martes, abril 24, 2007


Periodistas todo terreno
Se sabe que la tarea de obtener y transmitir información a las masas es ardua y riesgosa. En Francia para las elecciones del domingo pasado esta tarea no encontró límites y así nos hace saber La Nación del sábado. Debaje de la foto que aquí mostramos el diario de los Mitre nos aclaró: "Rodeado de periodistas, Sarkozy se mostró a caballo". Llama la atención de la gente de prensa que puede verse en la foto según el diario, que estuvieran mas preocupados en la pastura que en hacer alguna pregunta. Y sobre este aspecto lo único que dijeron fue, previsiblemente, mu.

martes, abril 17, 2007

¿Cuando fue la última vez que te reiste
de un chiste de Nik? Sobre preferencias humorísticas no hay estandares ¿no? Pero este muchacho presentado por La Nación, como la revelación del nuevo humor, no parece hacer otra cosa que, o bien adherirse incondicionalmente a la linea editorial del diario, o bien repetir hasta el cansancio su "foto que habla" y los chiste obvios de oficina, que hasta se me ocurren a mi. Los del interior del diario o los del final de la revista Noticias, no son mas que reproducir la ideología del diario, con mensajes moralistas aproximadamente del siglo XIX. Antes "jugaba" con los afiches de las películas, algo que hacía Landrú, y bastante mejor, en la década del '50!!!! Cuando uno ya se sabe antes de leerlo, no solo el remate del chiste sino toda la estructura, me parece que estamos en problemas no? Sin contar los chistes donde toma a las maestras como viejas locas, ridículas, ignorantes e insoportables, dando una gran contribución al tema educativo. Y por supuesto todos los chistes de políticos o tienen que ver con la corrupcion o con las ambiciones. A ver si nos esforzamos un poquito y antes de pensar en el lector de La Nación, pensamos un poco en el humor y nos reimos un rato...

miércoles, abril 11, 2007


De la injusticia, el dolor y los lemas
Asesinato de Carlos Fuentealba, ¿cúanto queda por decir? No mucho, los hechos son los hechos. Ahora vendrán las diferentes concecuencias de esos hechos, pero el Estado carga con otro muerto en democracia. Pero entonces surgen los análisis mas retorcidos para, no explicar lo que pasó, sino para tratar de inculpar según las necesidades. Y de paso para algunos recordar, que con no se con cuantos muertos en democracia (dos personas en la puerta del Villa Martelli con el levantamiento de Seineldin, otros apalsatos por un tanque en la panamericana, estallido social del '89 con 14 muertos, Anibal Verón, Victor Choque, Teresa Rodriguez, General Mosconi, el puente de Corrientes, diciembre del 2001, Kosteki y Santillán). la redistribución del ingreso no es presisamente un problema de estadísticas. Sin embargo, parece que el problema no es la conflictividad que desatan las políticas económicas o las imposiciones de ciertas corporaciones, sino que los argentinos sostendremos una democracia desde hace 24 años, pero seguimos siendo autoritarios (especialmente el movimiento social) según nos ilustra un politólogo serio que no se mezcla con ese mundillo.
Pero además nos inunda también la fascinación por los lemas, y un periodista lanzó lo de a un maestro no se le pega. Y muchos lo hacen correr y te llegan 8 mail con el artículo. Está bien, ¿no? es una forma de solidaridad. Pero que no se le pega a un maestro implica que si se les puede pegar a otros, digamos metalúrgicos, zapateros, portuarios, piqueteros?. No quizo decir eso, seguro, pero un buen conjunto de la opinión pública puede pensar que es así, que no es lo mismo, que hay gente respetable y gente que se la busca o anda siempre en quilombos. Ojalá la historia de Fuentealba, alimente la reflexión y no sólo la multiplicación de lemas.

martes, abril 03, 2007


Vienen visitas
Para aprovechar la ganas de discutir, o al menos de preguntar, la Carrera de Sociología de la UBA promete para este año la visita de Inmanuel Wallerstein. Sin dudas de lo mejor en discusiones sobre la política actual. Acá pueden leer un breve reportaje con un aun mas breve comentario sobre la Argentina. Haciendo fila desde ahora, que seguro no va a hablar en una cancha.