lunes, febrero 28, 2011



La vida privada apesta

No voy a hablar mal (o bien) de lo que no conozco. Nunca vi Gran Hermano, lo que me inhabilita a presentar un juicio sobre el programa. Lo que vi, son las movilizaciones que el programa genera, como la hija de un amigo, dedicada afanosamente, en una campaña telefónica para echar a alguno de la casa. Mi amigo se preguntaba, y no tenía respuesta, si no podía volcar tante energía a una campaña política presidencial, por caso. Pero no. La fasinación por "la casa" parace ser tal, que ayudaría a hacer mas llevaderas las miserias cotidianas, o al menos a compartirlas con los otros., porque habría desaparecido la vida privada, fundida en el aparatito de Tv. (Algo así es lo que suguere Z. Bauman. )
No tengo idea como es la cosa. Sin embargo en los últimos tiempos me ha llamado la atención, la reincoporación a la vida cotidiana del lenguaje y la acción política. Dos grupos K, en el Parque Rivadavia un sábado en la tarde, no haciendo campaña, sino hablando entre ellos. Sin valor estadístico, conversaciones políticas en el colectivo, en la calle, en un subte.
No se si Gran Hermano tiene mas o menos seguidores que antes. Lo que sí parece es que la política, sigue teniendo su encanto.

viernes, febrero 25, 2011

Viaje a otro blog y lea este post

El compañero Sirinivasa, de Datos Duros, publicó un excelente post, sobre distribución del ingreso. No sea vago y léalo.

jueves, febrero 24, 2011

¿Cómo era estúpido?

En un año en que las elecciones presidenciales y de gobernadores, parecían acaparar toda la atención y debates políticos, la UIA no logra contener sus conflictos internos y la crisis estalla. La semana pasada Héctor Méndez, de la industria plástica, presentó su renuncia como presidente de la entidad. La primer observación indica que los diversos conflictos actuales que presenta nuestro país, no sólo expresan rupturas en el arco estrictamente político, sino que se cristalizan también en otras áreas.

La UIA, la central mas grande que agrupe a empresarios de la industria en nuestro país, ha tenido históricamente niveles de enfrentamiento interno con agrupamientos de diverso tipo. Una línea clara la presenta la cuestión de la orientación de la economía, que podría resumirse en los grados de apertura que el mercado local debe tener respecto al comercio mundial. Aquellos cuyos productos se vuelcan al mercado interno, resistirán mas el levantamiento de barreras aduaneras de quienes buscan colocar sus productos en el mundo. Esta diferenciación implicará también que los segundos puedan sentirse mas identificados con la demandas del sector agropecuario. La discusión también impacta, en la cuestión del gasto público, donde los primeros tienden a preferir el expansivo en favor de subsidios y buenos ingresos por parte de sus potenciales clientes. Pero desde luego no es el único aspecto, sino que también entran en juego, como la actual disputa parece plantearlo, las diferencias de carácter político de parte de los empresarios. Esto es, el tipo de relación que se desea establecer con el gobierno nacional. La sensación es compleja de entender si se la mira con los ejes de la racionalidad económica: el período kirchenerista, es decir desde 2003, ha significado un monotrema de grandes ganancias para el conjunto del sistema productivo, con un país que no dejó de crecer a tasas altas. Los balances de las empresas han sido positivos, mientras que los retrocesos sólo se han presentado en rubros muy específicos. Hace unos meses, el presidente de la compañía que elabora los productos de Pepsi en Argentina, afirmaba que no estaba de acuerdo con la política de control de preciso, pero tenía que reconocer que aún así, les estaba yendo muy bien.

