miércoles, enero 06, 2010



La voluntad


Ayer por la noche un grupo de amigos, entre los que se contaba el Escriba, el ex comentador Erik y otros mas, entre vaso y vaso de agua mineral (...) surgió la inevitable discusión sobre los candidatos a presidente para el 2011, se barajaron varias hipótesis acerca de los que realmente tienen chance. El escriba dijo que dependía de los que realmente querían ser, los que tenían no solo los votos sino la voluntad. Un servidor aportó la condición, menos filosófica, respecto que quien quiera ser presidnete debe estar dispuesto a matar a su madre, si va a empezar con medias tintas, ya está frito. Otros hablaron de la imposibilidad de un vago para encarar una campaña presidencial y también de los límites de los recien llegados. ensayamos todas las combinaciones posibles de fórmulas y, aunque ustedes no lo crean, no pudimos arribar a un acuerdo (consenso!!! gritaban algunos). De modo que arribamos a la conclusión que nos esperan dos venturosos y movidos años, hasta el 10 de diciembrede 2011, y que alguien debería llevar la cuenta de todos los candidatos/as que queden en el camino.

4 comentarios:

Verboamérica dijo...

Dotor, los candidatos presidenciales son como los que corren el Dakar: unos cuantos se queman a los pocos kms.

Postularse es una industria.

Avallay dijo...

Me gusta...la cantidad que se quedan encallados en los bancos de arena...

Leo Carballo dijo...

Está bueno eso de matar a la madre, pero qué hacemos con los huérfanos?

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

No se habló de Orly Terranova. Ojo.