martes, noviembre 16, 2010



El grupo a fondo

A falta de victorias en el Congreso por parte del grupo A, el otro grupo, el de verdad, Clarín, se juega a muerte con el proyecto de ley del presupuesto nacional.
Lo sabe perfectamente: para el gobierno no dejaría de ser un costo gobernar con el presupuesto del 2010 extendido por decreto. Y por sobre todo, lo obligaría a emitir un nuevo DNU, par la utilización de reservas del BCRA, aspecto no contemplado en el presupuesto 2010, pero si en el que está en discusión.
Acumulando un nuevo acto mas de irresponsabilidad política, Carrió (quien en la edición del sábado se ganó un "semáforo verde") intenta hacer fuego con agua; agua que se covnierte en nafta gracias a los avatares semánticos de Clarín, cuyo contenido ya es ilegible.
Mañana miércoles el tono irá subiendo si el oficialismo consigue el quorum, el cual reacerá en la UCR ya que el PRO anticipó que no será el que lo de (a ver que pasa con la tropa...). ¿Qué hará el radicalismo? ¿Seguirá sometido a los vientos de la adivinadora?

4 comentarios:

desparejo dijo...

Sabe Dr que cada vez me convenzo más que no, que no pasa nada por ese lado. ¿Adónde fue a parar el supuesto costo por vetar el 82%? Creo que también hay un costo para la oposición con todo esto. Veremos qué pasa.

Patronio1 dijo...

Lo irracional de la oposición es su decisión de hacerse cargo de los problemas que surjan a partir de esto durante todo el 2011. ¿No sería más lógico votar el presupuesto, con las críticas que quisieran, para poder oponerse tranquilos todo el año?

Avallay dijo...

Desparejo: puede ser, pero si tenes que firmar un DNU, les das un poco de pasto.
Patronio: no lo pensaron...

RDM dijo...

Pensar, pensar...¿pensar? Parece que, contra toda lógica, decidieron que Carrió lo haga por ellos. Y eso después de recibir las puteadas que recibieron, precisamente, de ella. A lo mejor, si los puteamos más fuerte nosotros...parece que los muchachos se dejaran, ¿no?

Igual, estoy cada vez más convencido, igual que Desparejo, de que a esta altura pase lo que pase es negocio para el gobierno. Si sabe aprovecharlo, claro. Eso no es una cuestión menor.

Abrazo.
RDM