miércoles, septiembre 02, 2009




Otro tema: el milenarismo ecológico

Todos los días, curiosamente, uno puede enterarse que el fin del mundo está mas que próximo. En general se trata de grupos religiosos orientados en el milenarismo: la espera de una transformación radical luego de una serie de catástrofes naturales.
Sin embargo, esta esperanza parece que no solo es compartida por grupos religiosos (por lo generald e orientación cristina), sino también por el mundo de las oenege y para el caso los internacionales amigos de Greepeace. Como ilustra este post, han salido de campaña para detener el descongelamiento de los glaciares, producto del calentamiento global, en este caso reclamando ante la próxima cofnerencia del G - 20.
Desde luego este blog comprometido con la causa ecológica (?, diría Conu) apoya los cambios en el modelo industrial tendientes a dismunir el impacto ambiental. Pero nos surgen algunas preguntas ¿quedan sólo 100 días para salvar los glaciares? ¿El día 101 estamos jodidos? ¿Por qué en todas al campañas de Greenpeace se entiende por naturaleza a los animalitos, los árboles, el agua y la tierra y nunca a las personas? ¿No somos parte de la naturaleza? ¿el hambre no es antiecológico?
Como dijimos en un viejo post, durante el debate de la 125, donde la soja transgénica ocupaba un lugar destacado en la cuestión, estos amigos de paz verde, se fueron de vacaciones, ni una palabra, ni un comentario en su página web.

Entonces todo bien en la lucha contra la contaminación, pero que tal si ademas de abrazar lengas o despetrolar pinguinos, discutimos las relaciones políticas y de poder que esto implica. (y no solo de buenos contra malos)

Ah! Me queda una última pregunta: de haber existido Greenpeace en aqulelos tiempos ¿aún tendríamos dinosaurios?

3 comentarios:

hernanh dijo...

Avallay, vease este video, muy bueno para resumir el tema ecologia

http://www.youtube.com/watch?v=iuCFB7Na_vM

sds

Avallay dijo...

Gracias!

RDM dijo...

Es que las multinacionales del medioambiente son, antes que nada, multinacionales.