jueves, febrero 25, 2010

Indignación, vergüenza, escándalo

Y no se cuantas cosas mas siente la oposición, el periodismo y los foristas de La Nación. (que es mas o menos lo mismo). Se preguntan: ¿cómo puede ser que el gobierno recurra a Carlos Menem para con su ausencia renegociar en el Senado? ¿Cómo puede ser que negocien con semejante persona? ¿Cómo es posible que se sienten con Menem, cuando nosotros ya habíamos negociado con él ayer nomas? Moral, moral!!!!

4 comentarios:

RDM dijo...

Es así, Don Roque. Basta con leer a Morales Solá en su columna de hoy, precisamente ahí mismo (yo sé que da asquito, pero buehhh...). Son curiosos los malabarismos que intenta hacer para dejar pegados a Menem y a los Kirchner, pero al turco no tanto, no sea que se olvide de que la semana que viene tiene que venir a votar con el frente del rencor.

Al final, parece que el problema de Néstor y Cristina es que se empeñan en parecerse a otros, en lugar de ser como ellos quieren ser. Digo: la semana pasada eran como Galtieri, peleándose con los ingleses por Malvinas para evitar la debacle interna, y ahora son como Menem (pero no tanto porque al turco lo necesitamos para que nos ayude a reventarlos). En fin. No quiero pensar a quién pueden llegar a querer parecerse la semana que viene. Se me vienen algunas opciones a la cabeza que me dan cosa.

Párrafo aparte para el grosso de Héctor Schamis. Se ve que lo agarraron en mal momento. Seguro que si le daban tiempo para poder pensar las respuestas nos hubiera deslumbrado con sus previsiones sobre la privatización de Kraft (para luego entregársela a tipos como Cristóbal López) o la conspiración para que Cristina le estropee el maquillaje a Hillary cuando se encuentren la semana que viene en Montevideo.

A propósito, este Schamis, ¿tiene algo que ver con el Schamis que fue embajador de la dictadura ante varias capitales occidentales y cristianas, y "hombre de confianza" en Argentina de sujetos como Vernon Walters?

Yo sé muy bien que la portación de apellido no es delito, y que la insinuación tiene algo de guachada pero, ¿no nota como un aire de familia en todo eso? Menos mal que Galtieri era previsible, porque Néstor y Cristina no lo son. ¿Por qué no se irán a cagar, digo yo?

Disculpe el exabrupto, pero a veces me emociono.

Un abrazo.
RDM

Avallay dijo...

No se vale hacer comentarios mejores que el post, ya lo dije varias veces...

RDM dijo...

Discúlpeme, amigo. Prometo que no volverá a pasar.

Pomez dijo...

Evidentemente Menem se robó hasta la memoria