De este modo la cuestión económica pasa a ocupar, curiosamente tratándose de una cámara empresarial, un segundo plano. La cuestión es de qué modo y bajo qué condiciones aceptan convivir los empresarios con esta orientación económica. Y el hecho de que la crisis estallara en un año electoral, da cuenta que en los cálculos empresariales la reelección de Cristina es un hecho tomado como muy probable. El punto parece ser que los hombres de negocios, como lo demuestran con mayor claridad los afiliados a AEA, vuelven sobre la cuestión del rol del Estado en la economía. Aceptan que la actual administración, les ha permitido hacer importantes negocios, pero no está a tono con su concepción sobre el rol del Estado y el espacio del mercado. Es bastante probable (por no decir seguro) que muchos de ellos se sintieran más cómodos en la presidencia de Menem o De La Rúa, aún cuando los márgenes de ganancias no eran tan redituables e incluso cuando la situación fue crítica. Porque lo que está en juego es justamente la concepción global del orden político que implica el modo de relación con el resto del mundo, el modo en que se administra el conflicto social, el lugar que los diversos actores sociales y políticos ocupan en la esfera de gobierno. Es desde allí que parte el conflicto. A ese aspecto conviene agregar los históricos problemas acerca de al existencia o no, de una burguesía nacional. Si es que ella alguna vez existió, la extranjerización que la economía argentina sufrió en los '90, con las privatizaciones pero también con la venta de empresas al exterior y la baja creación de nuevas empresas a escala en los últimos años, vuelve poco viable pensar en su existencia como grupo socioeconómico en la actualidad. Hay también, en este sentido, un problema de identidad y pertenencia, por parte del sector empresarial. Por eso, contrariando la máxima del ex presidente Clinton, parecer ser que no es la economía, sino la política...

miércoles, febrero 23, 2011



¿Todos?


Según Clarín una encuesta realizada en la ciudad de La Paz a 400 personas, por un grupo con malas relaciones con el gobierno, avala la afirmación que incluye a la totalidad de la población. La independencia objetiva, ante todo

martes, febrero 22, 2011

Existe el Sanzismo


Volvemos sobre le precandidato. Conversando hoy con una amiga militante radical sobre la interna del partido centenario, me comentaba su entusiasmo pesimista. (?). Esto es, las posibilidades de ganarle a Cristina las presidenciales las ven como muy escasas, tirando para nulas. En particular porque les faltan candidatos ganadores en los grandes distritos (la gobernación mas posible de alcanzar es la de Mendoza, y en alianza la de Santa Fe, no ven victoria en Córdoba) Incluso ella, votante de Sanz, no le ve mucho futura a su precandidatura quien sería derrotado por Alfonsín. Pero, y acá remonta el pesimsimo por el entusiasmo, me presentó su cuenta: "en el 2003 la UCR sacó el 1,5% con Moureau; en el 2007 no llevamos candidato, sino que cargamos con Lavagna; ahora nuevamente con candidato propio, podemos repetir esos números. Para el partido, para la consolidación de intendentes, legisladores y quien te dice gobernadores, es una buena perspectiva." Esta idea, en el pensamiento del partido, se consolida mas con Sanz que con Alfonsín, obviamente. Hasta uno se atrevería a decir que supera el escenario hipercrítico post 2001. Eso si le llevó al menos, 10 años.
¿Llega bien a las presidenciales 2015? Ehhhhhh

lunes, febrero 21, 2011



El enemigo


Hace minutos nomás, el precandidato presidencial de la UCR, Ernesto Sanz, estuvo con Morlaes Solá en TN. El Joaco le tiró un par de preguntas, al estilo ping pong, y Sanz contestaba. Como Alfonsín en mayo de 1983, concentró a sus enemigos en el sindicalismo "los que defiendan a los trabajadores tendrán nuestro apoyo, pero los que defiendan sus interses, serán investigados", digo Alfonsín por la deuncia del pacto sindical - militar que tantos réditos electorales le trajo. Sólo que don Raúl incluía en los enemigos a los militares, es decir se animaba contra el establishment, mientras Sanz repite los puntos centrales de la "opinión pública".
Y vuelvo sobre algo que otra vez mencioné: un candidato que pretenda ganar no peude repetir hasta el cansancio lo que dicen todos los medios. Agregale algo!!! Decí: vamos a propiciar un seguro nacioanl de salud y el fin de las obras sociales y als prepagas. Jugate con algo!!!, para decir lo establecido, que no seduce a nadie, voto por Ricardo, que por lo menos usa los trajes del padre, que se yo, al menos al nostalgia...



"Ma si, me rindo"

viernes, febrero 18, 2011



Juro que no sabía nada

El Instituto Moises Lebenshon es una asociación de formación vinculada a la Unión Cívica Radical

jueves, febrero 17, 2011



¿Este es dotor o el que jugaba en La Perouse?

