martes, diciembre 19, 2006


Para ser un buen presidente
Se sabe, el artículo 76 de la Constitución Nacional establece las condiciones para ser presidente de la Nación. Respecto a las capacidades del ciudadano en cuestión (en 1853 ni se les pasó por al cabeza que fuera una ciudadana) solo se pide idoneidad. Pero quien mas quien menos tiene su modelito de presidente ideal. Cercano, formal, carismático, ejecutivo, abierto, disciplinado, etc. A K le endilgan varios que no sea un intelectual. Por ejemplo en esta columna de opinión de La Nación, se le critica que no tenga la altura de estadista de Ricardo Lagos (si, Chile otra vez). Entre el debe de K figura, respecto de Lagos, que "Sus pergaminos académicos e intelectuales no los tendrá nunca". Kirchner no es un intelectual; pero tampoco es carpintero, ni jardinero, ni estibador portuario. La nota, extrañamente, le reconoce algunas virtudes, pero deja planteado este punto ¿Es así? ¿Si es un intelectual es un presidente un poco mejor aunque sea? Mi médico me contó hace un tiempo, que Miterrand tenía programas televisivos de literatura. Muy lindo ¿y? Bueno la pregunta es de buena onda ¿taría bueno que el pingüino se de unas charlas sobre Prost, mire películas de Wody Allen, escuche jazz, se compre obras de Kuitca y comience a fumar pipa, como corresponde?

2 comentarios:

G.F. dijo...

De La Rua era catedrático de la UBA, escribió articulos y libros de derecho procesal... y? Prefiero a K que siga sin ser intelectual... gracias igual. Abrazo y feliz año. Gonzalo.-

Avallay dijo...

Si bueno, justamente un buen caso. Pienso igual, pero doy la posibildiad de que me convenzan de lo contrario. gracias, feliz año ya empezado