viernes, diciembre 11, 2009



El camino de Parentini Posse

El ojo de Macri para elegir hombres y momentos es envidiable. Especialmente si uno no está con Macri. El nombramiento de Posse en Educación nació a las pocas horas ya con criticas de varios sectores que sin necesidad de recurrir al archivo, recibieron la gentileza de la nota cavernaria, del designado ministro.

Pero acá como sí estamos al "cuete" nos fuimos a los archivos. Abel Parentini Posse, es embajador de carrera y como tal cumplía funciones en Dinamarca, hasta que Duhalde lo nombró en la importante representación en España. Cuando Nestor "el abominable" Kirchner ganó las elecciones, Posse desplegó sus influencias en La Nación y otros círculos para instalar su candidatura como canciller. De esa cuestión da cuenta una
nota de Bonasso del 2003, donde menciona la defensa de Fujimori por parte de Posse (embajadr ren Perú en los '90) frente a los cuestionamientos por violación a los derechos humanos. En el mismo sentido había atacado a Baltazar Garsón, incluso defendiendo a Kirchner por su nueva política de derechos humanos.
Sin embargo todo tiene su límite. Se bancó que no lo hicieran canciller, pero que en el 2004
lo jubilaran a la edad que le correspondía ya era toda una falta de respeto, para él que vende tantos libros como Aguinis. (lo jubilaran y viniera a trabajar con Duhalde como dice la nota). Y ahí si, prendió el ventilador: una cosa es que no pensar igual, pero otra es que no me den una medalla. Comenzó criticando a Kirchner por el regalo al príncipe para su casamiento (temas de la gran política) para luego, comenzar a construir el libreto de la derecha para toda la década: "vivimos en la anarquía", "se perdió la libertad" en un inolvidable reportaje, del 2004, que finaliza con una frase digna del personaje que conocemos: Periodista: ¿Quiere decir que regresa el "que se vayan todos" acaso? Posse: -De alguna manera, los políticos, en este desastre reciente -porque íbamos bastante bien- nos están empujando de nuevo a eso.
Me quedo con este otro Posse

2 comentarios:

desparejo dijo...

Sabe Dotor que cuando leí la nota de este muchacho en La Nación no entendí muy bien la jugada y pensé varias hipótesis:

1. La Nación le está haciendo la cama a Macri tirándole este salvavidas de plomo porque era una nota guardada, según el diario.

2. La Nación lee la situación y piensa que ahora es el momento de ganar con este discurso porque la sociedad se está derechizando a partir del tema de la inseguridad, etc.

3. La Nación es tan consecuente ideológicamente que si no es con su discurso clásico de derecha conservadora no da pelea. Este es nuestro discurso y tenemos que ganar con esto, no importa el momento ni las consecuencias, somos así y así nos tienen que aceptar.

Me inclino por el último y la jugada salió mal. Creo que a la monada no le gustó la nota de Posse, no prendió. Así que van a venir unos días de tire y afloje y finalmente o se calla Posse o ponene a otro.
Qué destino el de este apellido en política! Siempre les van a tirar el muro abajo, sea de ladrillos o de palabras.
Abrazo

Avallay dijo...

Desparejo: buenas hipótesis todas, pero es cierto la 4 es la mas probable; pensaron que en "clima" actual la cosa prendía.
Y si a los Posse no los dejan gobernar...