viernes, mayo 23, 2008


Contando pobres

Y era una fija, digamos, que la cuestión del aumento o no de la cantidad de personas viviendo en situación de pobreza, iba a empezar a convertirse en tema de polémica (curiosamente los que aparecen en los medios refiriéndose al tema, nunca son las propias personas pobres, sino representantes varios). Obispos, políticos de la oposición, (de izquierda a derecha, porque todos son muy sensibles al tema), periodistas, especialistas en estadística, economistas, plomeros. El argumento central es: si hay mas inflación hay mas pobres. Este axioma presentado de este modo, es difícil de rebatir. Nadie tiene números serios ni exactos, la especulación ronda nada menos entre un techo del 30% de la población y un piso del 20%. Esta oscilación marcaría el fracaso o el éxito de las políticas de lucha contra la pobreza. El evidente aumento de la canasta básica de alimentos, desde hace al menos un año, marca que evidentemente tuvo que existir un impacto negativo, por ejemplo en quienes cobran un subsidio, cuyo monto permanece congelado, alrededor de los $180.- mas alguna changa que conseguía. De eso no puede haber duda, y tiene que ver con lo que se dijo desde la Iglesia: mas gente va a a pedir comida. Ahora bien, lo que tiene menos cimiento es que las personas en situación de pobreza (y no "los pobres" o sea "los cosos esos"), se cuenten como la cantidad de limones que se cayeron del camión de la autopista 25 de mayo. Hace unas semanas el programa "Neurona mas neurona menos", ponía a la izquierda de la pantalla, señora, un contador que nos informaba de la cantidad de nuevos pobres que había en el país, en base vaya a saber uno que indicador. Lo cuestionable entonces es creer que la pobreza es un fenómeno vinculado exclusivamente al precio de la canasta básica de alimentos; se trata de un proceso mucho mas complicado e incluso mucho mas trágico ¿si mañana el kilo de nalga baja a $8 estamos salvados? deja de haber pobres?. Desde hace 15 años los analistas no se ponen de acuerdo en cual es el indicador mas eficiente para medir la situación de pobreza: línea de ingresos, NBI (Necesidades básicas insatisfechas), IDH (Indice de Desarrollo Humano), índice de desempleo, pobreza subjetiva, entre unos cuantos mas. De modo que la variación de preciso, que desde luego impacta en la vida de las personas con bajos o nulos ingresos (por si alguno me corre con esa), no es la única configuración sobre el mapa de la pobreza: hay procesos de larga data, prácticas, tipos de relaciones con el Estado y con el conjunto de la sociedad, que marcan las situaciones de exclusión, que debería ser el modo de mirar la situación. Un trabajo que ayuda a ver la complejidad es estos, de CEPAL. Esto si hay ganas de tomarse la cosa en serio. Ahora si es para el acto del domingo...

4 comentarios:

Dany dijo...

Dotorrrrrrrrr….. ¡ cuánta razón tiene ! Contar pobres como si fueran limones es una ofensa a la sociedad misma. Intelectualmente estoy demasiado lejos de muchos “seres pensantes”, políticos, obispos, filósofos, periodistas, estadistas, etc. Pero le juro que me doy cuenta de que el problema es mucho más profundo y grave que decir “1.7% de inflación = 1.7 % más de pobres”.

¿ Nadie se da cuenta de que en toda Latinoamérica la pobreza es un drama social estructural que se tejió por largas décadas?

A la pobreza la tejieron los militares, la oligarquía, la sociedad rural, la clase media, los empresarios, y los liberales como si fuera su principal objetivo. Pusieron lo suyo los radicales, los peronistas, la Iglesia y las sociedades intermedias, con algunas luces y sombras.

La tejieron desde la ineptitud, la falta de coraje, la siembra del odio y la impunidad ( que instalaron siempre los militares usurpadores de la democracia y sus cómplices oligarcas que hoy siguen pululando ), la corrupción ( que hay que decirlo con todas las letras: la hicieron crónica los militares en sus respectivos corruptos e ilegales gobiernos... la hicieron parte de todas las estructuras de las empresas del estado, del estado mismo, de los empresarios y banqueros ).

No sólo construyeron ladrillo a ladrillo una proporción importante de pobres, sino que crearon una sub-cultura siempre ajena a toda posibilidad de integrarse al maravilloso mundo del conocimiento, del trabajo, del progreso social, del confort, del disfrute de nuestra cultura.

Y peronistas, radicales, iglesia y sociedades intermedias ( en sus versiones progresistas, o no ) nunca tuvieron los huevos necesarios para poner a la mejor gente a trabajar en el tema… Porque tienen mejor gente, pero no la dejan llegar....

Seguiré creyendo siempre en la democracia. Siento que hay ahora una buena base macro para empezar a vencer este flagelo, pero pongan por favor a la gente que se juegue a luchar.
A LOS POBRES LES ESTAMOS DANDO ALGUNOS PLANES SOCIALES, ALGUNAS IDEAS DE EMRENDIMIENTOS LABORALES, ALGO DE ROPA, ALIMENTOS JUGUETES Y REMEDIOS, CUMBIA, ALCOHOL Y DROGA EN LA MISMA PROPORCIÓN.

Por cada pobre, un limón…
HACE FALTA MÁS. MUCHO, PERO MUCHO MÁS.

Rob Rufino dijo...

El que generó la noticia fue Bergoglio. Su método de medición (basado en sensaciones) me resulta tan divertido como los sermones del martir Peperino Pómolo.

Así estamos.

Rob Rufino
Rosario - Argentina
Catanpeist

Dany dijo...

Te das cuenta Rob Rufino? Vos también minimizás el problema, el ¡grave problema! de la pobreza enquistada en nuestra sociedad. Quizás por un lado te falte información, no fue Bergoglio quien habló, sino Casaretto.

Bergoglio: un profundo teólogo, filósofo, cero mediático, cero sensacionalista. Una de las "luces" de las que hablo en mi comentario anterior. Leé un poco algo de sus escritos, de sus homilías, de sus escasas y prudentes declaraciones a los medios.
Reitero ideas: no es sólo un problema monetario, economicista,de si me gusta o no me gusta la cara de tal o cual, sino de decisiones culturales que impliquen un compromiso de todas las áreas que pueden conformar a la sociedad.

Avallay dijo...

Dany: excelente el primero. Hoy me enteré que el actod e Rosario es porque están muy preocupados por los trenes...
Rob Rufino: ucomo decía el filósofo Roberto Sánchez, un mundo de sensaciones
Salutti, gracias por las visitas