miércoles, junio 08, 2011

¿Quién se negó a presidir la CONADEP en 1983?

El voto mayoritario se inclinó por quien efectivamente rechazó el ofrecimiento hecho por le presidente Raúl Alfonsín: Adolfo Pérez Esquivel no quiso presidir la Comisión, alegando principalmente, que la misma sólo tenía una carácter informativo al presidente y donde los que declararían serían las víctimas y no los acusados; para ello proponía, en cambio, formar una comisión bicameral con capacidad de citación de militares y que las pruebas reunidas fueran parte del expediente con el cual se iniciara el juicio. Recordemos que el juicio que llevó adelante la Cámara Federal de Buenos Aires, se basó en unas 400 desapariciones seguidas de muerte (que incluía tortura) y no sobre los 8.000 casos que detalló la Conadep.
Quienes votaron por Hebe de Bonafini, no estuvieron muy lejos, ya que Madres de Plaza de Mayo (en aquel tiempo unida) criticó la formación de la Comisión en los mismos términos que Esquivel.
Otro que primero aceptó integrarla y luego renunció, fue el cardiólogo René Favaloro, quien solicitó que la investigación se iniciara con hechos ocurridos desde el año 1973 y no 1976 como indicaba el decreto de creación.
Y siguen los que no aceptaron: Según se comentaba en aquel entonces Alfonsín le había ofrecido a Italo Lúder integrar la Corte Suprema de Justicia, y este lo habría rechazado, pero nunca pude confirmar si eso se materializó o no el ofrecimiento.
Aquí el resto de los miembros.
Los ganadores pueden pasar a retirar el premio.

3 comentarios:

DP dijo...

La que indudablemente hubiera aceptado presidir la comisión es Sarlo; tan elogiosa del "origen" de la transición democrática, comparándola con la de Brasil, Uruguay y Chile...

Acá mi recuerdo de quien efectivamente presidió la Conadep:

http://artemuros.wordpress.com/2011/05/05/ernesto-sabato-escritor-y-autor-de-“los-dos-demonios”/

saludos,
DP

Avallay dijo...

Es cierto SArlo hubiese aceptado. Aunqeu no s eucanta participaicón tuvo en el grupo Esmeralda, doen estaban casi todos los del Club de Cultura Socialista

Anónimo dijo...

Teniendo en cuenta que el que firmo el decreto de exterminio de la subersion fue el mismo Luder hubiera sido, como minimo, un acto de profundo mal gusto.