Impactante declaraciones. Tan poco peso tiene el buen hombre, que La Nación no se animó a publicar "Roberts afirma..." sino que tuvo que clarinisarse y decir que "afirman".
Además la nota afirma que , parece, nos va muy mal en libertad económica. Y cierra con una respuesta de manual republicano:

-Usted sugirió que EE.UU. proponga cambios a la Argentina, pero parece que no hay una estrategia clara hacia la región

-Sí, formalmente el gobierno en Washington, desde el ataque a las Torres Gemelas en 2001, no tiene claridad sobre lo que debe hacer la región, pero hay muchos contactos de empresarios, organizaciones no gubernamentales, que permiten un intercambio fluido y saber qué hacer. De hecho, los flujos de dinero privado son muy fuertes cada día.

Insisto, para mi que este.

miércoles, febrero 16, 2011

Una discusión para mi país

Ha llegado hace un par de años a la Argentina la organización de origen chilena, pero presente en 18 países, Un Techo para mi País. El año pasado se hicieron conocidos porque colgaron de una grúa en al 9 de Julio, una casa de su diseño para generar "impacto" sobre el tema habitacional. El estilo marketinero, nos remite inmediatamente a las estrategias de Greenpace o Poder Ciudadano. Trabajan con un financiamiento central del BID, mas sponsoreos de empresas locales (alrededor de 10) y se apoyan en la convocatoria a voluntarios, por ejemplo en este verano, en Tucumán y Mar del Plata donde construyeron 400 viviendas. En total, afirman haber sumado 10.000 voluntarios y construido 2079 casas, lo cual no está mal para las 2079 familias beneficiadas, pero desde luego una cifra menor frente a las 860.362 entre iniciadas y terminadas, del Ministerio de Planificación Federal. Pero la comparación habría que hacerlo con otras organizaciones de la sociedad civil que trabajan en la misma área. Sin embargo, la cuestión central no es la cantidad de casas construidas (típico criterio de eficiencia), sino también acerca de la metodología de trabajo o el involucramiento de actores. Por caso Un Techo para mi hermano (creada en 1986) difiere en el modo de concebir esa construcción, no de los ladrillos, sino en el nivel de participación de los interesados. Basta comparar las fotos de ambas páginas web. O de las centenares de cooperativas que existen al respecto, como Sueños Compartidos de Madres de Plaza de Mayo.
En la sociedad civil, también se reproducen las mismas tensiones que vemos en lo política acerca de las metodologías de acción social. Todas pueden convivir, el problema es cuando se agita la bandera de las organizaciones, con la pretensión de demostrar la supuesta inacción del Estado y la privatización de la cuestión social.

domingo, febrero 13, 2011

La Argentina se habría llenado de marxistas

La Nación nos cuenta en su portada que si, que para "la gente" hay inflación. Hasta ahí todo mas o menos bien. Pero nos sorprende con algunos numeritos.
Según la encuesta encargada a Poliarquía, La Nación transmite lo siguiente:

Así, entre los que aprueban la gestión de la presidenta Cristina Kirchner, el número de los que responsabilizan al empresariado por la inflación trepa al 70%, mientras que sólo el 22% culpa a las políticas del Gobierno. En cambio, entre los que no adhieren a la gestión oficial, el 64% cree que es culpa del kirchnerismo y sólo el 25% apunta a empresarios y comerciantes.

En cuanto al nivel de instrucción, a mayor educación sube la tendencia a atribuir los aumentos a los fenómenos macroeconómicos provocados por las políticas oficiales. Lo hace el 47% de los consultados con estudios universitarios o terciarios, aunque el 43% responsabiliza a los empresarios. En cambio, el 58% de los entrevistados con educación únicamente primaria culpó al empresariado, y el 31%, al Gobierno.

El estudio también revela que los argentinos consideran a la inflación un problema que los perjudica personalmente, pero creen que impacta en menor medida sobre el país.

"¿Cuál es el principal problema que lo afecta personalmente?", preguntó Poliarquía. Con un 34% de menciones, la inseguridad encabeza la lista muy lejos del resto. La siguen el desempleo (15%) y en tercer lugar la inflación (8%).

