lunes, julio 04, 2011



La diferencia entre estar solo y estar solo


Ayer por la noche, luego de la depresión de los dos partidos de fútbol de la Copa América, vi a Ricardo Alfonsín fatigando los programas de cable (el giro del lenguaje es robada a Borges, desde luego). Estuvo en TN con María Laura Santillán y en América 24 con Fernando González.
Desde luego dijo mas o menos lo mismo (sino sería un tipo con serios problemas mentales) que consistió en el discurso de paz y bien, del gobierno tiene cosas buenas, de voy a convocar a todos los partidos , de los amo a todos, del diálogo y el consenso, etc. Excelentes intenciones que, me da la impresión, no entusiasma a nadie.
se hace inevitable la comparación con la campaña de Raúl Alfonsín en 1983, desde luego en otro contexto. El mérito del padre fue sin duda, la capacidad de entusiasmar al complejo entramado no y antiperonsita que lo terminó apoyando nada menos que con el 52% de los votos. Pero parte clave de esa campaña había sido la utilización, por primera vez, de expertos en publicidad (Ratto y Dreyfus) Una de las consignas fue que Alfonsín apareciese sólo en los afiches y que en los discursos hablara dese un palco vacío. Poca identificación con la UCR para coptar el voto independiente y además porque al haber ganado la elección interna (de cargos, ya que la de candidaturas no se realizó), le daba la suficiente autoridad para presentarse sólo, porque el partido había quedado sometido a su poder. En cambio Ricardo, sólo se impuso en una interna provincial y queda claro que la conducción del partido, prefería a Sanz como candidato y no al hijo de. Es así que el radical aparece en al campaña con otra soledad: el resultado de no estar acompañado por el grueso del partido y menso aún por la conducción.
La imagen es que Ricardo Alfonsín está medio sólo, pero sin el poder, para llenar esos vacios.

3 comentarios:

Daniel dijo...

Es la primera vez que leo lo de Alfonsin (el viejo) solo en los afiches; sin ningún otro personaje ni identificación partidaria visible. Y es cierto!!! claro, la mano de los publicistas que a veces son rápidos, innegablemente. Ahora, al hijo no hay agencia que pueda ayudarlo.

Avallay dijo...

Los publicistas fueron muy inteligentes, casi borraron el escudo de la UCR y lo reemplazaron por el óvalo del RA (Raul Alfonsín, República Argentina). Pero hoy, como decis, no alcanza

Anónimo dijo...

Dotorrr... me da la impresión de que el radicalismo pierde votos del campo esta vez. Se le va un % que vuelve a votar al kirchnerismo...
Dany Turco