sábado, diciembre 27, 2008

Totalidad, Descartes, límites morales


Le juro que me empeño en no dedicarle demasiado espacio a la líder de la oposición (por puntos en fallo dividido), Elisa Carrió. Pero la mujer se empeña en que uno le saque un poco de jugo a sus, digamos, declaraciones.
El año pasado nos había alertado que Macri era un límite infranqueable, o sea malo malo. Desde que Cobos les dió algo de aire votando contra la 125, demostrando que traicionar no está nada mal a la hora de construir carrera personal. Bueno la cosa era que con Macri ni a la esquina. Ahora, recordando las viejas épocas en que según la leyenda Gendarmes y Carabineros iban corriendo los mojones de frontera, peleando casi como en el TEG por la soberanía nacional, Carrió avisa que elímite moral se corrió de forma bastante extraña: puede cerrar con el PRO a nivel nacional, pero de ninguna manera a nivel de la Ciudad de Buenos Aires (dos dias después de haberle votado el presupuesto). Eso dicen acá y acá. El tema de que mueva el mojón todos los días, ya está asumido, habiendo creado algo así como la moral flotante (porque si hay una modernidad líquida...). Pero ahora redobla la apuesta en su capacidad de asombrarnos y nos habla de "acordar a nivel nacional pero no en la ciudad de Buenos Aires. Ese acuerdo lo tendrá que llevar a cabo con el mayor dirigente de partido Mauricio Macri, con quien se pondrá de acuerdo en lo general, digamos en el continente, pero no en lo particular, o sea en lo contenido. De este modo estaría desacreditando el pensamiento deductivo, pues niega que de lo general se puedan hacer afirmaciones particulares. Pero, guarda, esto no quiere significar un aval al pensamiento inductivo, donde a apartir de lo particular se pueden hacer aseveraciones de caracter general, porque el caso particular, PRO en la capital, le parece inmoral. ¿Entonces? Salvo que apele a una alternativa dialéctica (pero dudo que Mauricio quiera escuchar semejante explicación) Carrió deberá apelar otra vez a algún ángel, o aparición, o luz mala, o la borra del café, para justificar la alianza en ciernes. Pero tal vez esas sean justificaciones que nadie le pida, en esta cruzada contra los montruos de Goliadkin.

3 comentarios:

Néstor Sbariggi dijo...

Dotor: Ni luz mala ni aparición del fantasma de Alem. Carrió alienta un acuerdo con el PRO provincia antes de que se vayan con Felipe.
Por eso lo menciona a Adrián Pérez en la nota. De paso ella cierra un acuerdo en el territorio de Margarita que se anda llevando bien con el cobismo linea Gutierrez pero no con Katz.

Si no se entiendió no es mi culpa sino es que la realidad es compleja. Estoy trabajando en un flow-chart acerca de como apalancar en la propia interna con acuerdos afuera.

Un abrazo

MONA dijo...

Imposible pedirle coherencia a quien nunca la tuvo. Sus pretendidas visiones del futuro, le fallan, como cuando expresó en 2007, antes de las elecciones, que si ganaban CF seguramente ella tendría destino de cárcel... Bueno, ganó CF, y la verdad es que la estamos tolerando, pero más tarde o más temprano, espero que la juzguen por daños y perjuicios. Ella no puede decirt que NK es ladrón si no tiene las pruebas, tampoco puede compararlo con el gordo Valor, ni puede pedir que la presidenta se divorcie o enviude... Eso es muy sucio. La abanderada de la ética, o la reserva moral, como le dicen algunos no debería caer en esas bajezas ¿no? Ergo, de ética nada... pero nada de NADA.
Saludos. Y felices Fiestas!!!

Avallay dijo...

Nestor: si tal cual, un clásico ya resolver la interna disparando desde afuera. De acá al cierre de listas va a ser maravilloso. Mientras el PJ, guste o no, lo tiene mucho mas cerrado
Mona: efectivamente seguimos aguantando
Felicidades!!