En cambio, cuando se les pregunta por el mayor problema que afecta al país, en la lista se ubica la inseguridad (40%), el desempleo (11%), la pobreza (8%), la educación (7%), la clase dirigente (4%) y recién en el sexto puesto asoma la inflación (3%), empatada con la corrupción y los problemas económicos en general.

Casi no hay desperdicios en el párrafo. Mientras el titular nos aterroriza con la inflación, ésta es un problema prioritario para el 8%!!!. Interesante escudriñiar porque mientras que inflaicón e inseguridad son machacados diariamente por los medios, uno pega y el otro no ¿La inseguridad se vive en carne propia? ¿Saber de un asesinato es un impacto distinto que el aumento de precios?

Y luego la conclusión sobre las causas. El 52% sostiene que los responsables de la inflación son los empresarios y comerciantes, pero esta mirada cambia medida que sube el nivel socioeducativo, porque vió como son los negros. Por ello Caterberg, director de Poliarquía, no aclara: "El dato puede llamar la atención, pero siempre es más sencillo culpar al último eslabón de una cadena por la suba de los precios que comprender las medidas de política económica que provocaron esa inflación". Lugar que te ocuparían tipos como Arcor, Coto, Kraft y toda esa pobre y débil gente.


viernes, febrero 11, 2011

El Partido Demócrata Progresista puede desaparecer

Primero fue TN; luego Volver. Ahora les llegó el turno a los partidos políticos. De acuerdo a la nueva ley electoral, los partidos deben revalidar sus afiliaciones de cara a las internas del mes de agosto. Según la nueva norma, los partidos deben tener una afiliación no inferior al 4 por mil de los inscriptos por sección electoral. Si llegan a 5 distritos, alcanzan reconocimiento nacional. Según se lee hoy en al versión impresa de BAE, 149 partidos sido borrados por la justicia y 57 andan en eso. Incluso la nota señala que varios perdeiron personería en alguna provincia (Como el FPV en La Pampa!!). De quienes están amenazados a nievel nacional además del PDP, figuran el MID, Libres de Sur, Unión por Todos y Autoderterminación y Libertad (justo ahora que Zamora, pintaba para Jefe de Gobierno).

Como puede verse el impacto de la ley es sobre los partidos menores con capacidad de alianzas, esos que tienen la posibilidad de colar un nombre en la lista de diputados o concejales, a cambio de aportar algunos votitos. Si la ley sigue su curso, el mapa político tendrá un pequeño cambio ante la desaparición de esos partidos, pero no llega a transformar el sistema, ni el asegura nada al FPV.

En todo caso, Lisandro de La Torre, Arturo Frondizi y Nahuel Moreno, se quedan sin un partido político que les haga el homenaje.

martes, febrero 08, 2011

"A Macri le conviene presentarse aunque sea para ser segundo y quedar posicionado"


Es algunas de las frases que se escuchan por ahí. Es realidad es un vijeo mito político, que contradice la máxima bilardiana (el segundo es el primero de los perdedores), y que haría que un candidato que obtiene el segundo puesto en las presidenciales, quedaría en una especiaede fila de privilegio para la próxima contienda electoral.
Sin embargo, la historia reciente nos dice que los segundos en las elecciones presidenciales fueron:

1983: Italo Argentino Luder
1989: Eduardo Cesar Angeloz
1995: José Octavio Bordón
1999: Eduardo Duhalde
2003: Néstor Kirchner
2007: Elisa Carrió


De seis, sólo dos alcanzaron la presidencia y en situaciones bastante particulares: Duahlde en un caso de crisis política y por elección del Congreso, no del voto; y Kirchener resultó un segundo ganador porque Menem se bajó del Ballotage (en el que hubiera perdido, es decir quedar segundo, y su destino ya sabemso cuál fue).

