jueves, octubre 21, 2010

Asesinatos en un gobierno peronista

No es por mirarse el ombligo pero he leído casi todos los post de los y las blog amigos y realmente dan tantas ideas para discutir. No creo que aquí pueda expresar algo nuevo y menos aún mejor, pero esos mismo post y conversaciones, me despertaron cosas.
Esta es una parada nueva y difícil para el gobierno de Cristina. Para el gobienro que apoyamos. Una situación complicada en el sentido mas político y profundo de la palabra. Es decir, mañana, la semana que viene, puede pasar otra cosa y este asesinato puede pasar al olvido. Lamentablemente no es improbable y no sería el primero. Después de todo, Mariano Ferreyra, pertenecía a cierto sector "indeseable" para los políticamente correctos. Pero esa sería la peor derrota para el gobierno; imagino que no lo hará, pero es una tentación grande ver si el agua que corre, y corre mucha, puede empujar esto al rincón del olvido. Sin embargo, creo que siendo un gobierno peronista, y éste lo es, ya no jodamos con eso, asumirá que el problema se encara de frente. No es la primera vez que se encuentra con una situación difícil y en las anteriores, en casi todas, supo encontrar la arista clave, para ir lo mas lejos posible en su solución, pues, como me decía alguien a quien no le gusta este gobierno, "no se puede decir que no sean aguerridos". Me parece que esa es una de las claves de cómo el peronismo entiende a la política. El problema es del gobierno (es nuestro quiero decir); no fueron las balas del Estado que acabaron con la vida del joven, pero el problema nos incumbe y mucho. No podemos permitirnos tomar una postura propia de De La Rúa, digamos, delegando responsabilidades en otros y esperando a ver que pasa. Si se quiere seguir construyendo el modelo, hay que avanzar y mucho, no se si se podrá llegar al nudo de la cuestión, pero las cosas no deberían seguir como si nada. Las investigaciones de los próximos días nos darán mas datos. Pero hay actores visibles involucrados. Quizás, para ciertas prácticas sindicales (que nos son sólo sindicales desde luego) esta sea una etapa de quiebre. Pedraza está al frente de los ferroviarios desde 1985, la última vez que hubo un recambio generacional mediante elecciones en varios sindicatos. No se si las generaciones nuevas son mejores o peores, lo que queda claro es que un modelo de inclusión social, justicia y desarrollo es incompatible con esto.
El asesinato de un pibe, ha sido la "llamada de atención" sobre un tema que ya no puede eludirse, si se quiere seguir haciendo peronismo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:McvrqLUty30J:gremialismosano.blogspot.com/2009/02/sudor-y-lagrimas.html+H%C3%A9ctor+del+Valle+Cornejo&cd=10&hl=es&ct=clnk&gl=ar

Avallay dijo...

Simplismo lineal anónimo

Ale dijo...

Tal cual, como todo dolor, si no se enfrenta probablemente se repita. Es necesario, y seria realmente profundizar las cosas, sería muy bueno, poder hacer algo distinto con este dolor, ya conocido y algo repetido.

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Muy buenooooo

Norman dijo...

Tenés razón. Pero no creo que pase nada. El gobierno está muy débil como paa pelearse con los pocos aliados que le quedan.

Avallay dijo...

Ale, compartimos
Nico: gracias, lastima el motivo
Norman: ...esperemos que no.