la villa, y sus calles principales. Los vecinos se acercaban todos con la misma consigna "Gracias Doctor por visitarnos, acá nos tienen olvidados, creen que somos todos criminales, y acá hay gente que labura", y es verdad, la gran mayoría de los vecinos de ésa villa son trabajadores decentes, obligados a vivir en ésas condiciones por que el Estado se encargó durante mucho tiempo de trabajar en obras para los que más tienen, y para los más pobres sólo algunas migajas. Es cierto también que hay quienes hacen de la vida en la villa un lugar de terror, son los menos, pero aterrorizan tanto a los que viven dentro como fuera de ella. Una persona nos cuenta que durante las noches se escuchan disparos, y que los narcotraficantes han tomado el control de las calles, pero insiste "son los menos".

Es común ver que al lado de cada "container" de basura hay casillas improvisadas con nylon y chapas. En su interior más de un joven viviendo en situaciones precarias, algunos hacen fuego con lo que encuentran, de alguna forma tratan de contrarrestar el frío.

Fué sin dudas una visita impactante, allí el Estado no está, los visita de vez en cuando, justo en épocas de elecciones, allí el Estado se olvidó de los programas de vivienda, de cloacas, del alumbrado y barrido, de la educación. Los jóvenes adictos al paco abundan por las calles, familias enteras son destruidas por éste flagelo del que todos somos responsables.

Sin mas que un simple saludo nos despedimos de la villa, a la salida en la mirada de Ricardo Alfonsín había ya esperanzas, transmitidas por los cientos de vecinos que se acercaron a saludarlo. Tenemos para nosotros algunas certezas, Alfonsín va a ser Presidente, vamos a ver la Patria Liberada, y el Estado va a estar presente en donde mas se lo necesita, allí defendiendo la dignidad del pueblo, asegurando para nosotros y para nuestra posteridad una Nación mas justa, libre e igualitaria.

Las deudas pendientes en nuestro País se ven con mas claridad acá, y como en ésta villa hay cientos, miles de lugares más en donde el Estado está totalmente ausente. Lamentablemente nuestro País no fue construido como un Estado Federal, sino como grandes ciudades alrededor de los puertos. Los datos alarmantes es que a casi 100 años de la reforma Universitaria en nuestro País, una gran mayoría de jóvenes argentinos vean limitadas sus posibilidades de acceso a las Universidades, por que el Estado ha sido incapaz de terminar con los obstáculos que limitan la igualdad de posibilidades. Obras majestuosas son inauguradas periódicamente en nuestro País, como la excéntrica Casa de Gobierno de San Luis o el tren de Puerto Madero, sin tener en cuenta que a escasos metros existen poblaciones que no poseen agua potable, o que existen ciudadanos que no saben leer ni escribir por culpa de las ausencias del Estado.

La visita a la Villa nos deja un sabor amargo, tan amargo como el que tenemos cada vez que visitamos un pueblo abandonado por los gobernantes.

sábado, mayo 14, 2011

Cristina no será candidata


Suponete. De ser así ocuparía de todos modos el lugar de gran electora. Comonadie va preso por postear, imaginemos cuales son las opciones que la presidenta tendría a mano para tomar la decisión.
En el fondo es como elegir ropa. Primer cajón: ministros, ¿quién sería su Dilma Ruseff? Difícil de decir, al tratarse de un funcionario, el peso político se lo daría la propia presidenta (justamente como ocurrió en Brasil). Randazzo, Dominguez o un ex ministro como Taiana. Lealtades, perfil no muy alto, buena imagen publica, peronismo, buena gestión. Mas o menos estos tres reunen esas condiciones. Desde luego, en la loca hipótesis de este post, algún tapado tiene chances también.
Segundo cajón: gobernadores. Acá ya implicaría reconocer cierto poder territorial y ahí suman Scioli, Capitanich, Urtubey, Alperovich y Gioja. El más cercano el chaqueño me parece, aunque la imagen de Scioli en las encuestas lo ayudarían.
Tercer cajón: legisladores. Fellner, Pampuro, Rossi. Algunos demasiado desconocidos, otros como el Chivo que se bancó todo lo del campo, complican la elección.
Cuarto y último cajón: un sindicalista (?) un intelectual, uno del palo, pero sin cargos. Si ya se una locura, pero viste, en los cajones suele haber de todo.

Por eso, por todo esto y mucho mas, Cristina Presidenta 2011.

jueves, mayo 05, 2011

Si disculpe para llorar ¿dónde era?

La nueva ley de regulación de las empresas prestadoras de medicina por prepago, levantó cierta polvareda mediática, aunque debido al apoyo de sectores de la oposición, no lograron encarar políticamente la defensa de la posición de las prepagas; o sea ninguno quiso poner la jeta para defender a estos muchachos.
Y sucedió como con la Ley de Servicios Audiovisuales: los medios se acordaron muy tarde de pensar iniciativas para proponer alestado alguna regulación. Desde luego si es por las empresas con la policía el Estado ya estaría completo, pero saben que de algunas regulaciones depende la sobrevivencia de todas, incluso de las grandes. Sin embargo parecen sólo concoer la lógica del lobby sobre intereses puntuales y poca capacidad de pensar la cuestión en términos de sistme: después les cae la regulación y patalean, peor te debo los proyectos propios.
Y ahi tenemso la cuestión, porque, como bien describía Enzo Faleto, el Estado en Amércia Latina se enfrenta a ese dilema de generar una burguesia y al mismo tiempo regularla, tarea en la que hasta el presente puede mostrar sombras y algunas chispas. Por lo pronto un sector mas sobre el que el gobierno se propuso avanzar y lo hizo.

lunes, mayo 02, 2011


¿Y qué sería, exactamente, lo que
tenemos que aprender de esta gente?






domingo, mayo 01, 2011

Sábato

Murió tal vez el último representante de una generación de intelectuales, junto a David Viñas, fallecido hace unas semanas. Creo que Sebrelli, Jitrik, Rozitchner y algunos mas son los que aun están por acá. Por esa generación me refiero a los jóvenes "progresistas" (en el lenguaje de la época también cosmopolitas) que fueron sacudidos por el peronismo. Casi todos respondieron al desembarco de Perón y los grasas con horror y apoyo a la oposición de aquella época. Pero luego del 55 vino lo mejor y comenzaron los debates internos de aquellos grupos mas interesantes. Es cierto llevó un poco, porque desde septiembre del 55 Sábato quedó al frente de Radio El Mundo; pero como a muchos el 56 y los fusilamientos les cambió la perspectiva y comenzó el debate con el irreductible de Borges en Sur. La mejor muestra es el relato de la quema de las iglesias en Sobre Héroes y Tumba, esa novela maravillosa, que ese bloguero leyó apasionado a los 18 años y que la concluyó en las guardias de un cuartel militar.
Pero a pesar de esas relecturas, Sábato volvió a apoyar el golpe del 76, en una charla "sobre temas espirituales" que mantuvo con Videla (en la que también estaba Borges). Curiosamente en esa charla, el único que preguntó por lo desaparecidos, por Haroldo Conti en particular, fue el sacerdote Castellani, un intelectual nacionalista conservador.
Contradicciones que luego reparará presidiendo la CONADEP. Me importa poco ser juez de los demás. Me interesa ver lo compleja que es la historia, alguna de estas noches volver a leer El Tunel o el Informe sobre Ciegos.