Así que Macri y todos los que se presenten para ser segundo y acumular "posicionamiento" que lo vayan pensando.

domingo, febrero 06, 2011

¿Busca un dotor? Durán Barba

Lanzados ya a la carrera presidencial y mientras Macri tira espumita en el carnaval, Curán Barba, el hombre mas importante del PRO después del ingeniero (¿después?) dió un reportaje a La Nación, en el suplemento Enfoques.
Además de aclararnos que Macri no es xenofobo, que sólo fue una frase desafortunada sacada de contexto, no ilustra con el fin de las ideologías, algo que nunca se había escuchado. La sustentación del parte de defunción de las mismas, sostiene lo siguiente:

"Veamos el tema desde la gente. Hemos encuestado reiteradamente en la Argentina: "¿Usted prefiere que el próximo presidente sea de izquierda, de derecha o no le interesa el tema?" Normalmente, en la Argentina hay un 9/10 por ciento que quiere un gobierno de izquierda, un 6/8 por ciento que quiere que sea de derecha y un 80 por ciento que dice que le importa un rábano el tema. Desde el punto de vista de los líderes que tanto hablan de las ideologías, también ha perdido mucho sentido, sobre todo a partir de la caída del Muro de Berlín"

Bien, y aunque usted no lo crean le pagan para decir esto. Ahora bien, estimaod Jaime, se me ocurre, así de iluminado que soy, que tal vez la encuesta podría preguntar otras cosas; que no se trata de un usted cree o no en Dios. Por ejemplo, te regalo dos o tres: ¿Usted cree que los servicios públicos se mejoran con política de libre mercado o con presencia estatal? Otra: ¿Los trabajadores deben contar con herrameitnas de presión para negociar sus salarios o deben quedarse mas bien tranquilitos? ¿Los inmigrantes son delincuentes o no? Y bueno ahpi usted no va a saber capaz, si es de izquierda o dereche el entrevistado, pero te puede dejar un perfil bastante definido de su ideología. Ah, que así no te sirve porque sino a quien le vendes el libro, bue una pena.

jueves, febrero 03, 2011



¿Hay una "hora" en el norte de Africa?

Hacia 1960, Africa, en un sentido amplio geográficamente hablando, fue centro de la mirada revolucionaria mundial: el Congo de Patrice Lumumba y la Argelia del ELN, con Ben Bela. Ambas experiencias fueron el espejo (junto a Vietnam, claro).
Desde hace meses la conflictividad ha subido de manera trágica en Egipto, pero también en Tunez. Esta vez no hay detras un movimeinto de cambio revolucionario, sino el hartazgo a un mandato de 30 años. Los manifestantes, hablan de un enfrentameinto entre egipcios por culpa d eMubarak. No parece, visto así a la distancia, que exista una articulación ideológica mas o menos consistente en torno de las luchas. Pero lo que parece la caida, tarde o temprano de Mubarak, provocará un vacio que algú grupo llenará. ¿Será el post mubaraniksmo? ¿Hay otras orientaciones posibles dentro de un aliado incondicionald e los EE.UU. en África? ¿Puede esta vez África mirarse en el espejo de Sudamérica? ¿Habrán aportado en ese sentido las cumbres entre las dos regiones?

martes, febrero 01, 2011



¿Le alcanza?

Acabo de escuchar el reportaje a Mauricio Macri en el programa de Leuco. La verdad que si iba Lucas Carrasco la cosa se ponía un poco mas interesante, porque aburrió mucho. Pero el discurso del ingeniero es claro. Sus votantes duros saben lo que dicen, de qué habla y que es lo que piensa de la política, el Estado y la economía. SOn esas frases pobres, sis sustentos sólidos, basadas en supuestos pero que sobran para sostener esa ideología del sentido común que nos regaló dos rpesidencias de Menem (y una de De La Rúa, si me apuras). "Sin policia no existe la sociedad" "No puede ser que los policias vivan en las mismas villas donde viven (se trabó un poco) los delincuentes" "el reclamo es por la ausencia del Estado" "si no hay libertad no hay inversiones". Generalidades absolutas pero que remiten al modelo neoliberal, con facilidad y serán la base de su probable candidatura presidencial. Sin embargo, en la cancha, Macri tiene una gestión de regular para abajo para ofrecer; dificultad, por ahora, para constituir una alianza mas amplia y un carisma que no sabemos si logrará seducir al electorado lejano. De todos modos la carrera recién comienza y no hay que descartar, que con tan pocas cartas, pueda jugar la partida. Porque y esta es la pregunta ¿hasta dónde llega la derrota del neoliberalismo en el imaginario argentino?